El sencillo y sabroso arte de tirar una cerveza: cómo hacerlo con la precisión de un maestro

Por Laura Elena Vivas

Que no te engañen las apariencias. Si miras, empezarás a ver. Aquello que parece algo sin importancia, pues está totalmente integrado en tu día a día, es lo que configura los momentos de disfrute. Un encuentro al salir del trabajo, una reunión con amigos, una cena con tu pareja. Y esos instantes, tan cotidianos como bellos, se riegan con el sabor de una cerveza. Tomarla es un ritual, igual que servirla: un proceso que va más allá de verter el líquido en el recipiente por la urgencia de la sed.

Tirar una cerveza y sacarle partido a sus propiedades es un acto sencillo, pero no simple: requiere arte, el arte de saber cómo hacer deslizar el líquido de las Cervezas Alhambra en el vaso para que no se contamine de otros elementos y que el agua, la malta, la levadura y el lúpulo se integren bien dentro del cristal; requiere saber rematarla para que se forme esa espuma deliciosa que hace querer beberla con la vista mientras la boca saliva esperando el momento.

servir alhambra reserva roja en el vaso

Tirar una cerveza es un acto sencillo que requiere de ciertos pasos para realizarlo con precisión, tomar unos minutos y dejar que el sexto sentido nos lleve a ese momento: el de llevarte la cerveza a la boca y pensar que ha valido la pena el proceso.

Para Más, Sentir Más.

Cómo tirar una cerveza como un maestro

alhambra especial servida en un vaso

Para servir una de las Cervezas Alhambra, lo primero que debemos hacer es mojar la copa donde estará. Lo mejor es hacerlo con agua, con la más neutra que tengamos, así se formará una película en el interior del recipiente que le permitirá a la cerveza deslizarse mejor.

Lo siguiente es el acercamiento. El vaso y la botella deben juntarse con unos milímetros de separación. La copa debe quedar inclinada en un ángulo de 45 grados, encima la botella, ya sea Alhambra Especial, Alhambra Reserva 1925 o Alhambra Reserva Roja. Llegados a este punto hay que comenzar a dejar caer. Permitir que el líquido salga y ver sus destellos dorados; hacerlo suavemente, que vaya tocando delicadamente el cristal. Y se llene.

Que se llene hasta que queden libres unos 3 centímetros en el vaso. Entonces viene el cambio de tercio. Porque la copa se debe empezar a alejar de la botella y ser colocada en posición vertical. Sin rapidez, todo debe ocurrir disfrutando de ese tiempo de servicio que forma parte del disfrute. La botella se aleja para que se forme la espuma en la parte superior del vaso, la espuma que rematará el proceso y que debe concluir para iniciar el del sabor.

Así estará lista para el momento de saborearla.

alhambra 1925 con maridaje

Porque una cerveza puede ser solo una cerveza o un gran momento. El de llegar a casa después de un duro día de trabajo, abrir la botella fría y escuchar ese sonido. Servirla tomando esos minutos, sentarte a beber el primer trago con los ojos cerrados, la respiración profunda. Y desconectar. Reconectar.

Con la cerveza lista, es el momento de saborear con un maridaje acorde a los matices de cada líquido. Un pescado marinado o unas verduras a la plancha son la perfecta compañía de la suavidad de una Alhambra Especial. Una carne suave, la mejor pareja en la mesa de una Alhambra Reserva 1925. Y una tabla de quesos curados o una carne con fuerza, las ideales compañeras de una Alhambra Reserva Roja. Sabores que encajan, que hacen brillar lo singular de cada elemento. Que se disfrutan con tranquilidad y calma. Y que tornan un momento cotidiano, como una comida o una cena, en uno diferente, único y especial.

Imágenes | Cervezas Alhambra

En Momentos Alhambra | Tradición e innovación, los pilares del sabor de Cervezas Alhambra

En Momentos Alhambra | Siete quesos que maridan a la perfección con Alhambra Reserva Roja

Comparte con nosotros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados
Tradición e innovación, los pilares del sabor de Cervezas Alhambra

Tradición e innovación, los pilares del sabor de Cervezas Alhambra

18 abril, 2018
Las sensaciones pueden ser etiquetadas. Pueden tratar de explicarse, indagando en su naturaleza, en su razón de ser. Se puede racionalizar el amor hablando de química cerebral y mecanismos biológicos. Pero no son más que palabras, información desprovista de emoción. La mejor forma de llegar a entender un sentimiento es vivirlo. Pasarlo por el filtro de los sentidos y convertirlo en experiencia personal. Como ocurre con las Cervezas Alhambra: hay que sentirlas para entender por qué su sabor es algo especial.
El pan que nos enamora

El pan que nos enamora

27 mayo, 2018
Existe un lugar en Madrid donde los sentidos se rejuvenecen. Donde al cruzar el umbral de la puerta, que hoy atravesamos de la mano de Cervezas Alhambra, el olfato comienza a enloquecer embriagado por un aroma que no sabe si lo transporta a un inicio del tiempo, de juegos y llamadas a la cocina… o a un presente cálido y delicioso.