Siete planes sencillos para disfrutar sin prisa del regreso a la rutina

Por Lorena Papí Rodes

Rutina. Dícese de aquella costumbre o hábito adquirido de hacer las cosas por mera práctica y sin razonarlas. Así, volver a las rutinas diarias bien podría significar perder la libertad de elección; vivir de pasada, sin sentir. Pero no vivimos sin pensar ni elegir. Podemos decidir encontrar un espacio en esa rutina para pequeños instantes de disfrute. Siempre hay ventanas que se abren a oportunidades, a planes que proyectan momentos de felicidad.

No se necesitan grandes planes para alegrar el día a día. Solo se requiere parar más, sentir más. Poner todos los sentidos al servicio de la experiencia. Un paseo por la ciudad con otra mirada, la de la sorpresa. Sumergirse en el paisaje de un cuadro o en las páginas de un libro. Apurar las últimas tardes de terraza. Cambiar el escenario, aunque solo sea por una tarde.

Son propuestas que invitan a la pausa, para contrarrestar la vuelta al ritmo acelerado del día a día. Para encontrar edificante ese regreso a la rutina y convertirla en una práctica consciente y darle la vuelta a esa acepción negativa: hacer las cosas por elección propia, razonándolas y sintiéndolas.

Sumergirse en las páginas de un libro

Sumergirse en un buen libro para desconectar

Es mágico el instante en el que la frase de un libro atraviesa de parte a parte al lector, obligándole a pausar la lectura, para dejar que calen hondo las palabras. Cuando estas evocan y provocan tantos sentimientos que se saborea cada adjetivo, cada metáfora. Más aún cuando la historia versa sobre un tema tan experimentado por todos, tan universal como el amor (y su final). O sobre la sorpresa que esconde lo cotidiano.

Por eso, libros como Feliz Final, la última novela de Isaac Rosa, o La muerte del comendador (Libro 1), de Haruki Murakami, que se publicarán a principios de octubre son lugares comunes en los que reconocerse y deleitarse. Propuestas para disfrutar en una tarde de parque, disfrutando del aún cálido pero más liviano sol de la tarde, o en modo relax, en ese rincón especial de la casa. Un plan para mudar de piel por unas horas y acompañar a estos autores en sus reflexiones sobre qué es hoy y cómo se vive el amor, con todos sus condicionantes. O sobre ese bagaje emocional que arrastra a veces el pasado familiar.

Relajar cuerpo y mente

Sumergirse en el agua es dejar que el estrés se desprenda de la piel para diluirse y desaparecer. Por eso el primer baño del verano en el mar es tan especial: es sentir la sal curando las heridas; borrando todo lo malo del año. Una experiencia en la que todos los sentidos participan, nutriéndose de ella.

Se puede volver a experimentar una sensación similar disfrutando de las bondades de un circuito de spa, de un masaje relajante y una sauna revigorizante. El cuerpo se relaja, los músculos se destensan. La mente desconecta de las preocupaciones, dedicándose únicamente a la tarea de sentir.

Redescubrir la ciudad

madrid street art

Los momentos, los lugares y los detalles más especiales —incluso en la ciudad que tanto se cree conocer— están ahí, al alcance de la vista. De una mirada curiosa. Los ojos pueden desvelar lo que está escondido, transformando lo común en una inesperada sorpresa.

Un Safari Urbano como el que proponen en Madrid Street Project o la ruta Street Art Valencia de Free Tour Valencia es una oportunidad para redescubrir lugares comunes, a través de otra mirada: la del arte urbano que alegra y transforma barrios en ocasiones olvidados, como el Barrio del Oeste en Salamanca.

Las calles se convierten en una gran galería de arte, en un museo de intervenciones urbanas: desde los murales de Escif  hasta la arquicostura de Raquel Rodrigo, cuyas grandes instalaciones en punto de cruz cubren viejas fachadas de Madrid y Valencia.

Hacer de lo más sencillo, lo más especial

Un acto tan simple como tomarse una cerveza después del trabajo con esa gente especial puede convertirse en un plan de deleite para todos los sentido. Depende de la cerveza que se tome, de cómo se acompañe el momento y de la disposición que se tenga a apreciar los pequeños detalles que lo convierten en único: la temperatura perfecta; la calidez del sol, en estas últimas tardes al aire libre, antes de que acorte su ciclo; la confortable sensación de familiaridad, al ver latir la ciudad al ritmo de siempre.

Si la cerveza es una botella de Alhambra Reserva 1925, el instante se convierte en toda una experiencia sensorial. Su aromático y ligero dulzor y sus matices tostados ponen a prueba todos los sentidos. El resto —los rayos de sol, la ligera brisa de septiembre, la alegría de reencontrarse con los amigos— contribuye a lograr que la magia ocurra. No siempre lo hace tan lejos de la zona de confort.

