Un delicioso paseo por los mercados más apetecibles de Madrid

Por Nerea Campos Godoy

Las ciudades grandes son una fuente de oportunidades, largos paseos, actividad por todas partes y mucho por ver y visitar. Pero, en algunos momentos, necesitamos un pequeño cobijo para darle tregua al espíritu aventurero y que nuestro lado más hedonista tenga la oportunidad de disfrutar de rincones con encanto en los que descubrir la mejor comida y bebida de cada barrio.

En lugares como Madrid, donde bullen los planes y cada zona ofrece a sus habitantes y visitantes multitud de ellos, a veces buscamos refugios y no es una sorpresa poder encontrarlos. Para eso se han revitalizado los mercados gourmet de la ciudad, erigiéndose como ejemplo y abrigo de los buenos paladares de cada distrito.

Saborear tapas, probar nuevas comidas, constatar los sabores que siempre nos gustaron, experimentar con comida de otros países y lugares tan diferentes al nuestro y contar con la confianza que da saber que una Alhambra Reserva 1925 siempre podrá acompañar el camino, por muy lejos que nuestros propios pasos nos lleven.

Una ruta por los distintos mercados de la ciudad, donde los olores de las naranjas del día y las ollas que hacen chup chup se combinan y funden entre sí, mientras las Cervezas Alhambra se refrescan en las neveras de cada uno de los puestos que dan la bienvenida a cada uno de los sentidos. El sabor espera tras las puertas de estos históricos mercados gourmet.

El Mercado de San Fernando: el aperitivo se toma con ritmos de swing

Es bien conocido que en el Mercado de San Fernando los fines de semana son días de baile. Muy cerca de las antiguas Escuelas Pías, donde ahora se sitúa la UNED del céntrico barrio de Lavapiés, el swing se convierte en la música predilecta de un mercado en el que el aperitivo responde a los ritmos de este género musical, mientras los aprendices y no tan aprendices de este baile se sitúan en el centro del mercado.

Elegir un puesto y un taburete en el que sentarse, sumergirse en una conversación con los amigos y pedir cualquiera de las variedades de Cervezas Alhambra para hacer que se pare el tiempo. Es la auténtica manera de disfrutar de los mejores momentos del fin de semana en compañía.

La festividad del Mercado de la Cebada

La plaza de la Cebada, en el centro de la Latina, situada en el corazón toda la actividad cultural de un barrio que rezuma teatro, vida, paseos e historia por los cuatro costados, es conocida por sus propuestas culturales para jóvenes, pasando desde conciertos hasta partidos de baloncesto. Pero también cuenta con un mercado en su interior que hace las delicias de aquellos que hacen la compra en fin de semana y deciden pararse a disfrutar de la cocina de cada puesto.

Saborear la cocina de gran calidad que ha sido preparada con los ingredientes más frescos que llegan al mercado. Probar la cocina portuguesa afincada en la ciudad o conquistar la cocina ecológica con tapas elaboradas con productos artesanos. Volver a degustar los mejores platos tradicionales del país y perderse entre tortillas de patatas, morcillas y una Alhambra Reserva Roja, o quizá una Alhambra Reserva 1925, buscando esa combinación perfecta con cada sabor.

El mercado municipal de Vallehermoso

En el barrio de Chamberí se erige uno de los mercados gourmet más tradicionales de la zona. La calle de Vallehermoso se hace eco de la gastronomía más icónica hasta la más innovadora y propone sabores de intensidad para todas las papilas gustativas.

Cuenta con 62 puestos llenos de propuestas de todo tipo de cocinas. Desde la asiática, hasta la americana, pasando por la española, la experimental y los puestos más cercanos al street food y a los food trucks. El secreto de una unión tan perfecta llega de la mano de una cerveza que todos los paladares disfrutan: Cervezas Alhambra como vínculo de toda la gastronomía que allí se da cita.

Cortezo Yatai Market

Pasear por las calles de Tokio, Hong Kong o Bangkok es un sueño hecho realidad para los foodies que viven en Madrid o que visitan la ciudad en busca de nuevos retos gastronómicos.

Entre la Puerta del Sol y la plaza de Tirso de Molina, en la calle Cortezo, se esconde tras amplias puertas un mercado que trae a Madrid lo mejor de la cocina asiática. Un ambiente recogido, íntimo y, a la vez, lleno de propuestas tan distintas entre sí con un mismo margen de unión. El street food más auténtico recreado dentro de una de las calles más céntricas de la ciudad.

Los puestos de comida reciben el nombre de yatais, de los cuales el mercado cuenta con más de diez para que todo el mundo tenga la oportunidad de probar el mejor sabor de la comida asiática callejera.

Para que el picante no aminore la marcha, este mercado tiene dos barras desde las que poder pedir las mejores propuestas de Cervezas Alhambra. Es el perfecto maridaje entre la cocina asiática que cada vez tiene más presencia en la ciudad y el especial sabor de una cerveza con larga tradición.

Imágenes | Facebook Mercado de Vallehermoso

En Momentos Alhambra | Los secretos gastronómicos de Madrid

En Momentos Alhambra | Los libros del Mercado de San Fernando o cuando la cultura se camufla entre frutas y verduras

Comparte con nosotros

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados
Una creación inesperada, un resultado inolvidable: así es la nueva Alhambra Especial Radler

Una creación inesperada, un resultado inolvidable: así es la nueva Alhambra Especial Radler

8 agosto, 2019
La fusión inesperada es un potente motor de cambio, un generador de sorpresas, una pieza clave a la hora de crear resultados únicos y diferentes. Es el camino para explorar nuevas formas de hacer, la senda a recorrer para configurar una personalidad única. La fusión inesperada es el ingrediente secreto de la nueva Alhambra Especial Radler, una cerveza tan inolvidable como sorprendente.