Los recovecos de La Judería de Córdoba: descubriendo una gastronomía única

Por Laura Elena Vivas

Así como hay cervezas que no se pueden explicar —hay que sentirlas—, hay lugares en los que sucede lo mismo. Esos sitios que, cuando un buen amigo te recomienda, siempre termina diciéndote: “es que tienes que ir y verlo por ti mismo”. Como la Judería de Córdoba.

Paredes llenas de macetas, un callejón donde el aire se pasea a gusto, una estatua que te espera para que reposes junto a ella, como la de Maimónides… Córdoba sigue conservando la infinita belleza que la hizo un destino de referencia durante la época romana; la capital de la España musulmana, el centro de encuentro de las tres religiones. Ahora, la Judería de Córdoba es un barrio que no puedes dejar de ver si visitas la ciudad, uno de sus lugares más hermosos para perderse, dejando que los pies descubran el camino oculto bajo ellos.

una calle de la juderia de cordoba

Saborear la Judería de Córdoba

Y es que la Judería de Córdoba está para descubrir sus recovecos, hacer un recorrido por las casas en las que puedes beber y comer su gastronomía, sus recetas de siempre, traídas al presente bajo un prisma que aúna el sabor de entonces con la visión del ahora, esa filosofía que Cervezas Alhambra ha hecho suya y que se aprecia en cada trago, matiz a matiz: la tradición de los maestros cerveceros, reinterpretada conservando hasta el último ápice de autenticidad.

Y qué mejor que descubrirlo uno mismo, acompañando cualquiera de las propuestas gastronómicas de estos espacios con cualquiera de las variedades de Cervezas Alhambra. La Alhambra Reserva Roja, perfecta para los momentos más pausados y elaborados en los que la mesa cobra un valor único; la Alhambra Reserva 1925, con su emblemática botella labrada, robusta de cuerpo, refrescante; y la Alhambra Especial, de barril, tirada con maestría para acompañar las tapas más auténticas.

Nos vamos, por tanto, a la búsqueda de ese disfrute en los rincones de la Judería de Córdoba con más carácter con estas acompañantes de excepción.

El Churrasco

patio de el churrasco cordoba

No se trata solo de su especialidad en carnes a la brasa de carbón de encina, que popularizaron desde que abrieran en 1970 acompañadas de las dos salsas especiales. También nos seducen los espectaculares patios en los que puedes sentarte a respirar el aire de la ciudad y saborear sin apuro; son los diez salones, cada uno hecho para hacer sentir en casa a su comensal. Es extender la experiencia de vivir una ciudad histórica a través de su gastronomía.

En la barra se puede escoger dentro de una amplia variedad de tapas, tapas que son señal inequívoca de la esencia cordobesa, como el rabo de toro o su celebérrimo salmorejo, y otras más contemporáneas como la tosta de tartar de atún rojo o la minihamburguesa de wagyu.

Miniplatos, pequeños en tamaño pero grandes en sabor y carácter, ideales para maridar con una Alhambra Especial. Su aroma afrutado, con una leve reminiscencia a lúpulo, fina en boca y con un final ligeramente seco, le dan la ligereza perfecta para combinar en equilibrio, un protagonismo compartido en un matrimonio increíblemente bien avenido.

Casa Palacio Bandolero

Imagina estar sentado a la mesa en un patio desde el que puedes ver  la torre de la catedral de Córdoba, probar la esencia de la gastronomía de la zona y atreverte a maridarla con una Alhambra Reserva Roja.

plato de bandolero cordoba

Su ligera acidez no hace más que potenciar las mejores creaciones que encontraremos en Bandolero, asentado en una casa palaciega del siglo XVI, pleno de historia y disfrute de los sentidos. El punto perfecto de amargor de la Alhambra Reserva Roja hará brillar aún más los matices melosos del rabo de toro estofado y la riqueza de su guiso de carrillera ibérica, uno de los manjares que no pueden faltar en tu mesa.

Concebida como herencia mixta entre el estilo Bock tradicional de las cervezas centroeuropeas y la red ale irlandesa, la Alhambra Reserva Roja seduce en boca con un fondo aromático a fruta blanca y una plenitud en boca que recuerda al caramelo, al cereal tostado, al lúpulo que le da cuerpo y alma.

Un auténtico catalizador para enriquecer cualquier experiencia gastronómica, la Alhambra Reserva Roja te acompaña poniendo la nota perfecta en cada pequeño detalle y matiz, una guía para que tu paladar encuentre nuevos sabores en lo ya conocido. Porque algo tan esencial para el ser humano como es comer puede transformarse en una aventura en la que el tiempo se funde entre texturas y aromas, deja de ser apremiante y pasa a convertirse en clave fundamental del disfrute.

