Vegetalia: somos lo que comemos, así que comamos rico y ecológico

Por Laura Elena Vivas

La armonía con el mundo como misión de negocio.

Fundar una empresa; para ganar dinero, sí, pero teniendo como objetivo generar procesos y productos desarrollados en equilibrio con el entorno; una empresa en la que, tanto trabajadores como clientes, participan de la cadena de consumo de su sociedad mientras viven en comunión con la naturaleza. Mejorándola. Ayudándola a evolucionar. Encontrando la simetría buscada.

En 1986, Salvador Sala fundó su sueño: producir alimentos que ayudaran a las personas a encontrar la armonía consigo mismas y con el universo. En una pequeña tienda de Castellcir comenzó elaborando y vendiendo tofu, seitán y tempeh, distribuyéndolos en comercios de alimentación natural.

Así se inició la historia de Vegetalia. Una historia que ha ido evolucionando sin perder nunca la misión con la que nació.

Produciendo en equilibrio

Con los años la empresa fue creciendo y la lista de productos también, pero siempre cuidando los procesos, del mismo modo que Cervezas Alhambra mima los suyos. Procesos realizados  despacio, sin conflictos con el entorno y comenzando desde la materia prima: los ingredientes empleados son de proximidad o generados por ellos mismos; obteniendo energía de placas solares y biomasa, empleando agua reciclada, huyendo de los aditivos químicos y de lo que no es natural.

tofu de vegetalia

De allí vienen las certificaciones que han reconocido la labor de Vegetalia a lo largo del tiempo, las que la han convertido en pionera en la elaboración de proteínas vegetales; como el tofu y el tempe hechos con la soja importada de Francia, o el seitán elaborado de forma artesanal… El empeño en producir de forma orgánica ha sido permanente, y quienes visitan su sede con las actividades que organizan pueden comprobarlo.

Una masía y una colina

Porque es importante ser coherente. Vivir de acuerdo a lo que se piensa, hacer y no solo pregonar, porque entonces se incurriría en la charlatanería. Afirmar tener un compromiso con el mundo en el que se vive y llevarlo más allá de la cadena de venta.

Esa pequeña tienda donde comenzó la historia, con los años pasó a ser una preciosa masía en la comarca del Moianés llamada Mas Monserrat, en plena campiña catalana. Un paraje natural de gran diversidad, donde el tiempo se olvida para respirar profundamente. Donde quien quiera pueda acudir a conocer lo que hace Vegetalia, a caminar descalzo por el campo, a ver cómo crecen los cultivos en sus huertos y a alimentarse bien, con sabores reales y formas imperfectas, esas sensaciones que da la tierra y que a veces no se encuentran.

Son más de 60 hectáreas, donde la flora y la fauna respiran armoniosamente con un punto geográfico culminante en el que la marca expresa de forma visible su esencia: la Colina de los Sentidos.

caminar sendero masia vegetalia

Vivir en equilibrio y tener la oportunidad de ver, oler, saborear, escuchar y sentir ese equilibrio. La Colina de los Sentidos o Turó dels Sentits es un espacio formado por plantas aromáticas, medicinales y culinarias al que se llega a través de un sendero que asciende en forma de espiral de Fermat para simbolizar la conexión con la naturaleza. En paralelo existe otro camino, uno para andar con los pies desnudos y sentir cómo la energía sube, formado con elementos naturales como piña, paja, arcillas, troncos y hojas.

Se trata de respirar recorridos, ver y mirar huertos, desayunar sabores sanos y aprender en talleres de cocina orgánica. No es ir a una fábrica a comprar los productos que elabora, es más bien conocer su razón de ser, el porqué de su existencia mientras se olvida un rato el ajetreo diario.

Recordar que venimos de la tierra y a ella volveremos, y por eso le debemos el tratarla bien. Porque es parte de nosotros, y en Vegetalia lo saben muy bien.

Fotos | iStock/Pokec, iStock/bhofac2, iStock/nito100

En Momentos Alhambra | Panod, la meca del pan artesano en Madrid

En Momentos Alhambra | Da Silva, un chocolate que canta para todos tus sentidos

Comparte con nosotros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados
Bares de tapas en Granada, un sabroso paseo por 7 locales

Bares de tapas en Granada, un sabroso paseo por 7 locales

12 diciembre, 2017
Cuando pronunciamos Granada, al golpe de esas tres sílabas se formulan en nuestra mente el Generalife, Sierra Nevada, la Alhambra y sus miradores. Pero si algo despierta nuestros sentidos incluso más que uno de sus atardeceres cálidos entre minaretes y colinas, son los sabores de sus tapas.