Una cena de Navidad diferente: sabores perfectos para maridar con cerveza

Por Laura Elena Vivas

Navidad. Época de hogar, de volver a la raíz. De reuniones con la familia, asignada y escogida, de abrazos entrañables, reencuentros felices y, por supuesto, de comidas que se transforman en sobremesas sin fin.

Todo forma parte de la fecha, las citas, los días de trasnochar y los estómagos llenos de viandas preparadas con cariño; las horas en la cocina cuando la cena es en casa y la recogida de después.

Las reuniones navideñas casi siempre ocurren alrededor de una mesa, y en se convierten en recuerdos grabados a fuego en nuestra memoria. En momentos que perduran, en momentos cuyo sabor no olvidaremos. Hacer ce esas veladas algo distinto, además de muy personal y familiar, es posible, por eso proponemos algunas ideas para hacer de esa jornada algo especial.

Cena de Navidad

Porque puedes darle a esa comida un toque diferente que haga que tus comensales la recuerden. Los platos, las bebidas, el maridaje. Una reunión anual merece ser pensada y planificada con cuidado y cariño. Puedes elegir las recetas pensando en tus invitados y sus preferencias, también puedes proponerles salir de lo de siempre y maridar lo que cocines con Cervezas Alhambra.

Porque maridar tiene su razón de ser. Maridar es combinar felizmente, es hacer que esos sabores que irán a la boca dentro de ella sepan aún mejor; es buscar y acertar, con ingredientes y cocciones.

Se marida por contraste o por afinidad, y no hay reglas estrictas: depende de lo que quieras destacar. De con qué quieras mimar a tu paladar.

Cerveza y recetas, cómo sacar lo mejor de ellas

Para los entrantes y el picoteo puedes seleccionar una Alhambra Especial, más ligera, una lager intensa y refrescante al mismo tiempo que bien puede ir con el toque ácido de una gilda de siempre para el aperitivo. O que se complementa a la perfección con el limón también refrescante de un ceviche de lubina y mariscos como entrante.

Cena de Navidad

Pero la Alhambra Especial, además, marida muy bien con un plato opuesto, un plato de sabor más denso al que la cerveza le dará ese equilibrio necesario en vuestras bocas como, de ahí nuestra propuesta: un pescado azul como el chicharro, con verduras, como preparó el chef Unai Camba en uno de los Momentos Alhambra Gastro; o una tarrina de foie sobre tostadas, y, si eres más atrevid@, una sopa de foie con gelatina de sauternes y frutos rojos, receta del chef.

Pero el recorrido sigue, porque viene nuestra cerveza icónica, la de la botella verde grabada, la Alhambra Reserva 1925, esa lager con cuerpo inspirada en la cerveza ámbar checa que tanto gusta.

Su amargor moderado y su ligero dulzor casan muy bien con los mariscos, esos clásicos langostinos que a todos nos encanta tomar cocidos simplemente en agua o con la misma cerveza, si quieres darle un toque original que llamará la atención de tus comensales; otra opción es una sopa de pescado, cocinada lentamente para obtener mucho sabor y bien calentita para paliar el frío del invierno. O unos mejillones en escabeche casero, esos platos especiados o picantes que sabrán aún mejor con esta cerveza.

Y no podemos terminar la lista de propuestas sin nuestra seductora de color intenso. La botella grabada color rojo oscuro que le da su nombre, la Alhambra Reserva Roja. Una cerveza hecha para tomar despacio, que no conviene consumir demasiado fría, con tantos matices que incluso puede sustituir al destilado de después de la cena.

Los guisos, esos guisos hechos sin prisas, con carnes y sabores intensos, armonizan perfectamente con el dulzor del cereal de esta cerveza y el amargor del lúpulo. Pero la personalidad de esta Alhambra Reserva Roja sorprende, porque también puede ser el acompañante perfecto de tu postre, por ejemplo, ese chocolate con más cacao que leche que combinará muy bien con el tueste de la bebida…

Quizás ya conocías sus posibilidades. Quizás has descubierto un mundo gustativo. Esperamos que tu cena de Navidad sea una aventura para los sentidos, un momento de Parar más, Sentir más.

Imágenes | Cervezas Alhambra, iStock 1, 2, 3.

En Momentos Alhambra | El sencillo y sabroso arte de tirar una cerveza: cómo hacerlo con la precisión de un maestro

En Momentos Alhambra | Siete quesos que maridan a la perfección con Alhambra Reserva Roja

Comparte con nosotros

Artículos Relacionados
El alma gastronómica tras las Noches Alhambra by Nacho Manzano

El alma gastronómica tras las Noches Alhambra by Nacho Manzano

7 noviembre, 2017
Y de repente, llegar a ese sitio al que se ha acudido con el simple propósito inicial de vivir un rato agradable sin más. Pasar un tiempo conociendo y reconociendo, y después, comprobar que todo ha cambiado, que aquello se ha convertido en la ocasión de escuchar a alguien que vive de su vocación, de ver la labor de unas manos acostumbradas a buscar, experimentar, descubrir con mayúsculas. De oler y saborear.
Un paseo por el Mercado Colón de Valencia, allí donde la historia y la gastronomía se dan la mano

Un paseo por el Mercado Colón de Valencia, allí donde la historia y la gastronomía se dan la mano

10 septiembre, 2018
Las grandes urbes como Valencia son seres vivos que respiran y evolucionan, al ritmo de sus gentes; de su manera de vivir, de pensar y sentir. Nunca dejan de madurar, ni su piel, de mutar. Pero ella, la ciudad levantina, avanza sin dejar atrás lo que fue, porque progresa poniendo en valor su pasado e integrándolo en su presente. El Mercado de Colón es un buen ejemplo de cómo Valencia crece al abrigo de su propia historia. Cuando se erigió, hace más de cien años, este gran edificio modernista  fue protagonista del primer ensanche que vivió la ciudad amurallada y llegó a ser su gran corazón comercial. Hoy sigue desempeñando un papel protagonista: el de su propia revolución y cambio de paradigma.
David López, un viaje de la cocina tradicional al sabor contemporáneo

David López, un viaje de la cocina tradicional al sabor contemporáneo

11 diciembre, 2017
Sentir la tierra que deja salir los frutos de sus entrañas al exterior y se abren a luz del sol. El crisol de ingredientes que provienen de cualquier rincón para juntarse en armonía a conversar. Vivir el estallido visual de colores, cantidades y texturas en una mirada rápida que hace que te detengas a observar. Pararte a captar cada detalle.