Tradición, fusión y mucho arte: de ruta gastro por La Alameda de Sevilla

Por Laura Elena Vivas

Si algo tiene la ciudad de Sevilla, además del famoso color especial de la canción, es una marcada personalidad. Edificios monumentales a cada paso, buen clima casi todo el año y una forma de vivir que tiene mucho que ver con el disfrute. Una querencia por el buen rato y la mejor compañía, semejante a la Granada donde surgió Cervezas Alhambra, con sus barrios emblemáticos, su tapeo tradicional y el maravilloso monumento desde lo alto coloreando con sus vistas el paso del día e inspirando momentos e ideas, como la que tuvieron los fundadores de la casa cervecera al crearla.

vista de sevilla

Sí, la capital andaluza tiene una gran personalidad. Con barrios que parecen pequeños pueblos dentro de la urbe, donde lo que apetece es pasearlos sin parar, caminarlos sin necesidad de mudar de zona.

Es lo que tiene poseer rasgos distintivos. En Cervezas Alhambra cada una ha sido creada por los maestros cerveceros con una razón de ser, partiendo de un origen antiguo y reinterpretando esas recetas, otorgándoles el toque de la tierra que les da el carácter, los rasgos que te llevan a sentirlas en cada trago porque no las puedes explicar. En Sevilla, esa misma muestra de identidad la encontramos en la Alameda de Hércules.

Un trocito de Sevilla

Con una larga historia a cuestas, iniciada en el siglo XIX, este barrio es el jardín público más antiguo de Europa, y debe su nombre a las estatuas colocadas sobre las dos columnas que presiden la zona, de Hércules y Julio César.

Pero más allá de su origen, en la actualidad es una zona que bulle de vida. Los sevillanos y los miles de viajeros que visitan la ciudad caminan por sus calles, pasean en bicicleta, van a los conciertos que allí se organizan, y, sobre todo, viven la costumbre de tapear con una buena cerveza en los innumerables bares y restaurantes con terrazas que la pueblan.

Son lugares  para vivir la vida más despacio y disfrutarla, para pararse a respirar, oler, y saborear. Porque a menudo las prisas hacen que pasemos por alto lo que podríamos descubrir si empleamos todos los sentidos. A veces hace falta caminar más lento y respirar profundo para ver más allá de lo que nuestros sentidos perciben a simple vista, del mismo modo que beber un trago de una Alhambra Reserva 1925 te hará captar todos los matices a lúpulo, a malta y a esencia renovada que esconde.

Matices que podrás combinar con todo tipo de gastronomía en estos espacios, destinados, como decíamos al principio, al buen rato y la mejor compañía.

Vivir el tapeo en la Alameda de Hércules

En Arte y Sabor, por ejemplo, han mirado la esencia de las cocinas española, marroquí y de otras partes del mundo, y con ello han creado una carta de tapas y raciones donde se fusiona lo mejor de cada una.

Podemos encontrar desde unas croquetas caseras con ajoblanco, tabulé o saquitos de queso de cabra, hasta opciones pensadas especialmente para vegetarianos, sin descuidar creaciones más típicamente andaluzas con un giro, como el salmorejo de remolacha. Y si nos apetece pasar de la tapa a palabras mayores, su carta se despliega para dejar entrever sabores especiados como el del falafel con salsa de yogur, y clásicos como la presa ibérica con patata y jamón serrano.

saquitos de queso de cabra arte y sabor

Al Aljibe tiene luces bajas, una terraza de mesas íntimas, una cocina que fusiona Asia y España y las características botellas labradas de Alhambra Reserva 1925. Una combinación perfecta para saborear sin prisas ese sabor intenso y con cuerpo de la cerveza, disfrutar al aire libre cada trago porque su gusto es refrescante, con el amargor moderado y el suave dulzor que la distingue y la hace tan solicitada. La sugerencia es tomarla con ese pulpo con patatas baby, tomates y aceite de paprika que va tan bien con el estilo lager checo de donde partieron los maestros cerveceros.

pulpo con tamte cherry y paprika al aljibe

Y si el cuerpo pide otro tipo de gastronomía, en Al Solito Posto reúnen lo mejor de la cocina italiana, con opciones sin gluten, y con distintas variedades de Cervezas Alhambra para escoger.

Primero siéntate en su salón o en la cómoda terraza,  pide una Alhambra Reserva Roja y toma un trago. El sabor potente y lleno de matices hará que te detengas un momento a disfrutar su gusto estilo Bock tradicional reinterpretado con el carácter español, percibirás el aroma intenso y las notas a manzana verde, descubrirás el toque final del cereal; provocará que mires el vaso y tomes otro trago y comprendas la importancia de los pequeños momentos… Luego mira la carta y pide unos tallarines al pesto, por ejemplo. El sabor intenso de ambos, cerveza y pasta, casarán  perfectamente.

pasta al pesto al solito posto

Pero si quieres viajar aún más lejos dentro de Sevilla, en Chifa Tapas ofrecen una fusión peruana-oriental que te encantará.

Son famosos sus ceviches, sus niguiris y sus woks, platos ligeros y con mucho sabor provenientes de esa fusión que tan bien funciona y que atrae a casi todos los paladares. Acomódate en una de sus dos plantas, olvídate del tiempo y dedícate a sentir el momento, el barrio, la ciudad.

wok de chifa tapas

En Dúo Tapas se especializan en preparaciones mediterráneas hechas con mimo y combinando los mejores ingredientes. El salmorejo verde, por ejemplo, es una delicia, la pareja perfecta para esa cerveza Alhambra Especial que por su gusto refrescante, con un ligero toque amargo gracias a sus variedades de lúpulo y a sus maltas de cebada, le permitirá a tu boca percibir todo el sabor del plato, tanto, que te hará brindar por lo bien que lo estarás pasando.

salmorejo verde de duo tapas

La idea de esta ruta, en resumen, es que lleves un calzado cómodo, el estómago vacío y la mejor disposición a disfrutar de un barrio que te conquistará por su buen paladar. Puedes visitarlos en un solo día o ir de a poco, pero si vas a conocerlos, cuéntanos tu experiencia en los comentarios.

Imágenes | Unsplash/rickpsd, Pexels, Facebook Arte y Sabor, Facebook Al Aljibe, Facebook Al Solito Posto, Facebook Chifa Tapas, Facebook Dúo Tapas.

En Momentos Alhambra | Los recovecos de La Judería de Córdoba: descubriendo una gastronomía única

En Momentos Alhambra | Una ruta gastronómica por El Carmen, el barrio de Valencia en el que la tradición y la vanguardia se dan la mano

Comparte con nosotros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados
Mirar, ver, saborear con los ojos: los secretos de La Máquina

Mirar, ver, saborear con los ojos: los secretos de La Máquina

17 mayo, 2018
Miramos sin ver. Nuestros ojos están acostumbrados a deambular sin detenerse en detalles, pero a veces, solo a veces y si nos dejamos llevar, son capaces de descubrir, de sorprendernos y, lo que es más importante, de ser la puerta para que otros sentidos entren en acción. Dejan de mirar y empiezan a ver.
Descubre los cuatro rincones donde sacarle todo el sabor a la primavera

Descubre los cuatro rincones donde sacarle todo el sabor a la primavera

27 marzo, 2019
Los días que se alargan y que nos avisan de que la primavera está al caer. Las mañanas frías que se tornan en mediodías cálidos. Las terrazas a media tarde y los refugios de interior a media noche. Todo eso es típico de los últimos días de invierno, los que nos hacen sentirnos como en los primeros versos de un poema que habla de la belleza primaveral.