Los Planetas en Momentos Alhambra en Flamenco, cuando el indie se encuentra con las soleás

Por Lorena Papí Rodes

Casa Patas, la conocida como “catedral del flamenco” de Madrid, acogerá los próximos días 28 y 29 de noviembre una actuación muy especial, en el marco de Momentos Alhambra en Flamenco. Los Planetas, una de las bandas más importantes de la historia musical española, llenarán este templo de culto al género andaluz con sus envolventes sonidos planetarios y su alma flamenca.

Es esa que llevan alimentando durante los últimos diez años con una búsqueda incansable de nuevos sonidos, basándose en un género tan antiguo como abierto a lo contemporáneo, como es el flamenco. Como demuestran ellos, pero también otros músicos como Niño de Elche, protagonista asimismo de estos encuentros mágicos envueltos con el sabor de Cervezas Alhambra.

Otros granadinos, la banda liderada por J. que, como los maestros cerveceros de Cervezas Alhambra, saben poner en valor la tradición. Llevársela a su terreno y hacerla suya, gracias a una mirada inquieta y curiosa, a una nueva lectura de un arte puro con la que consiguen nuevos tonos y matices.

Cervezas Alhambra y Los Planetas comparten una misma fórmula del éxito: estructura clásica, resultado único. Esencia tradicional, mirada vanguardista. Una comunión que ha dado lugar a esta nueva cita con Momentos Alhambra Música y Los Planetas. Y reunidos en un espacio que es, al tiempo, un homenaje a Andalucía y su patrimonio cultural.

¿Indie o Flamenco?

Casa Patas es un templo de culto al arte puro y tradicional que nació en Andalucía. Una clásica taberna andaluza que brinda la oportunidad de acercarse a este arte a todo aquel que quiera descubrirlo, como hacen Los Planetas en sus últimos trabajos. Por el escenario de Casa Patas ha pasado lo más granado y representativo del género.

El lugar respira arte, folklore. Retumban sobre las tablas los taconeos y las palmas y resuenan voces clásicas como las de Estrella Morente. Un espacio en el que Los Planetas encajan a la perfección, gracias a su última etapa musical; su último viaje de ida y vuelta al sol por su particular universo.

Los planetas concierto cordoba

Pese a ser llevar la etiqueta de “referente del pop español”, Los Planetas han buceado en los orígenes musicales de la tierra que les vio nacer, para hacer del flamenco su nueva forma de expresarse musicalmente.

Lo que ellos ofrecen, es una maridaje perfecto entre ambos géneros, el pop-rock indie que les caracteriza y el flamenco; una construcción musical que se alimenta tanto de la potencia y de la distorsión como de la estructura clásica del cante popular y de su melodía. Un microcosmos muy alejado de la que fuera su zona de confort, y en el que, efectivamente, la magia ocurre.

Es flamenco, llevado al terreno de Los Planetas. Temas con alma tradicional y el inconfundible sello —esos sonidos potentes y envolventes, esas letras crudas pero bellas— de la banda. Fandangos, seguidillas y soleás envueltos en esa atmósfera tan especial que crea este grupo en cada canción, en cada actuación en directo. Una mirada nueva sobre historias clásicas, que forman parte del folklore granadino.

Son esos sonidos, esas canciones como Si estaba loco por ti o Señora de las alturas (y varios discos) con los que han experimentado un nuevo viraje musical, recuperando parte del folklore granaíno. De ese arte que es patrimonio cultural de Andalucía. Pero también, uno de esos tesoros inmateriales de la humanidad.

En directo, Los Planetas saben cómo ganarse a su público. Y no le tienen miedo a ningún formato, como están demostrando en su actual gira Una semana en el motor de un autobús para quinteto de cuerda y piano, con la que celebran el XX aniversario de un ya de por sí redondo y perfecto trabajo de estudio, llevándolo a otro nivel: sin percusión, sin distorsión. Con la calidez y la intimidad de una orquesta de cuerda (como la Orquesta Ciudad de Granada, en su actuación en el Auditorio Manuel de Falla, el pasado septiembre).

Y con el quinteto de cuerda Cosmotrío, que llenó con sus íntimos y dulces sonidos la inmensidad del Palau de la Música de Valencia, durante su concierto especial en el marco del Festival Deleste después de hacer lo propio en L’Auditori de Barcelona. Acariciados esos ya clásicos temas (Desde Segundo Premio hasta La copa de Europa) por las teclas del piano de David Montañés y acompañados por un cercano J. y su inconfundible voz interpretando ese catártico álbum de principio a fin.

