Flamenco fusión: las bandas que están reinterpretando el estilo con voz propia

Por Lorena Papí Rodes

La fusión flamenca no margina géneros porque cree en una verdad: la música es universal. Desde Rocío Jurado, un nuevo concepto de la mujer folclórica, hasta Kiko Veneno y su rumba flamenca pop, pasando por el maestro Paco de Lucía, un maestro purista que también se abrió a la música brasileña.

Son muchos los artistas que a lo largo de los años han jugado a abrazar nuevas melodías sin perder su alma flamenca. Son variados los proyectos musicales que experimentan con esa fusión, como Omega el potente y sorprendente trabajo que unió a Enrique Morente y Lagartija Nick. Los discos que suponen todo un trabajo de investigación del cante tradicional, como Zona temporalmente autónoma de Los Planetas. Y los grupos como Canteca de Macao, Chambao, Ojos de Brujo o O’Funkillo que han sumado nuevos adeptos al género.

Todos estos ejemplos son la prueba de que las raíces musicales andaluzas más puras, las soleás y los fandangos, pueden maridar a la perfección con el pop y el rock. Que se puede democratizar el flamenco e incluso llevarlo a los escenarios de los festivales más punteros del país. Ha ocurrido este año en Sònar, donde se ha colado todo un flamenco y un artista del hip-hop como El Niño de Elche.

Porque hoy, ese género se atreve incluso con el rap, demostrando que tradición e innovación pueden formar un tándem armonioso también en lo musical.

Fuel Fandango: otra manera de bailar flamenco

Dúo Fuel FandangoLos caminos de un productor musical y dj —Alejandro Acosta— y una cantante cordobesa —Cristina Manjón, Nita— se cruzan y ocurre lo inesperado: el flamenco se abre a toda una colección de estilos bailables, modernos, de ritmos diametralmente opuestos a los que nos tienen acostumbrados sus artistas más representativos. Y al inglés.

El resultado se llama Fuel Fandango y es una de las propuestas más originales de fusión de tradición y modernidad. La copla y la electrónica conviven armoniosa y sorprendentemente en temas como Medina, que además homenajea a Estrella Morente. Con ellos, el flamenco llena la pista de baile de cuerpos que vibran a ritmo de melodías flamencas, como en Salvaje. Pero también con el soul de Acuérdate y su colaboración con DePedro.

Las cuerdas de Gaspar Claus & Pedro Soler

La guitarra de Pedro Soler suena a flamenco de raza, pese a que él no es andaluz, sino francés. Su talento le ha llevado a acompañar a los grandes de la música andaluza como Enrique Morente y su forma de entender al género, a unirse a artistas de jazz, como el contrabajista contrabajista —también francés con sangre española— Renaud García-Fons.

Sus cuerdas se han unido a las del violonchelo de su hijo Gaspar, un músico con una pasión especial a la hora de tocar. Un violonchelista increíblemente original capaz de hacer que su instrumento arranque por peteneras para acompañar a ese sonido puro de la guitarra flamenca artesanal.

Les une la sangre, la pasión por el género pero también una visión musical abierta en la que nada está dicho ya, como demostraron en su primer trabajo, Al viento. Nada está sentenciado en el flamenco, un género que puede absorber lo mejor de cada estilo y de cada instrumento.

Exquirla es lo que pasa cuando el flamenco conoce al rock

Exquirla

El mundo del flamenco fusión vivía hace solo unos meses la llegada de Para quienes aún viven, el primer álbum de estudio de otra maravillosa alquimia musical: los sonidos post-rock de Toundra y el inclasificable estilo de El Niño de Elche, otro amante del eclecticismo musical, con un concepto de fusión revolucionario, como resume a la perfección una canción como El Comunista. O el cartel del Festival Cruïlla del pasado año, en el que Exquirla se codeaba con Jamiroquai y The Prodigy.

La unión de estos artistas en Exquirla ha elevado el concepto de fusión flamenca a algo mucho más profundo, en el que cada género toma lo mejor del otro: la melodía tradicional sea apoya en la intensidad de la batería y de las guitarras rockeras. “Una intensidad musical increíble y una emoción que te deja sin respiración; un sonido que solo podría conseguirse combinando la esencia del rock y la pasión del flamenco”, dicen de este álbum en Superball Music, la discográfica detrás de él.

