Cuatro tostas que maridan a la perfección con Alhambra Reserva 1925 (y cómo prepararlas)

Por Laura Elena Vivas

Llegar a casa después de un duro día de trabajo, dejar las llaves, quitarse los zapatos o sacarse la camisa del pantalón. Te apetece olvidar un rato el quehacer diario, respirar profundo y soltar tensiones sin pensar ni hacer demasiado. Entonces vas a la nevera, sacas esa botella verde, la destapas y bebes un trago.

Te ronda la cabeza —y el estómago— pensar en algo de cena cena que suponga poco esfuerzo en la cocina pero con sabores deliciosos, y ya que estás con la cerveza en la mano, que combine bien con lo que se bebe. Una tosta, por ejemplo, el formato de siempre y de ahora que permite toda una gama de sabores encima de un trozo de pan.

Sabores que se llevarán a la perfección con el equilibro entre amargo y dulce, las notas de naranja y caramelo al final, el cuerpo medio de la Alhambra Reserva 1925. Ese trago que te hace cerrar los ojos por unos segundos para sacarle todos los matices, que te coloca en el ahora, en el presente, y te implica en esa sensación única de disfrute.

Sí, definitivamente es hora de cenar.

Botellas Alhambra Reserva 1925

Un mundo gastronómico sobre una rebanada

Las tostas son ese formato divertido y versátil que permite casi cualquier tipo de ingrediente. La rebanada de pan tostada que significa la preparación de toda la vida cuando lleva tomate y un embutido ibérico, ¿quién se resiste a una tosta con un buen jamón?

Pero también es una tendencia en muchos de nuestros locales favoritos. Ellos han visto en la tosta el soporte perfecto para ofrecer pequeñas joyas gastronómicas, la oportunidad de preparar combinaciones diferentes con ingredientes foráneos y de la tierra. Una preparación fácil de comer, perfecta para una comida informal con amigos mientras se comparten unas cervezas.

Por eso queremos darte ideas para esos días después de una larga jornada en los que te relajas cuando llegas a casa, abres la botella de la Alhambra Reserva 1925,  y te dan ganas de comer algo que vaya a tono con la bebida y el momento. Te presentamos cuatro recetas de tostas con ingredientes que son el matrimonio perfecto con la botella color verde y de letras labradas.

Cuatro tostas para maridar con Alhambra Reserva 1925

La cerveza Alhambra Reserva 1925 es una lager, una cerveza estilo Pilsen Bohemia en la que los maestros cerveceros de la casa granadina reinterpretaron la receta para darle el toque del Sur. Un toque que la ha convertido en la cerveza icónica de la gama.

Es una bebida elaborada con un proceso en el que todos los pasos se realizan de forma cuidada. Está hecha con un lúpulo muy especial, el Saaz, una variedad exclusiva que le da ese sabor único, intenso y con cuerpo que hace que sea tan solicitada.

Su gusto refrescante la convierte en el maridaje perfecto de pescados, mariscos, verduras, carnes suaves, embutidos ligeros y snacks. Es una cerveza perfecta para esos momentos en los que apetece relajarse, parar el reloj y preparar con ella algo sencillo y delicioso.

En las tostas, por su parte, la base la constituye el pan tostado. Una rebanada de pan de trigo tradicional, pero que también puede ser de cereales, centeno, aceite o con aceitunas. Además, con la enorme variedad de panes artesanales que hay cada día en tahonas que recuperan la tradición y el sabor con una perspectiva contemporánea, solo es cuestión de probar y decidir. Después será preparar lo que pondrás encima de la rebanada.

Tosta con tomate y sardinas ahumadas

Una tosta donde se cumple el principio de “menos es más”. Solo tienes que rallar unos tomates jugosos y con sabor como el kumato o el raf, añadirle el aceite de oliva virgen y el toque de sal que te gusta.

Unta una rebanada de pan previamente tostada con el tomate, y encima pon dos sardinas ahumadas en conserva, puedes conseguirlas en cualquier tienda de productos gourmet. El sabor redondo de la cerveza complementará con su gusto amargo la intensidad de las rebanadas de pescado y el punto ácido del tomate. Te encantará si disfrutas los sabores intensos.

Tosta con aguacate, tartar de atún y aceite de almendras

tosta con aguacate y atun

Para paladares gourmet. Compra un trozo de atún rojo, córtalo en pequeños dados y aliña con un chorro de aceite de almendras, limón, sal, pimienta y un poco de Tabasco. El aguacate córtalo en rebanadas finas para ponerlo encima del pan, y luego añade el tartar. El cuerpo de la Alhambra Reserva 1925 le permitirá al atún ocupar el lugar que debe en tu boca, y será el complemento ideal con el toque amargo y dulce al final que tiene el líquido.

Tosta con láminas de pollo a la plancha, olivada y wasabi

Una de esas tostas para aprovechar el pollo que quedó de la comida. Si era una pechuga entera, córtala en rebanadas delgadas, puedes pasarla ligeramente por la plancha para que cojan color, pero no demasiado para que no se seque. El wasabi lo has comprado previamente y la olivada puedes comprarla también, o prepararla en casa si disfrutas cocinando. Solo tienes que mezclar en la batidora o con el mortero aceitunas negras, anchoas, alcaparras, tomillo, romero y aceite de oliva virgen.

aceitunas para olivada

Pon sobre el pan la olivada primero, luego el pollo y por último algunos puntitos de wasabi. Este último le dará a tus tostas el toque picante que va tan bien con la cerveza.

Tosta con escalibada de verduras y salteado de boletus

Una combinación muy mediterránea. La idea es aprovechar las verduras que te han quedado de una escalibada, esto es, láminas de berenjenas, cebolla y pimientos asados en el horno. También se puede conseguir hecha en los supermercados si no tienes ganas de cocinar.

El boletus es simplemente saltearlo en una sartén con un chorrito de aceite oliva, sal y pimienta. Coloca un poco de la escalibada sobre tu pan tostado, y encima añade el salteado de boletus.

Es una tosta perfecta para los amantes de las verduras y para personas vegetarianas, el sabor ligero de los ingredientes se complementará muy bien con el cereal de la Alhambra Reserva 1925. Será una cena ligera que le caerá muy bien a tu estómago.

Dependiendo del tamaño de las rebanadas de pan prepárate una o varias. A estas ideas siempre puedes añadirle tu toque o variar algunos de los ingredientes. Puedes jugar y descubrir tu combinación preferida. El objetivo siempre será hacerte un pequeño regalo, un homenaje gourmet para tus sentidos después de una jornada intensa. Seguro que después lo recordarás como tu gran momento de ese día.

Imágenes | Cervezas Alhambra, pexels/LisaFotios, pexels/FoodieFactor, unsplash/clemono2.

En Momentos Alhambra | El sencillo y sabroso arte de tirar una cerveza: cómo hacerlo con la precisión de un maestro

En Momentos Alhambra | Descubre los cuatro rincones donde sacarle todo el sabor a la primavera

Comparte con nosotros

5 comentarios

Responder a Carmen María Martín Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados
El showcooking de Lucía Freitas: descubriendo la potencia del sabor

El showcooking de Lucía Freitas: descubriendo la potencia del sabor

19 julio, 2019
La tradición y la innovación se fusionan entre las manos de Lucía Freitas para dar sentido a cada uno de los platos que crea. La tradición nos enseña a valorar el pasado; mientras que la innovación nos hace preguntarnos por un futuro aún incierto. Los instrumentos, que después serán las armas para enamorar los paladares de los asistentes, se posan en las manos de la chef con serenidad. La serenidad de quién sabe lo que está haciendo.