Verles y oírles en un ambiente tan íntimo como el de Casa Patas es una nueva oportunidad para disfrutar de su repertorio de una forma distinta. Porque nunca son los mismos. Porque nunca es lo de siempre, si se trata de un grupo con tanto afán por reinventarse como es el formado por J., Florent, Eric Jiménez, Julián Méndez y Banin Fraile.

El viraje de Los Planetas al universo flamenco

Los planetas cordoba concierto alhambraLo que llevan haciendo estos granadinos, desde que publicaran La leyenda del espacio en 2007 —toda una declaración de intenciones, homenajeando ya en el título a Camarón—  es un  ejercicio de fusión perfecta.

Entonces ya contaron con la colaboración de otro mítico granadino y un embajador del género, que también se abrió a la fusión con su proyecto Omega, Enrique Morente. El cantaor interpreta el sobrecogedor tema Tendrá que haber un camino con el que Los Planetas cierran este disco, su primer acercamiento al que sería su nueva etapa musical.

Ahora es la hija del desaparecido Enrique, Soleá Morente, la que aporta la dulzura y la raza de su voz a temas del último trabajo de Los Planetas (Zona temporalmente autónoma) como Una cruz a cuestas; una adaptación de los clásicos versos del fandango del cantaor sevillano Manuel Vallejo, que dio vida antes que ellos a esta desgarradora historia de desamor con la que, de nuevo, tocan el alma de sus fans.

El último trabajo del grupo granadino también suena a flamenco de raza. Y, al mismo tiempo, ni siquiera es necesario que J. empiece a cantar para reconocer en ese sonido el mismo que lleva más de 20 años poniendo banda sonora a las vidas de sus incondicionales seguidores. Basta que Eric golpee la batería para reencontrarse con esa cadencia tan suya. Esa base rítmica tan distintiva de la banda.

Basta un solo acorde de El espíritu olímpico —el single con el que se presentó el disco— para reconocer en él las melodías típicas del grupo. Pero cuando J. se arranca, llega la sorpresa: Gitana si me quisieras, yo te compraría en Granada la mejor cueva que hubiera no es sino el resultado del trabajo del cantante y compositor de la banda, sobre unos versos populares.

Los Planetas nunca dejan de desplazarse por su particular universo musical, pasando por el mismo tamiz de sonidos potentes y envolventes y crudas y bellas letras todos los géneros: desde el pop y el rock más indie hasta el propio flamenco.

Momentos Alhambra en Flamenco

momentos alhambra en flamenco

El ciclo musical En Flamenco lleva desde el pasado junio reuniendo a músicos con diferentes estilos, pero que comparten hilo conductor: el flamenco. Les une su pasión por él y Cervezas Alhambra, que  también participa de ese amor por lo tradicional, les reúne.

Y coincide con Carmen Linares, Estrella Morente, Arcángel, Rocío Márquez, Niño de Elche y Los Planetas en su filosofía: convertir lo tradicional en contemporáneo. Llevar lo de siempre a un nuevo estadio.

Crear, innovar, descubrir y reconvertir. Respetar las normas básicas del género, pero también,  reescribirlas. El flamenco es una de las artes que más fusiones, experimentaciones y lecturas es capaz de abrazar. Hay quien se niega a encorsetarlo. Quien lo quiere libre, alejado de los estrictos purismos. Quien ha hecho de la ortodoxia la mejor manera de homenajear a una forma musical tan clásica.

En Momentos Alhambra | Momentos Alhambra En Flamenco, conciertos al compás de la tradición con toques de reinterpretación

En Momentos Alhambra | Cervezas Alhambra y la música, una conexión que se escribe en pentagramas

Comparte con nosotros

Artículos Relacionados
Proyecto 10 sobre 10: la banda sonora a la primavera de tu vida

Proyecto 10 sobre 10: la banda sonora a la primavera de tu vida

26 abril, 2018
La capacidad evocadora de la música no tiene parangón. Unas pocas notas pueden llevarnos de viaje a los instantes que quedaron grabados a fuego en nuestra memoria y hacer que volvamos a recordar —entendiendo este verbo como marca su significado etimológico: volver a pasar por el corazón— la dulzura del primer amor, la alegría de un verano al sol o la intensidad de la adolescencia.