Tintaentera, un taller de serigrafía y grabado que apuesta por lo analógico en un universo digital

Por Eva Gracia

Había una vez un pintor con mucho genio que nació en un pueblito de Aragón, Fuendetodos, y que llegó a ser pintor de la Corte. Él, además de ser el retratista oficial del Reino, plasmaba la cruda realidad de comienzos del siglo XIX en bellos grabados. Hoy, en su tierra, un taller llamado Tintaentera recupera aquel noble arte que convirtió a Goya en cronista.

Tintaentera se camufla en la ciudad de Zaragoza como un local más. Pero no es un establecimiento del montón. La puerta de este taller es la ventana a un universo de artesanía en dos dimensiones, un templo para los amantes de la obra gráfica con personalidad, un refugio para quienes aprecian la fabricación a mano y saben valorar el trabajo detrás de cada objeto creado con los dedos como herramienta principal.

Un rincón para encandilar a los amantes del crear/sin/prisa, esa apuesta por el arte sin miradas al reloj que abandera Cervezas Alhambra.

tintaentera taller artesano

Porque en el oficio que aquí se practica las prisas no tienen lugar. La serigrafía y el grabado son las dos disciplinas que ha hecho suyas Tintaentera. Y son dos disciplinas que aúnan tradición, contemporaneidad y arte.

Tradición porque las máquinas de este taller, como su tórculo, desprenden aroma a otro tiempo, a tinta recién estampada, a utensilios que se idearon hace décadas —si no siglos— y que, hoy, siguen funcionando a la perfección en lugares como este.

Igual que la receta de una Alhambra Especial, que nos deja un sabor en nuestra garganta a pasado y a historia, las piezas que conforman los engranajes de Tintaentera retrotraen nuestra mirada a los albores de la estampación y la impresión.

tintaentera taller artesano

Contemporaneidad y arte porque Natalia Royo, fundadora de este espacio —cuando estudiaba grabado en Barcelona decidió que quería volver a su ciudad y aportar algo diferente en el campo de la obra gráfica—, plasma en proyectos de hoy sus conocimientos sobre las técnicas de ayer.

Así, serigrafía ilustraciones de artistas y diseñadores locales y actuales con mimo y cariño sobre los más variados materiales. Pone su cabeza y sus manos en cada encargo de encuadernación artesanal al que se enfrenta. Y alumbra, en esas cuatro paredes de la capital aragonesa, ediciones limitadas de libros y láminas que decoran las paredes con motivos, en lo tangible y lo intangible, revestidos de pasión por el oficio de trasladar las ideas al papel.

Conocimiento compartido

tintaentera taller artesano

Natalia no se guarda sus conocimientos para sí misma y sus clientes, sino que ha convertido Tintaentera en un lugar de encuentro de amantes de la serigrafía y el grabado. Un espacio donde aquellos que caminan por la vida ávidos de nuevos saberes y nuevas habilidades acuden a experimentar aquello de crear con las propias manos.

La fundadora de este taller imparte clases de ambas disciplinas y se adapta a todos los niveles. Tanto los que nunca hayan tocado una de las planchas que se emplean para estampar como quienes manejen los bigudíes a la perfección tienen su hueco en Tintaentera. Están invitados a disfrutar de cada parte del proceso, a Parar más y Sentir más.

Porque, en el fondo, de eso van la serigrafía y el grabado. De deslizar con calma y contundencia las planchas con tinta sobre el material que se quiere estampar.

De dibujar con pulso firme y mucha precisión sobre el material elegido —en el taller de Natalia los grabados también se hacen sobre cartón y plástico, además de sobre el clásico metal— sintiendo cada pasada. Parando cada poco tiempo a contemplar cómo cada poro del papel, de la tela o del cartón se impregna de la tinta. Sintiendo cómo un arte tan decimonónico nos emociona en la era de la modernidad.

Imágenes | Tintaentera

En Momentos Alhambra | El mundo de la encuadernación artesanal: todo un colectivo dedicado a devolver el encanto al papel más tradicional

En Momentos Alhambra | Manos que crean sin prisa: los talleres mágicos de La Fábrica de Texturas

Comparte con nosotros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados
Alfredo Arranz, transformando la seda en pequeñas obras de arte

Alfredo Arranz, transformando la seda en pequeñas obras de arte

18 diciembre, 2017
Cuando, en los años 90, el burgalés Alfredo Arranz vivía en Madrid, se quedaba embobado delante del escaparate del taller de Lola Fonseca, maestra de la pintura en seda. Fascinado por la destreza con la que esta mujer dibujaba sobre un material tan delicado, se repetía: “Yo algún día tengo que hacer esto”.
Urueña, una villa del libro congelada en el tiempo

Urueña, una villa del libro congelada en el tiempo

26 octubre, 2017
Es Urueña una pequeña isla, rodeado de  un inmenso mar siempre en calma; un mar verde, amarillo y marrón. Un mar de alfalfa y lenteja. De ajos y pimentón. Se erige esta pequeña y literaria villa desde las alturas, disfrutando de las vastas vistas de los cultivos de Tierra de Campos que la rodean.
La cerámica de Tánata, artesanía de colores para el día a día

La cerámica de Tánata, artesanía de colores para el día a día

5 junio, 2018
Casi siempre, alegrarnos la vida pasa por las cosas más sencillas. Como tomar una Alhambra Reserva 1925 a la orilla del mar mientras las olas nos bañan los pies, parar para escuchar con calma ese nuevo disco que nos acaban de regalar y sentir cada canción o llenar nuestro día a día con pequeños objetos que nos recuerden que, con un filtro de colores y una chispa de creatividad, todo adquiere un cariz más optimista y agradable.