Degustar la vida, saborear el Mediterráneo: cinco deliciosas propuestas de aperitivo en Barcelona

Por Eva Gracia

Ser un degustador de la vida es saber disfrutar de la ciudad, es exprimir al máximo cada experiencia, es ver en un plan tan sencillo como un aperitivo con amigos una oportunidad de transformar un día anodino en otro especial. El aperitivo está en nuestro ADN, es un plan puramente mediterráneo, puramente nuestro, puramente apto para degustadores de la vida.

No hacen falta grandes alardes gastronómicos para un aperitivo perfecto: basta con una Alhambra Especial, esa cerveza tan adecuada para los planes improvisados y ligeros, y algo sólido para acompañarla. Hasta la ciudad más cosmopolita, la ciudad de las tendencias, Barcelona, se rinde al encanto de este momento distendido y relajado. En estos cinco lugares de la Ciudad Condal se puede practicar el arte del aperitivo… y brindar por degustar la vida.

4 Latas Fleming

aperitivo en Barcelona

El aperitivo suele ser el preludio de una buena comida, pero, a veces, se alarga y llega a ser una sobremesa.

Para aquellos amantes de prolongar las reuniones de amigos entre caña y caña y bocado y bocado, los espacios gastronómicos con la tapa como elaboración estrella son una parada obligatoria.

Es el caso de 4 Latas Fleming, situado en la calle Doctor Fleming de Barcelona.

Desde una ración de hummus de berenjena a un canelón XXL de pollo de corral del Penedés, las opciones son tan amplias como tentadoras en este local, donde una Alhambra Especial perfectamente tirada se convierte en una compañera de mesa más.

Bob Oyster BCN

En cada rincón de Barcelona se respira su aroma a mar, se siente la humedad en la piel y se observa el espíritu mediterráneo que lo envuelve todo. También el momento del aperitivo, que, en tantos locales, tiene a los productos del mar como protagonistas.

Podrás encontrar una suculenta variedad en el Bob Oyster Bcn, un bar de la calle París donde las ostras figuran en la carta como principal atractivo, pero donde también se pueden degustar navajas al natural, chipirones en aceite de oliva o mojama con almendras.

La tradición de un momento como el aperitivo se actualiza en la barra de este espacio y, como sucede en cada una de las creaciones de Cervezas Alhambra, la contemporaneidad toma el pulso a lo clásico, el fondo de ayer toca con la superficie de hoy.

La Nova

aperitivo en Barcelona

No solo de los locales de la capital vive la gastronomía barcelonesa. En el resto de la provincia catalana, las opciones para sorprender al paladar en un aperitivo también abundan.

Un buen ejemplo es La Nova, local de tapas en el corazón de Tarrasa donde la carta cambia según los productos de temporada, para colocarlos en el centro y darles todo el protagonismo.

Entre sus platos, que se degustan aún mejor con una Alhambra Especial recién tirada —a la temperatura perfecta, siempre entre 4 y 6 grados, y en esa característica copa de tulipa que realza todo su sabor—, se pueden encontrar unos tiernos calamares o una sorprendente picaña (un corte de carne muy demandado y original de Brasil) a baja temperatura.

La Panxolina

En el siempre novedoso barrio de Gracia, la tendencia es el denominador común. Y ese espíritu innovador se palpa en el ambiente y la carta de La Panxolina, un local situado en la calle Rabassa y en el que la cocina mediterránea se encuentra con la fusión más original.

Con las croquetas de cochinita pibil como plato más comentado entre su clientela, las opciones de tapas y raciones de este espacio se prestan a transformar un aperitivo sencillo en toda una comida en familia. Con Alhambra Especial, su frescor, su cuerpo suave y su gusto equilibrado como potenciador de sabores, las mezclas sorprendentes de los ingredientes resultan aún más apetitosas.

El Bandarra Tapería

aperitivo en Barcelona

De vuelta al corazón de Barcelona, este restaurante especializado en tapas nos sugiere una carta algo gamberra, pero también repleta de sabrosas propuestas.

Flor de calabacín con fresa, berenjena con espuma de foie, raviolis de setas o gyozas de butifarra y setas son algunas de las elaboraciones de este espacio, situado en la calle Torrijos de la capital catalana.

Los clásicos con un twist son, también, puntos fuertes de la carta de El Bandarra Tapería, como su ensaladilla rusa, sus huevos rotos, sus bravas o su conejo escabechado, que se combina con algas y cremoso de mango para hacer de un plato de toda la vida uno muy rompedor.

Ir a Barcelona con el objetivo de degustar la vida y saborear el Mediterráneo es, con paradas en estos bares y restaurantes, un objetivo fácil de cumplir.

 

 

 

 

Imágenes | Facebook El bandarra tapería, Bob Oyster BCN, 4latas

En Momentos Alhambra | Gastronomía en el corazón verde de Madrid: de ruta por El Retiro

En Momentos Alhambra | Humilde pero llena de carácter: la mejor pringá se come en Sevilla

Comparte con nosotros

1 comentario

  • Vicente Antonio Gómez González says:

    Alhambra y los sitios donde las tienen,son lo que espero el fin de semana. Voy además a deciros donde suelo hacerlo: en Los Espetinhos( San Bernardo 85) y Oliver’s House (Manuel Silvela 3)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados
Richard Alcayde, la tradición del producto con sabor andaluz

Richard Alcayde, la tradición del producto con sabor andaluz

23 noviembre, 2017
Todo comienza por una raíz. La que da identidad, esa que va por dentro y emerge hacia al exterior otorgando rasgos propios. A la que se acude cuando  se explica de dónde se viene, el porqué de ciertas características; el acento, la forma de trabajar, lo que se come. El color de piel y la jugosidad, los productos y las personas.
Pastafresca, o cómo puedes traer lo mejor de Italia a tu cocina

Pastafresca, o cómo puedes traer lo mejor de Italia a tu cocina

10 octubre, 2019
No hay un producto en la cocina más versátil que la pasta. Puede ser cotidiana y puede ser elegante. Tradicional y creativa. Todo depende del “traje” —la salsa, el relleno, los ingredientes— con el que se vista. En los obradores de Pastafresca conocen a la perfección las posibilidades culinarias que ofrece el trabajar con el producto desde el inicio —infinitas, como las de un lienzo en blanco— y por eso crean artesanalmente sus propias pastas. Lisas o con un relleno en el que se concentra todo un mundo de sabores que han importado desde el epicentro de la cultura de la pasta: Italia.