Todo tiene un porqué: conoce a los expertos del III Premio Cervezas Alhambra de Arte Emergente

Por Eva Gracia

El arte contemporáneo es como un tremendo ovillo de lana que se enreda y desenreda, siempre mostrándonos nuevos hilos y matices de color. Y, cada año, se da cita en la feria ARCO, el encuentro más importante para los amantes de esta disciplina en España. En esa extensa hilera de pabellones y propuestas, en ese amplio catálogo, se hace un hueco por derecho propio la tercera edición del Premio Cervezas Alhambra de Arte Emergente.

Impulsado por la marca granadina, este certamen renace siempre con su espíritu original: encontrar y destacar aquellas obras que reflejan el alma de Cervezas Alhambra al tiempo que reinterpretan el proceso de producción artesanal en clave contemporánea. Una de las cinco obras finalistas será elegida como ganadora en el marco de la feria ARCO, y pasará a formar parte del Fondo Artístico de Cervezas Alhambra, en su impulso por contribuir a extender el arte contemporáneo y apoyar a los artistas emergentes. Una misión que continúa viva y latiendo más allá de las puertas de ARCO, gracias a su plataforma crear/sin/prisa.

Este premio, que a su vez es otro bello ovillo de arte contemporáneo, necesita del trabajo de especialistas en arte y en artesanía. De aquellos que saben mirar el mundo desde el prisma de la creación y de aquellos que saben reconocer el talento que comienza a despuntar. Todos ellos son los expertos que están detrás del III Premio Cervezas Alhambra de Arte Emergente. Su voz y criterio es el porqué de este certamen.

Una selección de artistas emergentes

Los primeros en tomar la palabra en este premio son los expertos encargados de seleccionar a los artistas que participarán en esta edición. Manuela Villa, Nuria Enguita, Alicia Ventura e Iñaki Martínez eligen a una quincena de creadores candidatos a vivir la experiencia de participar en este premio.

Ellos, profundos conocedores del universo del arte emergente español, y ya empapados de la filosofía de Cervezas Alhambra (esa apuesta por la fusión de artesanía y arte contemporáneo; esa invitación constante a dedicar tiempo a lo que nos llena e importa; ese interés por apoyar la creación joven) constituyen el comité de expertos del III Premio Cervezas Alhambra de Arte Emergente.

Manuela Villa convive a diario con el talento emergente, siempre en ebullición: es la responsable del Centro de residencias artísticas de Matadero Madrid, ese lugar en el que refugiarse cuando se anda en busca de un soplo (artístico) de aire fresco, de algo nuevo con lo que sorprenderse.

Nuria Enguita, directora de Bombas Gens Centre d’Art de Valencia, cuenta en su piel con una vida dedicada al arte, a la conservación, a la dirección artística. Alicia Ventura, comisaria de este premio, es experta en gestión cultural, una tarea que lleva a cabo a través de su propia empresa. Y, además, deja su huella en la Fundación ARCO y la Feria de Arte Estampa como miembro de los comités asesores de estas dos instituciones.

Por su parte, Iñaki Martínez, historiador del arte, también aporta su visión al devenir de este premio a partir de su fuerte bagaje, pues ha sido presidente de ADACE, la Asociación de Directores de Arte Contemporáneo de España.

De los quince artistas que ellos seleccionan, pues han visto en sus trayectorias y obras un interés por aunar trabajo manual y arte sin prejuicios, solo cinco dan un paso al frente para entrar en la fase final, la que los llevará a trabajar de la mano con experimentados artesanos.

La belleza del proceso

Igual que el III Premio Cervezas Alhambra de Arte Emergente mantiene su esencia y su propuesta de aunar dos mundos, uno conceptual y otro manual, también preserva su punto de partida.

La Alhambra de Granada, inspiración del premio de arte emergente

La Alhambra de Granada y la propia ciudad que vio nacer a la casa cervecera están presentes en cada obra y cada proyecto. Ellas son la inspiración, el origen: su luz, su misterio y su intrínseca belleza funcionan como ejes de cada una de las cinco propuestas finalistas, las de Gabriel Pericàs, Elena Alonso, Asunción Molinos, Patricia Gómez y María Jesús González y Mònica Planes.

La traslación de esa fuente de inspiración a una obra tangible, que la trence con la artesanía y, también, con el arte contemporáneo, es el reto que estos artistas asumen en el III Premio Cervezas Alhambra de Arte Emergente. Y cómo afronten y materialicen ese reto es lo que valorarán los miembros del jurado de esta edición.

La Alhambra de Granada, inspiración

“En el caso que nos atañe, la elección, incluso se podría decir la sujeción, a un tema tan potente como es La Alhambra, es un reto fascinante que pone a prueba el valor de las propuestas de estos jóvenes y que me resultan conmovedoras”, dice Teresa Lanceta, miembro del jurado pero, ante todo, también artista.

Ella imparte clases en la Escola Massana de Barcelona y su trabajo se centra en el tejido y la escritura, en la alfombra española del siglo XV y en las mujeres de la industria tabaquera. Su punto de vista, tan ligado a la artesanía, pero también al arte, es esencial en este jurado, compuesto por amplios perfiles que han sabido apreciar el apoyo de Cervezas Alhambra al arte contemporáneo.

