Cuando Ourense encontró a Houston: sencillez y emoción en Marem Ladson

Por Cervezas Alhambra

No acabamos de acostumbrarnos a la nueva y brillante escena de talentos que, con menos de 25 años, han sacudido el panorama musical español, cuando surgen nuevos artistas sin prejuicios ni etiquetas dispuestos a avanzar a través de la fusión de estilos.

Es el caso de Marem Ladson (Ourense, 1997), la cantante y compositora que desde hace pocas semanas está dando mucho de que hablar gracias a la canción Otras alas, en la que acompaña a Natalia Lacunza (finalista del programa de televisión Operación Triunfo). Pero lo cierto es que su historia como artista de cara al público se remonta un par de años atrás.

Fue en 2017 cuando dejó boqueabierto a muchos con su primer single, All my Storms, un tema de ritmo a medio tiempo delicado pero vibrante, en el que se mezclan géneros como el pop, el soul, el folk o la música electrónica. Este sería el primer adelanto de su disco debut, «Marem Ladson» (Mont Ventoux, 2018), compuesto por 11 canciones creadas por la propia artista durante su infancia y juventud.

A lo largo de todo el año pasado, pudimos ver a Ladson en algunos de los festivales más prestigiosos de nuestro país (como el DCODE, en el que ganó el concurso de bandas), además de junto a otras bandas y artistas de su generación, demostrando un talento desbordante y una personalidad artística única, fruto de su amor por la música y de la influencia de artistas como Fiona Apple, Bob Dylan o Joni Mitchell, como ha asegurado en algunas entrevistas.

Criada entre dos tierras

Ladson nació en Oursense hace 22 años. Hija de madre gallega y padre estadounidense, la joven pasaba los veranos en Estados Unidos con la familia paterna hasta que, con 15, se mudó una pequeña temporada a Houston. Su vis musical latente tomó forma en Madrid, donde llegó hace pocos años a estudiar y exprimir las posibilidades que la capital española puede ofrecer al talento emergente. Y vaya si lo logró.

Tras su año de debut, la cantante ha decidido dar un poco más en su nueva canción, Nothing Really Matters, en la que mezcla por primera vez sus dos lenguas nativas, el castellano y el ingles, para interpretar una canción más electrónica con una cuidada producción y un videoclip a la altura grabado por Nico Pampín.

Un futuro brillante

Marem Ladson es una de esas artistas que no se ata a ninguna etiqueta. A qué sonará su futuro próximo disco (que gran parte de la crítica especializada está esperando) es toda una incógnita, pero tiene muchas posibilidades de convertirse en una de las grandes voces de una potente generación. Por ahora recomendamos seguirle la pista en alguno de los muchos conciertos que la gallega está ofreciendo en toda la península. Seguro que no defrauda.

Comparte con nosotros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados
Los mundos de Martirio y Raúl Rodríguez: un escenario henchido de arte

Los mundos de Martirio y Raúl Rodríguez: un escenario henchido de arte

21 junio, 2019
Acompañar a Martirio es un privilegio al que muchos aspiran y solo unos cuantos pueden acercarse. Es, de hecho, un lazo que únicamente talentos contados han podido estrechar. Y, de ellos, Raúl Rodríguez es con certeza el que con mayor pericia y sintonía lo ha hecho. Acaso porque aquello que le une a la artista, ese lazo, es lazo de sangre. Madre e hijo llevan actuando juntos desde 1994 y hoy se vuelven a reunir en este concierto para homenajear a la figura eterna de Chavela Vargas.
Música para sentir más o cuando las divas del jazz toman las Noches del Botánico

Música para sentir más o cuando las divas del jazz toman las Noches del Botánico

16 julio, 2018
Cuando probamos algo que nos encaja, que llena de paz, de tranquilidad y nos hace sentir plenos de felicidad, ese momento se convierte en una costumbre. Cuando encontramos un espacio que invita a desarrollar los sentidos, cerrar los ojos y disfrutar. Cuando se conjuga la brisa que anuncia las horas finales del día en el verano y lo que apetece es pararse a sentir la música.
Los Hermanos Cubero, o cómo dibujar la tristeza (y también la alegría)

Los Hermanos Cubero, o cómo dibujar la tristeza (y también la alegría)

24 junio, 2019
Hay tantas excusas como queramos imaginar: “no suena habitualmente en la radio”, “no la conozco”, “me suena antigua…”, pero lo cierto es que la música popular, el folk, esos sonidos que, durante siglos, han empapado de música las calles y plazas de nuestras ciudades, es un género hoy para irreductibles que no se dejan llevar por modas, para paladares musicales con criterio propio, para exploradores de experiencias originales, sin descafeinar, auténticas.