Descubriendo los matices, sabores y aromas de Cervezas Alhambra: así se cata cada una de sus variedades

Por Cervezas Alhambra

Dejarse cautivar por los sabores, descubrir nuevos olores y matices, y aprender a disfrutar del momento, con una cerveza Alhambra entre las manos. El músico y compositor B.B. King decía que lo maravilloso de aprender algo es que nadie puede arrebatárnoslo. Y ese momento ya es nuestro.

Una cata nos permite redescubrir algo tan cotidiano como puede ser tomar una cerveza después del trabajo, un domingo antes de comer, un sábado cenando en buena compañía. Descubrir todos los sabores y aromas que se esconden tras la espuma. Conocer cada una de las características que dan vida a esa cerveza. Pararnos y sentir, ver qué nos aporta esa cerveza, más allá del sabor.

Disfrutando de la experiencia de aprender y descubrir

Durante la cata en el Jardín Cervezas Alhambra, se descubren las maravillas de tres novedades de la colección y una clásica. Cada una a su debido tiempo; disfrutando lentamente de ellas y de la experiencia de descubrir y aprender.

Cuidar los detalles es una parte fundamental para hacer inolvidable la experiencia gastronómica de la cata. Detalles históricos como, por ejemplo, que Cervezas Alhambra fue la única cervecera que no paró su producción durante la Guerra Civil.

O detalles culturales como que los granadinos sienten tan cercana a la Alhambra Reserva 1925 que la apodan ‘Milno’. «Esos detalles son los que ayudan al asistente a recordar todos los matices y características de la cerveza», comenta el Beer Sommelier encargado de hacernos viajar por la amplia gama de sabores y aromas de Cervezas Alhambra.

En este viaje, es imprescindible inclinar la copa a 45º para no crear demasiada espuma y, después, poco a poco, ir acompañándola a su posición vertical mientras la cerveza sigue bañando el lateral de la copa. Haciendo que las cosas surjan solas, tomándose su tiempo.

Color cobrizo y su cremosa espuma

La primera variedad que cruza nuestros labios y es descubierta por nuestro paladar es Alhambra Reserva Roja. Pero, antes de llegar a la boca, contemplamos su color cobrizo, su transparencia y su cremosa espuma.

En el aroma, descubrimos toques de miel y caramelo, recuerdos a ciruela pasa y frutos rojos. Completamente seducidos ya en la fase olfativa, en boca, nos encontramos a una cerveza con cuerpo, con un gusto amargo pero con pequeños matices de dulzor. La maridamos con maki de papas aliñadas y melva canutera, haciendo de cada trago una experiencia única.

Para abordar el maridaje, debemos beber primero para descubrir el sabor de la cerveza. Después, comer un bocado y, antes de tragar, volver a beber. Así, conseguimos que el sabor de la cerveza se traspase al plato. Maridar es equilibrar el sabor de cada bocado.

Alhambra Reserva Roja es una cerveza con un momento de consumo diferente por sus matices afrutados. Estos sabores más dulces nos invitan a disfrutarla lentamente, con más calma que una cerveza Pilsen, como Alhambra Reserva 1925.

Las Numeradas: criadas en barricas

La Numerada Amontillado es una cerveza que sorprende, no solo por su color castaño brillante, sino por su aroma y proceso de elaboración. Esta cerveza estilo Lager ha sido criada en antiguas barricas de roble de Amontillado, de ahí sus tonos ajerezados.

Las barricas, bañadas por su antiguo visitante, transmiten a la cerveza matices aromáticos y visuales. Nos seduce con su olor a madera, con esos matices de manzana, coco y vainilla. En boca, desgranamos el sabor a uvas pasas, con un acabado seco.

La acompañamos con un maridaje de jamón serrano que nos hace parar, beber despacio, paladeando la variedad que estas degustando, adivinar cada sabor y aroma que te regala esa cerveza. Encontrando las diferencias y los puntos en común con la variedad anterior… Cada detalle es importante para disfrutar de una cata. 

La tercera cerveza que se descubre ante los asistentes del Jardín Cervezas Alhambra es otra de Las Numeradas, en este caso, Pedro Ximénez. A pesar de ser la misma cerveza que la Amontillado antes de entrar en barricas, su sabor es totalmente diferente.

Impregnada de toques jerezanos por el vino Pedro Ximénez, descubrimos una variedad sedosa, con un dulzor suave y un ligero amargor. Con aromas a caramelo tostado, chocolate, frutas pasas, coco y vainilla por la madera, el contraste con el maridaje de sardinas que nos propone el Beer Sommelier no deja a nadie indiferente. Consigue que repasemos nuestros labios en busca de los últimos toques sabor de la cerveza.

Elaboración lenta para disfrutarla aún más lenta

La última variedad de Cervezas Alhambra que nos embriaga es Alhambra Baltic Porter. Esta reinterpretación de la clásica Baltic Porter, combina cuatro maltas negras y una blanca para obtener la graduación alcohólica.

«Huele a humo, aceituna negra, a regaliz, a café, a chocolate…», susurra uno de los asistentes mientras se evade en cada matiz del aroma de esta cerveza negra. La experiencia culinaria de la Baltic Porter nos incita a maridarla con un dulce: piononno de manzana de Santafé.

La cata de cervezas debe sorprender. Cervezas Alhambra enseña a apreciar la cerveza y cada matiz que esta tiene, desgranando los sabores y aromas. «Saber por qué te gusta y qué puedes esperar de cada una de las variedades de Cervezas Alhambra».

Comparte con nosotros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados
Lo mejor de la huerta, directamente a tu mesa: El Navarrico

Lo mejor de la huerta, directamente a tu mesa: El Navarrico

2 octubre, 2019
La conserva es otra de esas respuestas ingeniosas de la cocina para adaptarse a las circunstancias: al invierno, a la falta de mar, al exceso de producción. Pequeños cofres que, en lugar de tesoros, esconden una explosión de sabor. Embajadoras de lujo de sus lugares de origen; como los productos en conserva de El Navarrico; dignos representantes de la rica huerta navarra que son exportados a medio mundo.
De Granada a México en un abrir y cerrar de ojos: una gastronomía a pie de calle

De Granada a México en un abrir y cerrar de ojos: una gastronomía a pie de calle

25 septiembre, 2019
Frijoles, jitomates, cilantro o flor de calabaza. Seguro que al leer todos estos ingredientes has pensado irrevocablemente en comida mexicana. Una de las gastronomías más extendidas de todo el planeta e icono de la street food. Pero no solo eso, la cocina mexicana es lo que Cervezas Alhambra al arte cervecero: sinónimo de tradición, intensidad y arraigo cultural.