De viaje por la cocina latina sin salir de Madrid

Por Laura Elena Vivas

Hay muchas formas de viajar. Por supuesto, puedes preparar la maleta —quizá lo estés haciendo mientras lees esto— y salir con rumbo a esa playa paradisíaca que te espera desde hace semanas. O puedes viajar a través de un libro, dejándote llevar de la mano de quien ha escrito sus palabras. Pero quizá una de las formas que más nos gustan de viajar sin necesidad de movernos (mucho) es la gastronomía.

La cocina latina sabe hacernos atravesar todo un océano sin movernos de sitio. Preparaciones con sabores mestizos, que cada día se arraigan más en ciudades como Madrid y pasan de exótica apuesta a triunfo seguro cada vez que las acompañamos de una Alhambra Reserva Roja a la temperatura perfecta.

El taco, la arepa, la ropa vieja. Nombres que trasladan a un origen marcado, que identifican a una población, y evolucionaron hasta expandirse para conquistar paladares. Igual que sucedió con Cervezas Alhambra al nacer en esa Granada llena de historia, que ha impregnado con todo su simbolismo cada una de las botellas de la casa cervecera.

Platos latinos y cerveza coinciden en su marcada personalidad. La Alhambra Reserva Roja de la que ya hablábamos armonizará con los intensos sabores de estas cocinas plenas de mezcla. Degustar un trago de la cerveza es vivir el gusto intenso al principio, los matices de manzana, las notas de cereal al final… matices que armonizarán con el toque picante de la cocina mexicana, la fiesta de sabores de la gastronomía venezolana, los ingredientes con contrastes de las recetas cubanas.

El Kartel de Malasaña: taquería auténticamente mexicana

Lo dejan muy claro en su declaración de intenciones, no son un restaurante sino una taquería. Como las que encontrarás en México si vas; con los antojitos, como ellos llaman a su comida callejera; tacos, quesadillas, tamales, totopos con guacamole, queso y frijoles. Los platillos más característicos de la gastronomía mexicana, con esa intensidad que maridará muy bien con la potencia de la Alhambra Reserva Roja y sus tonos de fruta y cereal.

La Catrina: una cantina con mucha personalidad

Si de algo pueden presumir los mexicanos es de sus nombres propios. La Catrina tan característica en el Día de los Muertos, las cantinas o esos sitios donde disfrutan comida y bebida con buena música de fondo. En esta cantina malasañera cada rincón respira México. Te contagias con su colorido, su música y los sabores de los tacos, quesadillas y nachos que ofrecen.

Viva Chapata: un vegetariano con toques venezolanos

En este rincón de Lavapiés, vegetarianos e incluso carnívoros podrán ir juntos y disfrutar. Ofrecen una cocina latina variada, platos distintos con su sello particular. Como las arepas. Esas tortas de maíz que Venezuela y Colombia comparten dentro de su recetario tradicional y que cada día se popularizan más en la ciudad.

arepas venezolanas

En Viva Chapata las opciones van desde la versión vegana, pasando por una con pollo campero, hasta la rellena de ternera de la sierra de Guadarrama y huevo de corral. Las arepas son un tipo de bocadillo que se come con las manos y que ahora en verano pueden ir muy bien con la botella verde de Alhambra Reserva 1925. No solo por su sabor refrescante, sino también porque el punto de amargor final de la bebida y las notas florales y especiadas, harán que cada bocado sean más intenso en tu paladar.

Bigote y Corazón: cocina venezolana con encanto

Tiene un toque acogedor que llama desde la fachada y sigue en el interior. Bigote y Corazón ofrece los platos más representativos de la cocina latina, concretamente la venezolana: las conocidas arepas; las cachapas, que son de maíz también pero con sabor dulce y mucho queso; los tequeños, otro aperitivo típico que se está haciendo muy popular en Madrid; e incluso los tostones de plátano macho frito o la yuca. Sabores sudamericanos en el corazón de Malasaña.

Borax: de viaje por el caribe cubano en Chueca

En Borax no verás las playas de Cuba ni el malecón de La Habana, pero casi. Porque su carta es la isla, la de los ingredientes típicos y las preparaciones más tradicionales; la de los frijoles con arroz blanco y ropa vieja, el picadillo o el enchilado de calamares. Y disponen de casi toda la gama de Cervezas Alhambra, así que escoge la que más te apetezca, por ejemplo, una Alhambra Especial de grifo, que por sus matices ligeros y sabor refrescante irá muy bien con cualquiera de estos platos.

Imágenes | Pexels/Chikotan, Unsplash/taiscaptures, Pixabay/canliga, iStock/sbossert.

En Momentos Alhambra | En busca del mejor bocadillo de Madrid: cinco propuestas absolutamente deliciosas

En Momentos Alhambra | Porque el sabor necesita tiempo: Panic, los maestros del pan en Madrid

Comparte con nosotros

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados
Cinco Sentidos, un restaurante para disfrutar con tiempo

Cinco Sentidos, un restaurante para disfrutar con tiempo

17 enero, 2019
Cocina rica, hecha con mucha ilusión, para gente que le gusta comer y disfrutar cada bocado de la vida… Hay lugares donde lo artesano cobra una especial atención. Hay lugares que respiran cercanía. Hay lugares que responden a su nombre y desde allí trabajan. Son sitios donde es mejor olvidar al entrar que existen segundos que transcurren y dejar que la vista, el oído, el tacto, el olfato y el gusto hagan su trabajo.