Cinco canciones para dejarse llevar, parar más y sentir más

Por Eva Gracia

Cuando no sabemos qué decir, ponemos música. Porque las canciones logran expresar lo que nosotros no acertamos a poner en palabras. Porque un corazón encogido se destensa cuando una melodía le habla directamente. Porque, a veces, no único que necesitamos es cerrar los ojos, poner nuestra música y dejarnos llevar por el sentido del oído.

Cada uno, a lo largo de la vida, va construyendo su banda sonora personal. Esa compuesta de temas tan dispares como importantes para nuestras historias. Las canciones nos llevan de viaje por los recuerdos, por las sensaciones. Nos impulsan a relajarnos, a detener el tiempo y dedicarlo a algo tan placentero como sencillo: escuchar nuestra música.

Y hay canciones que acompañan con mayor sintonía los momentos de calma y quietud. Son temas para escuchar con atención, para Parar más, Sentir más. Canciones como estas.

La Copa de Europa, Los Planetas

La discografía de Los Planetas es, en sí misma, una llamada a escuchar con atención —y, en muchas ocasiones, a cantar con alegría y energía—. Pero hay canciones que nos invitan especialmente a dejarnos llevar, a dejarnos seducir por las melodías, por las letras que tan bien saben captar cómo nos sentimos y lo que pensamos.

Los planetas cordoba concierto alhambra

En el mar de canciones que componen la amplia discografía de esta banda granadina, hay una que brilla con intensidad: ‘La Copa de Europa’. No es una canción al uso, pues dura más de 9 minutos, pero es un tema que nos atrapa.

Cómo no dejarse seducir por esos violines que suenan en toda la canción y que se combinan con golpes de batería. Cómo no identificarse con su letra. Cómo no rendirse, una vez más al saber hacer de Los Planetas.

Cuando suenen los últimos acordes de esta canción, ‘Línea 1’ —con otros violines erizándonos la piel— es un tema perfecto para seguir dejándose llevar por la magia de este grupo. En general, el disco ‘Una semana en el motor de un autobús’, que este año celebra las dos décadas de su publicación, tiene una canción para cada momento de nuestra vida.

Vámonos, Tachenko

canciones para parar más sentir más

El grupo zaragozano Tachenko lleva más de 15 años de trayectoria. Una trayectoria tranquila, sin estridencias, como su música. Letras sugerentes, metáforas muy bien encajadas, guitarras suaves… Todos los rasgos de su música se potencian especialmente en ‘Misterios de la Canción Ligera’, un álbum que lanzaron en 2017 y que se compone de versiones acústicas de sus propias canciones.

El disco todo un placer sonoro y la canción ‘Vámonos’, el máximo exponente de esa armoniosa tranquilidad. Un tema perfecto para escuchar al tiempo que se abre y disfruta de una Alhambra Especial, la cerveza capaz de transformar los momentos más sencillos en momentos únicos. Como las canciones de Tachenko: da igual si se disfrutan con compañía o sin ella, pues son capaces de redondear y acompañar cualquier situación.

Tú que vienes a rondarme, Maria Arnal i Marcel Bagés

canciones para parar más sentir más

Una de las sensaciones musicales del año. Maria Arnal i Marcel Bagés son un dúo catalán que nos ha conquistado cada rincón del alma con su disco ’45 cerebros y un corazón’. El álbum combina canciones en catalán con otras en español, y todas resultan igual de enigmáticamente bellas para nuestro oído.

Nos quedamos con ‘Tú que vienes a rondarme’, tema elegido como mejor canción del año en los Premios de la Música Independiente de 2018. Una canción sugerente, con un ritmo constante y muy especial, que, con la voz de Maria, se convierte en un tema que nos atrapa.

Una canción que nos invita a escuchar sin prisa cada acorde y cada matiz de la voz de Maria, tan singular como el sabor de una Alhambra Reserva 1925.

Esta cerveza, elaborada con el lúpulo Saaz como elemento diferencial, guarda un suave amargor y un punto de dulzor. Igual que las bellas canciones de este dúo.

Te debo un baile, The New Raemon

El grupo Nueva Vulcano cantó originalmente esta canción. Pero la versión de The New Raemon, de corte más acústico, es una mano tendida a los bailes suaves, a la música cantada con delicadeza.

Te debo un baile y no una explicación’. El mantra perfecto para quienes buscan dejarse llevar, vivir con los cinco sentidos, en movimiento constante (y, también, tranquilo).

A mis brazos, Tulsa

La voz rasgada de Tulsa acaricia nuestra piel en cada palabra. Nos emociona. Nos relata, en cada compás, nuestra vida. Y lo hace con especial acierto en ‘A mis brazos’, un tema para escuchar de principio a fin con los ojos cerrados y, así, percibir cómo nos habla directamente al corazón. Esa sensación, la de notar cómo una melodía parece estar hecha para nosotros, es indescriptible. Igual que hay cervezas que no se pueden explicar; hay que sentirlas.

Imágenes | Facebook de Maria Arnal i Marcel Bagés, Tachenko. Cervezas Alhambra

En Momentos Alhambra | Cervezas Alhambra y la música, una conexión que se escribe en pentagramas

En Momentos Alhambra | Cuatro maneras de entender la fusión musical capaces de erizarnos la piel

Comparte con nosotros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados
Cuando Ourense encontró a Houston: sencillez y emoción en Marem Ladson

Cuando Ourense encontró a Houston: sencillez y emoción en Marem Ladson

21 agosto, 2019
No acabamos de acostumbrarnos a la nueva y brillante escena de talentos que, con menos de 25 años, han sacudido el panorama musical español, cuando surgen nuevos artistas sin prejuicios ni etiquetas dispuestos a avanzar a través de la fusión de estilos. Es el caso de Marem Ladson (Ourense, 1997), la cantante y compositora que desde hace pocas semanas está dando mucho de que hablar gracias a la canción Otras alas, en la que acompaña a Natalia Lacunza (finalista del programa de televisión Operación Triunfo). Pero lo cierto es que su historia como artista de cara al público se remonta un par de años atrás.
El día que el pop indie y el flamenco se juntaron, nació Fuerza Nueva

El día que el pop indie y el flamenco se juntaron, nació Fuerza Nueva

12 agosto, 2019
Todo el mundo que sienta pasión por el flamenco tiene una opinión sobre Paco Contreras (Elche, 1985), más conocido como El Niño de Elche. A lo largo de una carrera que ya supera una década de experiencia, el cantaor ha sabido romper con las tradiciones, los purismos y los géneros estancos para fluir por donde su quejío le ha querido llevar: de grabar mano a mano con el gran Refree hasta hacer una colaboración con C. Tangana. Todo vale para un artista sin complejos y sin pelos en la lengua.
Arreglá pero informal: el respeto de Martirio por la tradición y su audacia para transformarla en algo nuevo

Arreglá pero informal: el respeto de Martirio por la tradición y su audacia para transformarla en algo nuevo

1 julio, 2019
Martirio pasará a la Historia del flamenco y de la música por haber sido pionera y haberse abierto paso a su manera. Arreglá pero informal. Es su estilo, su manera de hacer las cosas. Con el máximo respeto por la técnica, el proceso, la tradición y sus referentes, pero con el poderío y la audacia suficientes para saltarse las reglas y crear algo nuevo a partir de todo lo aprehendido.