Granada Distrito sonoro: 13 conciertos para llevar la música a la calle

Por Lorena Papí Rodes

El mundo se torna mágico cuando nos detenemos a experimentarlo con todos nuestros sentidos, cuando nos paramos para sentir más. Más aún en primavera, cuando el sol se aletarga y el día se alarga, como los planes. Es el momento perfecto para tomar y sentir una ciudad como Granada; para maravillarse ante el lienzo rosa que conforman los almendros florecidos y embriagarse con su perfume.

Es justo lo que propone Cervezas Alhambra al invitarnos a “Parar más. Sentir Más”: que nos detengamos a saborear una  Alhambra Especial helada, por ejemplo, en un entorno que es un deleite para la vista, como el Paseo del Salón. Que nos paremos a escuchar con atención a qué suena Granada. Una filosofía que es parte responsable de una gran idea llamada Granada Distrito Sonoro y que llenará las calles de la ciudad de música en directo.

La iniciativa, una colaboración entre el ayuntamiento y Cervezas Alhambra, otra ilustre granadina, llevará a emblemáticos espacios públicos actuaciones de numerosos artistas; para que todos puedan sentir en cuerpo y alma la atmósfera casi cósmica que envuelve las canciones de Niños Mutantes y la fuerza de ese indie rock algo más solemne y oscuro de Trepàt.

Para que todos vibren al ritmo del shoegaze —ese subgénero del pop que explora las posibilidades de la distorsión y los sonidos más ruidosos— que caracteriza el sonido de Apartamentos Acapulco y se reconozcan en las aventuras de esos neo-trovadores indies que conforman Rey Chico, uno de los grupos más recientes en el panorama musical granadino. Para que todos puedan experimentar, sentir más la música gracias a la fuerza indescriptible del directo.

La música según Granada Distrito Sonoro

Apartamentos Acapulco, otra banda con sabor granadino

En Granada Distrito sonoro entienden que la música es (o debería ser) una fiesta en la que todos están invitados; por eso géneros tan opuestos —aunque también dispuestos a dejarse fusionar—, como el jazz y el flamenco, el swing, el indie pop-rock y la música clásica pueden hermanarse armónicamente en un mismo cartel.

Pero sobre todo creen en hacer de la experiencia del directo algo accesible para todos, que todos puedan pararse en plena calle a escuchar y a sentir la fuerza del sonido más sincero: el que los grupos ofrecen a los fans que se congregan para disfrutar de ellos. Con las propuestas del festival la Plaza del Carmen, centro neurálgico en el que se ubica el Ayuntamiento, el Paseo del Emperador Carlos V o los antiquísimos Jardines del Genil se dejarán envolver por sonidos actuales de todo tipo de estilos.

Granada Distrito Sonoro es más que música en directo; es una vivencia especial, una lección de historia de la música contemporánea granadina. Si te paras a escuchar detenidamente, sentirás la esencia de la ciudad en todos esos grupos que nacieron musicalmente en ella; que pasearon por sus calles de local en local. Poco importa si es una big band de jazz o una orquesta sinfónica porque todos los estilos son bienvenidos en este ejercicio de eclecticismo musical.

Desde el concierto inaugural el 6 de abril con Eskorzo en el Paseo del Salón, entre jardines históricos y a la orilla del río Genil hasta el broche final de Niños Mutantes en esta misma emblemática ubicación, el 30 de junio, la histórica ciudad acogerá trece conciertos que forman un conjunto especialmente diverso. Pero con un hilo conductor: todos son músicos autóctonos. Y el festival, una oportunidad para oír en directo a un buen puñado de artistas locales. Ellos son la prueba de que Granada es música. Y más aún si hablamos del género indie y del flamenco.

Cada uno entiende este arte a su manera: a los de Harakiri Beach les gusta combinar el pop con sonidos electrónicos y bailables. Trepàt reinterpreta las melodías pop con sonidos mucho más oscuros, introspectivos. Napoléon Solo coquetea con guitarras psicodélicas y letras bellas pero tristes en su trabajo más reciente (Máximo Ferrer Ruiz). Y en Sölar pasan el concepto “alternativo” por el tamiz del rock y el metal más consistente.