Viajar de cuadro en cuadro

La cultura emerge siempre como esa isla en mitad del océano urbano, la tabla de salvación de la gran inmensidad que es, a veces, la vida en una gran urbe. Propuestas culturales como una exposición que se estrena son oportunidades para refugiarse.

Una invitación a viajar e imaginar. Pasear entre los jardines que obsesionaron y maravillaron a Sorolla, como el de la Alhambra de Granada con Sorolla. Un jardín para pintar, la exposición actual del Museo que lleva su nombre en la capital. Descubrir quién era Gala, a través de los óleos de su amado Dalí y la colección Una habitació pròpia a Púbol, en el Museu Nacional D’Art de Catalunya, en Barcelona.

O conocer parte de la historia del emblemático barrio valenciano de El Cabanyal, a través de dos de sus vecinas y sus reivindicaciones. Dos dones valentes (Dos mujeres valientes) retratada su lucha en las fotografías de Maribel Domènech expuestas en el MuVIM de Valencia.

Practicar la creatividad

Para los niños, cada curso que empieza es un nuevo reto. Un libro en blanco que se llenará de habilidades y conocimientos. También debería serlo para los adultos: siempre hay nuevos talentos por descubrir; solo hay que abrir de par en par las puertas de la creatividad. Practicarla. Utilizar las manos, para dibujar, modelar, cultivar o diseñar, para crear/sin/prisas, es la vía directa a la desconexión del mundo y a la conexión con uno mismo, a través de la pieza, de la creación.

Es fácil empezar de cero, gracias a proyectos tan especiales como la Fábrica de Texturas en Madrid, con sus talleres de serigrafía, marmolado o cianotipia, entre otros. Solo hay que explorar nuevos territorios, dar con el corazón creativo de cada ciudad, ese que late al ritmo del arte y la artesanía.

Ilusionarse con una escapada

Albarracín, uno de los pueblos más bonitos de España

No se necesita un gran viaje ni proyectarlo durante meses para que se convierta en un recuerdo imborrable. Basta escaparse a alguno de los cientos de lugares especiales del país para convertir un fin de semana en una vivencia plena: descubrir rincones únicos a través de su gastronomía, volver a Granada, siempre, visitar un pueblo con encanto e historia como Urueña o cualquiera de los Pueblos más bonitos de España.

Son los planes más simples los que a menudo traen consigo la felicidad. Esos que a veces se confunden con la rutina. Pero solo se tornan especiales cuando se es capaz de prestar atención a los detalles, de mantener los ojos bien abiertos y el alma dispuesta a enamorarse de las cosas más sencillas de la vida.

Fotos |iStock/RossHelen  iStock/chabybuckoFacebook/@MadridStreetArtProject,  iStock/Betelgejze

En Momentos Alhambra | Cinco libros para perder el sentido del tiempo a la orilla del mar

En Momentos Alhambra | Siete lugares donde perderte entre libros y delicatessens

 

Comparte con nosotros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados
Vidrio Sorribes: casi un siglo dedicado al bello arte del cristal

Vidrio Sorribes: casi un siglo dedicado al bello arte del cristal

27 diciembre, 2018
Sara Sorribes solo tenía 21 años cuando entró a trabajar en Vidrio J. Sorribes, la empresa fundada por su abuelo en 1920. Le bastó un mes entre tubos y sopletes para entender que, como él, y como su padre, tenía “vidrio en lugar de sangre” en las venas. Quería dedicar su vida a jugar con los elementos, a dar forma a su creatividad a base de cristal y fuego. Y empezó desde abajo, manteniendo esa filosofía de que una empresa debe ser siempre como una gran familia.
Arte emergente en España, los nombres que pincelarán el porvenir artístico del país

Arte emergente en España, los nombres que pincelarán el porvenir artístico del país

16 enero, 2019
El arte es mucho más que una disciplina creativa. El arte es la expresión colectiva de los sentimientos de una sociedad, de sus avances, de sus inquietudes, de sus alegrías y de sus penas. Por eso, cada generación tiene sus nombres artísticos, perfiles que aparecen en el panorama para hacerse un hueco y ganar en relevancia con el paso de los años. El arte emergente en España también tiene sus nombres. Y no son pocos.
Córdoba en Azahar, un universo de sensaciones en torno a la flor

Córdoba en Azahar, un universo de sensaciones en torno a la flor

13 abril, 2018
Parar para ver. Sentir para mirar. Tocar para oler. En Córdoba estos días hace falta aguzar la vista para vivir el tiempo sin tiempo. Ese que hace que solo por un momento, este del año, la vida se detenga mientras nace con toda su energía, la que brota de los naranjos en un espacio breve, la que hace que sus flores nazcan y los sentidos se cieguen.