Marídame

En Marídame parten de una base tradicional para sus preparaciones, y luego añaden ese toque que hace de su carta algo diferente.

un salon de maridame

También se encuentra en pleno centro de la Judería de Córdoba, mirando la torre de la fabulosa catedral. Uno de esos espacios que desafían a los sentidos y que elevan el simple acto de comer a una experiencia cien por cien sensorial. Degustar su carrillada de buey con patata trufada o su tataki de atún rojo macerado en soja y vinagre de arroz, ensalzados por una Alhambra Reserva 1925 en su perfect serve, se convertirá en un recuerdo con entidad propia.

Solo necesitamos una copa tulipa, bien humedecida, con una inclinación perfecta de 45º para que esta cerveza se deslice,  fría, entre los 6 y los 8ºC, una temperatura perfecta para equilibrar  intensidad y frescura. Cuando tengamos media copa llena, la colocaremos en vertical para dejar que la espuma nazca, separando ligeramente la botella.

A disfrutar.

Garum 2.1

Un espacio que le da una vuelta de tuerca a la historia. Quien llega se encuentra una decoración moderna en las dos plantas apoyada en los restos de la muralla romana que se puede tocar y con la que se puede viajar; en la mesa, los sentidos disfrutarán con las preparaciones de base tradicional reinventadas por el equipo de cocina y que le han hecho ganar reconocimientos.

plato de garum cordoba

Se trata de un restaurante que se sitúa en la vanguardia gastronómica de Córdoba, que recoge sabores y alma de la cocina tradicional andaluza para transformarla en una creación presente, propia y auténtica. El mismo proceso que Cervezas Alhambra ha seguido desde su nacimiento en 1925, en esa ciudad hermana que es Granada y con la que Córdoba comparte origen, idiosincrasia, elegancia y alma.

El salmorejo amontillado, las manitas de cerdo crujiente o el original churro de rabo de toro con chocolate destacan en su carta por los premios que obtuvieron, pero en Garum 2.1 también puedes conocer la mazamorra de almendras con gelatina de PX o unas croquetas de choco con habitas en su tinta.

Qué mejor que una cerveza madurada en barrica de Pedro Ximénez, Amontillado o Palo Corto como Las Numeradas de Cervezas Alhambra, para potenciar esta experiencia. Elaboradas con maltas de muy alta calidad y pasando, tras la fermentación, un periodo en bodega para redondear sus notas en boca, Las Numeradas son protagonistas en las mesas que requieren de un maridaje con carácter, capaz de elevar y ser elevado, para paladares osados que saben lo que quieren, que exploran y se dejan explorar.

Nuestra sugerencia es, en definitiva, es perderse en la Judería de Córdoba, andar sin rumbo por sus recovecos, detenerse en uno de estos locales y escoger tu variedad de Cervezas Alhambra favorita para deleitar el sentido de la nariz y el gusto, vivir su esencia caminando por la calleja de las Flores y llegar hasta la sinagoga o el zoco y darte cuenta de por qué es Patrimonio de la Humanidad. No la olvidarás.

Imágenes | iStock/clodio, web Marídame, Facebook Garum, Facebook El Churrasco, Facebook Bandolero.

En Momentos Alhambra | Granada de Tapas, descubriendo los sabores originales de la ciudad de la Alhambra

En Momentos Alhambra | Una ruta gastronómica por El Carmen, el barrio de Valencia en el que la tradición y la vanguardia se dan la mano

Comparte con nosotros

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados
Vegetalia: somos lo que comemos, así que comamos rico y ecológico

Vegetalia: somos lo que comemos, así que comamos rico y ecológico

22 febrero, 2018
La armonía con el mundo como misión de negocio. Fundar una empresa; para ganar dinero, sí, pero teniendo como objetivo generar procesos y productos desarrollados en equilibrio con el entorno; una empresa en la que, tanto trabajadores como clientes, participan de la cadena de consumo de su sociedad mientras viven en comunión con la naturaleza.
Los quesos de Praizal, sabor y tradición leonesa

Los quesos de Praizal, sabor y tradición leonesa

13 junio, 2018
Se trata del ciclo vital. Aquel donde se descubre la esencia de las cosas, la vuelta a los orígenes; donde se detiene la carrera para parar más, sentir más —como nos anima a hacer Cervezas Alhambra— y descubrir que aquello que siempre habías buscado estaba en el sitio de donde vienes.