“Lo que he descubierto es una forma de patrocinio que permite, precisamente, dotarlos de herramientas de intercambio con artesanos”, señala Manuel Segade. Este premio, a su juicio, conecta a los artistas “con otro ámbito cultural y geográfico que les permite abrir sus horizontes”. Él es director del Centro de Arte Dos de Mayo de Madrid, además de licenciado en Historia del Arte y experto curador de contenidos.

Cervezas Alhambra trata de que su filosofía y esencia estén presentes en cada paso del proceso, en cada obra y proyecto. Su invitación a Parar más. Sentir más también se extiende a este certamen; primero, a la producción de las obras, como señala Segade: “La necesidad de garantizar otros ritmos y otros tiempos es fundamental a día de hoy, ya sea desde el apoyo público como desde el privado. Es una cuestión de romper con las dinámicas productivistas para permitir que el arte tenga su tiempo”.

Pero ese mantra que vertebra cada acción de la cervecera granadina llega también a la evaluación de los proyectos, como comenta Teresa Lanceta: “Las obras artísticas imponen su propio tiempo y hay que estar alerta a responder con el nuestro”.

La perfecta fusión de artesanía y arte

La propuesta de fundir artesanía y arte en este premio gusta no solo entre los participantes, sino también entre el jurado. “No hay mejor manera de cuidar una tradición que renovarla y este Premio nos permite valorar esas cualidades”, comenta David Barro, director de Fundación DIDAC y comisario de más de un centenar de exposiciones.

David Barro, miembro del jurado del III Premio Cervezas Alhambra de Arte Emergente

“Los artistas y los artesanos consiguen unos resultados extraordinarios gracias a una capacidad innata para tomarse el placer en serio”, apunta, al tiempo que destaca el valor de tomar tiempo para trabajar, tanto en el arte como en la artesanía, el valor de crear/sin/prisa: “La experiencia no solo enmarca estos objetos, sino que también los contiene. Crear sin prisa resulta fundamental. De ahí que me resulte tan atractivo este premio”.

Entre el jurado que escogerá una obra como ganadora de esta tercera edición hay también representación internacional de la mano de Patrizia Sandretto, presidenta de la Fundación Sandretto Re Rebaudengo, que ella misma creó, al sentir una falta de espacios para los artistas emergentes en Italia.

Sandretto valora, de su experiencia como jurado en este certamen, la capacidad del arte emergente español para bucear en sus archivos y su tradición: “Veo una atención especial al intercambio cultural, a la apertura, pero al mismo tiempo hay una conciencia de la historia española y de su tradición artística contemporánea. Creo que ese equilibrio puede considerarse una de las principales características del arte emergente español, que se confronta a sí mismo con la escena global, manteniendo además un fuerte contacto con su identidad”.

El plantel de expertos del jurado se completa con varios perfiles más, que aportan su visión y experiencia a este premio. Juan Cruz es artista y decano de Artes y Humanidades en el Royal College of Art de Londres. Comenzó con su actividad expositiva a finales de los 90 y ha llevado su obra por todo el mundo… sin perder su esencia.

Bea Espejo, crítica de arte y responsable de esta disciplina en el suplemento Babelia de El País, es también comisaria y, con sus conocimientos de estas aristas del sector, enriquece el veredicto conjunto del jurado.

El listado de expertos que forman parte de este premio lo integra, también, Laura Quero, Marketing Consumer Director de Cervezas Alhambra y responsable de trasladar el alma de esta casa al resto del jurado, para que este certamen de arte emergente nunca deje de respirar el espíritu de crear/sin/prisa y siga apostando por Parar más. Sentir más.

Imágenes | Cervezas Alhambra, Facebook de Feria ARCO

En Momentos Alhambra | II Premio Cervezas Alhambra de Arte Emergente: el talento inspirado en Granada

En Momentos Alhambra | II Premio de Cervezas Alhambra de Arte Emergente: los proyectos seleccionados

Comparte con nosotros

4 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados
Erik Winkowski o el arte de la sencillez en movimiento

Erik Winkowski o el arte de la sencillez en movimiento

16 julio, 2019
«Hay algunos artistas que generan esculturas a partir de 10 toneladas de sandía. Yo soy más de los que son capaces de generar algo emocionante a partir de una semilla de una sandía. Ese es el tipo de arte que a mí me emociona». Con esa contundente frase resume la esencia de su trabajo el artista estadounidense Erik Winkowski, que ha hecho de los collages en movimiento su seña de identidad.
Arte emergente en España, los nombres que pincelarán el porvenir artístico del país

Arte emergente en España, los nombres que pincelarán el porvenir artístico del país

16 enero, 2019
El arte es mucho más que una disciplina creativa. El arte es la expresión colectiva de los sentimientos de una sociedad, de sus avances, de sus inquietudes, de sus alegrías y de sus penas. Por eso, cada generación tiene sus nombres artísticos, perfiles que aparecen en el panorama para hacerse un hueco y ganar en relevancia con el paso de los años. El arte emergente en España también tiene sus nombres. Y no son pocos.