Brutal Terrific Jams, mermeladas urbanitas (y un poco rockeras)

Por Eva Gracia

Hay nombres que son toda una declaración de intenciones. Aunque no lo fueran desde el primer minuto. Aunque nazcan el fruto de una casualidad. Pero, tantas veces, las cosas más sabrosas de la vida parten de algo inesperado, de la improvisación, de la reinvención y de la libertad creativa. Ese es, también, el caso de Brutal Terrific Jams.

Estas mermeladas, terroríficamente brutales, son todo un desafío a la tradición y, al mismo tiempo, beben de ella. Porque apuestan por una elaboración pausada, siguiendo los procesos de siempre, mimando la materia prima y apoyándose en la tradición y la técnica para crear nuevos sabores con el mismo cuidado de siempre. Algo que sólo se puede hacer con tiempo, el mismo que necesitamos para disfrutarlas, para descubrir los sabores que mejor combinan entre sí.

Brutal Terrific Jams se apoyan en un concepto tan antiguo como el de la mermelada, pero desde un prisma que busca romper con lo establecido y mezclar ingredientes inesperados para dar con un resultado tan sorprendente como delicioso. Un ejemplo: chutney de piña y chile habanero, ¿locura? Sí, pero en tu paladar.

Una jam session en la cocina

Brutal terrific jams

En sus inicios, el proyecto de Brutal Terrific Jams, uno de esos con poso artesanal como aquellos con los que Cervezas Alhambra siempre busca descubrirte nuevas experiencias —sean mermeladas, elaboraciones gourmet con trufa o aceite de oliva—, iba a llamarse The Jam Session, por aquel juego de palabras entre mermelada y lo que significa una sesión de música de este tipo, donde la improvisación juega un papel esencial, el mismo que en el proceso de creación de estas mermeladas.

«Nunca pretendí hacer mermeladas ‘puras’, siempre me interesó ‘cocinar’ la fruta, especiarla, irle añadiendo notas de olor y sabor según me iba ‘sonando’. Como nunca he sido demasiado ortodoxa en la cocina, ese nombre definía bastante bien esa (cuidada, eso sí) improvisación», cuenta la fundadora de este proyecto en su blog.

Pero una casualidad rebautizó a The Jam Session: una crítica en prensa calificó a estas mermeladas como “brutales”. El resto es historia.

En busca de la mermelada más rompedora

Brutal terrific jams

Las mermeladas y chutneys (mermeladas especiadas) de Brutal Terrific Jams siguen un proceso de elaboración clásico, sí, pero esa esencia artesanal se combina con un punto atrevido, lleno de energía y rock and roll. ¿Cómo si no iba a acabar un chile cocinado y en un tarro de mermelada?

El listado de productos de Brutal Terrific Jams no cuenta, de momento, más que con seis referencias. Pero ya se sabe: menos mes más.

Entre las llamativas propuestas de este proyecto gastronómico encontramos algunas que bien podrían formar parte de los platos de esos chefs de alta cocina que han abierto sus fogones a los Momentos Alhambra Gastro. Y otras que, por su presencia y potencia, bien podrían funcionar como eje principal de un plato, como protagonistas indiscutibles.

Porque pocos ingredientes pueden ensombrecer, acaso acompañar, el sabor de ese chutney de piña y chile habanero. Esta mermelada, tan vibrante, es una muy buena compañera de carnes a la brasa, un producto que tan bien marida con Alhambra Reserva Roja, la propuesta de Cervezas Alhambra para acompañar los momentos más especiales, delicados y gourmet.

Esta cerveza, de color cobrizo y una espuma con reflejos dorados, nos ofrece un sabor intenso en el primer trago, un sorbo idóneo para emparejar con una carne fuerte… y un chutney preparado a fuego lento.

La estrella del picoteo

Las mermeladas de Brutal Terrific Jams pueden acompañar cualquier momento gastronómico, pero, igual que las Cervezas Alhambra, cada una tiene su instante predilecto. Sin ir más lejos, el chutney de manzana ácida se convierte, junto a unos quesos, en un aperitivo perfecto para abrir boca.

Brutal terrific jams

Con quesos fuertes, como un camembert, Alhambra Reserva Roja será una buena compañía: su sabor potente despertará los matices del resto de productos. Con quesos más suaves, como un emmental, Alhambra Reserva 1925 y su delicadeza acompañarán, sin empañar, al chutney y los lácteos.

Las elaboraciones de Brutal Terrific Jams, además, despliegan en el instante en que se abre la tapa del tarro un halo de exotismo. Especialmente, en el caso de Kaya Kafé, una receta inspirada en otra original de Malasia y Singapur y compuesta por leche de coco, yema, azúcar de palma, aroma de hojas de pandan y café molido.

Una mezcla explosiva solo apta para paladares atrevidos, esos mismos que combinarían estos sabores con una Alhambra Especial y su cuerpo suave y tostado.

Porque ese mismo espíritu de improvisación controlada que respira la filosofía de Brutal Terrific Jams es el necesario para atreverse con maridajes sorprendentes, especiales y terroríficamente sabrosos. Maridajes con Cervezas Alhambra como contrapunto.

Imágenes | Brutal Terrific Jams – Instagram, Unsplash – Micheile Henderson, iStock/kobeza

En Momentos Alhambra | Las mermeladas artesanales del Valle del Baztán, una delicia para disfrutar con todos los sentidos

En Momentos Alhambra | Cervezas Alhambra y la alta cocina: el mejor maridaje dentro del showcooking de Paco Morales

Comparte con nosotros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados
Noches Alhambra A Coruña

Noches Alhambra A Coruña

1 agosto, 2017
Cervezas Alhambra llevó a La Coruña otra de sus experiencias únicas que aúnan la gastronomía, la artesanía local y el arte para transmitir su filosofía.
Celia Jiménez, una pionera reinventando la tradición andaluza

Celia Jiménez, una pionera reinventando la tradición andaluza

9 enero, 2018
Se trata de un estímulo. Cuando llegas a una cumbre en ese complejo camino del reconocimiento. Trabajar a diario, vencer las horas de cansancio porque llegar al objetivo y hacer el recorrido con frecuencia puede ser fatigoso. Pelear con las armas del talento y la vocación muchas veces a contracorriente.