Granada, templo de la música

“Ilusion sueño y emoción
fango y noche sobre Nueva York
un caiman vuela y tapa el sol
a un poeta sobre Nueva York”

FGL, Niños Mutantes

Hace ya más de 20 años que el grupo musical granadino más célebre, Los Planetas, puso la primera piedra. Cada nuevo grupo que ha surgido, Lori Meyers, Niños Mutantes, Neuman, 091, Lagartija Nick o Grupo de Expertos Solynieve, ha contribuido con su propio estilo hasta hacer de Granada un auténtico templo del indie. Granada Distrito sonoro es un homenaje a esta prolífica generación de músicos que llevan en la sangre esa ciudad a la que ponen banda sonora con sabor alternativo.

Por eso también ellos la homenajean en ocasiones; hasta el espíritu de Lorca está presente en el ideario colectivo contemporáneo, como demuestran los Niños Mutantes al dedicarle su tema FGL a “un poeta sobre Nueva York”. Granada también está presente en los sonidos flamencos de Fausto Taranto, que juegan a “experimentar sin miedo” con ellos, dejando que el mestizaje siga su curso y produzca sus frutos, fusionando así sonidos puros y clásicos con su metal más potente.

Está incluso presente en los nombres de las bandas —los Apartamentos Acapulco siguen existiendo— y en las letras de sus canciones, como en la famosa ¿Qué puedo hacer? de Los Planetas en la que un atormentado Jota sigue yendo al Bar Amador solo por si ella aparece.

Niños Mutantes actuando en el Museo de Historia de Granada

El flamenco no podía dejar de estar presente en estas noches hechas para disfrutar de un clima benigno, la mejor música y el sabor de una Alhambra que marida tan bien con esos momentos de felicidad. Y es que la propia Granada es testimonio del nacimiento y evolución del cante jondo y del flamenco, cuya historia se ha escrito, taconeado, cantado, tocado y bailado, en tantos rincones de la ciudad.

David Heredia “El Marqués” aportará la raza y el alma flamenca para llenar de duende la noche del 5 de mayo en el Paseo de los tristes, en pleno Valle del Darro. Es, sin duda, uno de los espacios más populares de Granada; y más singulares: custodiado por el Albaicín y el palacio de La Alhambra, probablemente no haya un escenario mejor para dejarse embrujar por la noche flamenca de esta edición del Granada Distrito Sonoro.

Son trece citas. Trece fines de semana para sentir la fuerza de la música en vivo. Para dejarse hechizar por Granada, convertida en un gran escenario público para apoyar a sus músicos locales y regalar experiencias a todo aquel que quiera llenar sus plazas. Noches ideales para pasarlas al aire libre, disfrutando de los perfumes nocturnos, de la compañía de la luna, del sonido envolvente de la música, del talento de todos los artistas que ha dado y sigue dando esta ciudad.

Fotos | Pixabay/CC0 Creative CommonsFacebook/@apartamentosacapulcoFacebook/@nmutantes

En Momentos Alhambra | Granada: un paseo por las calles de una ciudad cargada de historia

En Momentos Alhambra | Flamenco fusión: las bandas que están reinterpretando el estilo con voz propia

Comparte con nosotros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados
Granada Distrito sonoro: 13 conciertos para llevar la música a la calle

Granada Distrito sonoro: 13 conciertos para llevar la música a la calle

5 abril, 2018
El mundo se torna mágico cuando nos detenemos a experimentarlo con todos nuestros sentidos, cuando nos paramos para sentir más. Más aún en primavera, cuando el sol se aletarga y el día se alarga, como los planes. Es el momento perfecto para tomar y sentir una ciudad como Granada; para maravillarse ante el lienzo rosa que conforman los almendros florecidos y embriagarse con su perfume.
En Flamenco

En Flamenco

14 junio, 2018
Cervezas Alhambra estrena Momentos Alhambra En Flamenco, un nuevo formato que va más allá de la experiencia musical ofreciendo un viaje a los matices y detalles de un género excepcional.
Música para sentir más o cuando las divas del jazz toman las Noches del Botánico

Música para sentir más o cuando las divas del jazz toman las Noches del Botánico

16 julio, 2018
Cuando probamos algo que nos encaja, que llena de paz, de tranquilidad y nos hace sentir plenos de felicidad, ese momento se convierte en una costumbre. Cuando encontramos un espacio que invita a desarrollar los sentidos, cerrar los ojos y disfrutar. Cuando se conjuga la brisa que anuncia las horas finales del día en el verano y lo que apetece es pararse a sentir la música.