Entre bulerías y soleares: el flamenco emergente late en las calles de Andalucía

Por Nerea Campos Godoy

Si el agua es la sangre de la tierra, como decía el poeta Edmundo de Ory, el flamenco es la hemoglobina que mantiene el torrente de las venas de Andalucía. Se dice que, a veces, las tradiciones quedan relegadas al olvido por el paso del tiempo; pero otras, alguien las mira con nuevos ojos y, sin previo aviso, de ese chispazo surge la magia.

Algo similar se respira últimamente en los conciertos de Cervezas Alhambra y en los tablaos andaluces: no son pocos los jóvenes talentos que empiezan a tomar el relevo de los más grandes autores flamencos que ha dado el país. Han recogido su extensa tradición para hacerla suya y mudarle los aires al ritmo de sus propios zapatazos.

Al igual que sucede con las artes plásticas, el flamenco vive ahora una época dorada gracias a todos los nuevos nombres que están saliendo a escena. Eso sí, si hay algo que los distinga de sus predecesores es el uso que hacen de las nuevas tecnologías, como la promoción de sus discos por plataformas de vídeos por internet o la grabación de las canciones con programas digitales de última generación. El fondo se mantiene, pero la forma arriesga y gana.

El cordobés Sergio de Lope se ha convertido en un flautista y saxofonista de referencia en una versión del flamenco que se armoniza con potentes composiciones de jazz. Su curiosidad y su pulsión autodidacta le llevan a esta fusión de géneros musicales, aunque se especializó en el saxofón en el Conservatorio Elemental de Música de su pueblo natal, Priego de Córdoba.

sergio de lope tocando la flauta traveseraA sus 32 años ha sido galardonado en numerosas ocasiones con premios como el de mejor Instrumentista Flamenco del festival de cante de las Minas en la Unión, con el que causó gran revuelo y sorpresa: por primera vez en mucho tiempo el premio lo obtenía un intérprete de flauta travesera.

El pasado año presentó su primer disco en solitario, A night in Utrera, donde da buena cuenta de sus dos géneros predilectos: el flamenco y el jazz. En esta propuesta orquesta una conversación entre las distintas músicas, sin perder la dualidad de la tradición y la actualidad que le caracterizan, a la misma vez que aporta un toque personalísimo.

Otra de las intérpretes de la nueva ola del cante, el baile y el toque es la jerezana Lela Soto “Sordera”, cuyo interés e inmersión en el flamenco le viene de familia. Su padre no es otro que Vicente Soto “Sordera”, cantaor de flamenco más reconocido por sus bulerías, y su madre es la bailaora Luisa Heredia. La herencia familiar la puso en contacto con la tradición flamenca, pero ella la trae de vuelta a su tiempo: las plataformas digitales le han permitido difundir su música y su arte por todos los rincones del país.

Gracias a esto, ha estado de gira por Estados Unidos con la Flamenco Society y se ha recorrido California al son de unas bulerías que bien recuerdan a Niña Pastori en sus inicios. Lela, a sus 25 años, va marcando el camino del cante del futuro, con el que dibuja la línea flamenca que ha heredado de su familia.

Fuera de Andalucía, pero con ella en las venas, está resonando una de las voces más potentes que ha dado el flamenco contemporáneo en los últimos tiempos. Se trata de Rosalía, una cantaora barcelonesa que a sus 23 años se ha convertido en una revelación del cante: sus quejíos nada tienen que envidiar a los de generaciones previas.

zapatos de flamencoLa catalana ya ha protagonizado varios ciclos de cante contemporáneo, como el Flamenco Joven ‘17, que tuvo lugar el pasado mes de septiembre en el centro Conde Duque de Madrid. No hay duda de que su talento, unido a una libertad rayana en la insolencia, la ha librado del lado más estático de la tradición: Rosalía es un estilo único en sí misma; se atreve a mezclar el cante con sonidos electrónicos y experimentales.

La valentía y la osadía de Rosalía quedan plasmadas en su disco Los Ángeles (2017), cuya canción De plata ejemplifica a la perfección esa fusión entre belleza, atrevimiento y sonidos tan claros como cristales en su voz. En este disco ha contado con la producción de Raül Refree, quien ha trabajado con otros jóvenes como ella en otras ocasiones –en algunas ocasiones incluso como instrumentista–.

La ambición y el atrevimiento de todos estos jóvenes no se desconjuga de su talento. Se están abriendo paso en los escenarios para labrarse una carrera artística que ya está ocurriendo, pero su visibilidad –y la de otros como ellos– sigue siendo muy importante para que sus dones puedan ser admirados por un público lo más amplio posible, pues no hay un arte que se pueda vivir con tantos sentidos a la vez.

Imágenes | UnsplashFestival del Cante de las Minas, iStock

En Momentos Alhambra | Así fue el concierto de Los Planetas de la mano de Momentos Alhambra Música

En Momentos Alhambra | Los conciertos acústicos de Qué Tendrá Granada, la nueva iniciativa de Cervezas Alhambra

Comparte con nosotros

Artículos Relacionados
Granada Distrito sonoro: 13 conciertos para llevar la música a la calle

Granada Distrito sonoro: 13 conciertos para llevar la música a la calle

5 abril, 2018
El mundo se torna mágico cuando nos detenemos a experimentarlo con todos nuestros sentidos, cuando nos paramos para sentir más. Más aún en primavera, cuando el sol se aletarga y el día se alarga, como los planes. Es el momento perfecto para tomar y sentir una ciudad como Granada; para maravillarse ante el lienzo rosa que conforman los almendros florecidos y embriagarse con su perfume.
Momentos Alhambra Música en Madrid, conciertos en los que sentir cada matiz

Momentos Alhambra Música en Madrid, conciertos en los que sentir cada matiz

3 septiembre, 2018
La búsqueda de la inspiración y de aquello que nos mueve es una marea que a veces juega a nuestro favor y otras se convierte en una espera agridulce. Si los vientos nos son favorables, el momento en el que descubrimos esa música que nos toca, que nos mece y que nos da respuestas, se transforma en una emoción de difícil descripción, como el sabor de las Cervezas Alhambra.