La factura sonora es muy similar a la de Omega, el impresionante ejercicio de fusión flamenco-rock que unió a Enrique Morente y Lagartija Nick; en el que, precisamente, también se homenajeaba a un artista tan distante de la música andaluza como Leonard Cohen con First We Take Manhattan y al maestro Lorca. Toda una comunión de artistas enamorados del arte de Granada.

Dellafuente: el cantar tradicional a ritmo de trap granadino

Pese a lo enrevesado de un tema como Consentía, es fácil identificar cada capa de géneros musicales, incluso siendo ese conjunto algo tan inédito. Dellafuente ha ido un paso más allá y se ha atrevido a pasar ese sentir de las letras del cantar flamenco por el tamiz del rap e incluso del reggaetón, con su sonido más trapero.

No hay guitarras, no hay palos y para los más puristas, tampoco flamenco. Pero él reniega del encorsetamiento.  Y es que su concepto y sus métodos son revolucionarios. Entiende la música como un libro en blanco, como un mundo de posibilidades infinitas.

Para este granadino, el flamenco es otro género con el que jugar, porque creen en la libertad de concebir su propio estilo y no deberse al purismo incluso .

Que su última gira —junto al rapero flamenco Maka— se llame Quejíos y Autotune es un movimiento de lo más acertado: la mejor forma de hacer entender al público con solo tres palabras cómo entienden ellos, los nuevos grupos de fusión flamenca, la música: una gran caja de Pandora que ya ha explotado, revelando enormes sorpresas.

Rocío Márquez: reinventando las bases del flamenco

Basta escuchar los primeros acordes del tema que abre su álbum Firmamento, El Primer Rayo De Luz, para entender lo que ha hecho la cantaora Rocío Márquez con sus músicos: no es simple fusión, es darle al flamenco y al cante jondo nuevos matices que lo hacen aún más bello, si cabe.

Ayuda su dulce voz andaluza, su sentir en el cantar, que recuerda al cante jondo más puro y a las copleras de toda la vida y que viaja armoniosa entre palmas y sonidos más propios del jazz; entre cuerda y viento. Y siempre manteniendo la raíz, la esencia. Sin perder de vista sus orígenes, su infancia musical en Huelva.

Andalucía aún tiene mucho que decir al mundo, más allá de ese flamenco que se ha internacionalizado. Más allá de esas bases que establecieron los grandes maestros, preparando el camino para que el género madurara, creciera y se hiciera grande.

Fotos | iStock/Brezina, Facebook/@fuelfandango, Facebook/@exquirla

En Momentos Alhambra | Cinco guitarristas jóvenes que están conquistando el flamenco contemporáneo

En Momentos Alhambra | Los rincones que narran la historia del flamenco en Granada

Comparte con nosotros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados
Las Noches del Botánico, la cita más especial del verano madrileño

Las Noches del Botánico, la cita más especial del verano madrileño

2 julio, 2018
La universidad es un bosque. Entre las facultades de Farmacia y Biología de la Universidad Complutense de Madrid se esconde un enclave frondoso y verde, con una acústica exquisita y una frescura ideal para las noches del verano. Se trata del Real Jardín Botánico de Alfonso XIII, también conocido como Jardín Botánico Complutense por su ubicación en Ciudad Universitaria, un espacio de investigación y reflexión sobre botánica cuya extensa avenida está salpicada por las especies más características de la zona del Mediterráneo.
Proyecto 10 sobre 10: la banda sonora a la primavera de tu vida

Proyecto 10 sobre 10: la banda sonora a la primavera de tu vida

26 abril, 2018
La capacidad evocadora de la música no tiene parangón. Unas pocas notas pueden llevarnos de viaje a los instantes que quedaron grabados a fuego en nuestra memoria y hacer que volvamos a recordar —entendiendo este verbo como marca su significado etimológico: volver a pasar por el corazón— la dulzura del primer amor, la alegría de un verano al sol o la intensidad de la adolescencia.
Distrito Sonoro Granada

Distrito Sonoro Granada

23 marzo, 2018
Granada Distrito Sonoro devuelve la música a las calles y plazas de la ciudad con 13 conciertos y más de 20 bandas de diferentes géneros musicales pero con una misma pasión.