Siete lugares donde perderte entre libros y delicatessens

Por Nerea Campos Godoy

Pocos placeres hay en la vida que combinen mejor que un aperitivo acompañado de un libro. Leer una buena historia o un conmovedor poema junto a un hummus recién hecho, una tarta de zanahoria o el olor a café flotando en el ambiente.

Por esta razón, cada vez más son los locales que deciden aunar el encanto de una librería con todo tipo de delicias gastronómicas: la oportunidad de leer en un asiento cómodo, con el ruido que mece procedente de las conversaciones de la gente, a la vez que se picotea un poco de guacamole. Ese ambiente tranquilo y reposado, en el que las horas no pasan y los aromas de todo tipo de gastronomía  encuentran la excusa perfecta para presentarse entre los autores y sus obras, mientras que en el regazo del lector las palabras se van dando paso.

estanterías con libros y mesas para merendar

Red velvet y libros en la Qarmita

Red velvet, café con leche, tarta de zanahoria y estanterías rebosantes de libros ordenados por temáticas. La Qarmita de Granada propone a sus visitantes un espacio muy acogedor y cuidado, donde el ambiente es propicio tanto para la lectura como para que surjan esas conversaciones que poco a poco van adquiriendo un cariz cada vez más íntimo.

Todos los dulces son caseros y sus zumos naturales son excelentes compañeros para ese libro que tantas veces te han recomendado. El toque estrella lo dan los desayunos con nombres sus autores favoritos y los eventos culturales que organizan sobre pintura o fotografía.

La Casa Con Libros

“No solo de pan vive el hombre. Yo, si tuviera hambre y estuviera desvalido en la calle no pediría un pan; sino que pediría medio pan y un libro”. Este pensamiento de Federico García Lorca refleja el espíritu con el que La Casa Con Libros recibe a los curiosos que buscan un lugar distinto en Granada en el que se armonizan la tertulia con la buena música, la taberna con la pasión por la lectura y la tetería con las bicicletas.

Su proyecto Biblioteqa lleva más de diez años promocionando el libro como un bien cultural con numerosas actividades y su emplazamiento es un verdadero remanso de paz para los lectores aficionados a la lectura en un ambiente tranquilo y cercano. Para descubrir la autenticidad de este lugar de Granada no hay más que coger un autobús desde el Palacio de Congresos hasta La Zubia; el viaje es breve y el enclave donde se ubica La Casa Con Libros bien merece una (o varias) visita.

Las vistas desde María Pandora

libros con cactusEsos rincones especiales que navegan entre libros, meriendas y aperitivos marcan la ruta imperdible de todos los amantes de la lectura que, en época de frío, buscan un refugio para esas manos congeladas.

Con una atmósfera ecléctica y de adoración por los libros se presenta María Pandora en La Latina, buscando a aquellas personas que escrutan entre las páginas de un buen libro a la vez que disfrutan de las vistas a la plaza de Gabriel Miró.

Un té para cada libro

La calle Santa Isabel, entre muchos lugares especiales, cuenta con una librería que invita a los lectores a tomarse un té caliente y sentarse a un lado de sus coquetas mesas para disfrutar de ambos. Se trata de La Fugitiva: un local que, haciendo esquina, esconde a sus visitantes tras columnas de libros para que puedan ver sin ser vistos.

El brunch se toma en La Infinito

La Infinito seduce a los amantes de las letras y de los desayunos con los increíbles aromas de sus meriendas y sus brunches, a los que se suma el inconfudible olor de los libros que han sido disfrutados muchas veces. Elegir uno de ellos y acompañarlo de un café, yogur y tostadas o acudir el día que celebran su brunch musical para complacer a todos los sentidos. Lugares que se convierten en una extensión del hogar cuando son transitados a menudo y ofrecen un espacio único, lleno de belleza.

Estanterías con olor a café

La sensación de cobijo que surge de ver pasear a la gente de Lavapiés desde los ventanales de La Libre: sentirse presente en el barrio mientras se viaja a otras épocas y ciudades a través de una lectura que atrapa. Husmear entre las estanterías de poesía, narrativa o teatro; encontrar esa pequeña joya que se daba por perdida hacía tiempo.

Plantas y poesía en Lavapiés

El dinosaurio todavía estaba allí es otro punto de encuentro en Madrid para los letraheridos, ya que las presentaciones y lecturas poéticas han desarrollado siempre un papel protagonista dentro de las actividades que planifican en el local. Tostas y platos caseros acompañan al oyente de poesía que desea cumplir con los mandamientos del poeta francés Charles Baudelaire: “embriagaos, embriagaos sin cesar, de vino, de poesía o de virtud, pero embriagaos”.

Imágenes | Pexels (1), (2), (3), Instagram

En Momentos Alhambra | 7 rincones de Madrid para escapar del paso del tiempo

En Momentos Alhambra | Descubriendo Granada: el barrio de La Chana, para los amantes del buen tapeo

Comparte con nosotros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados
Las siluetas de la pasión por la madera

Las siluetas de la pasión por la madera

6 noviembre, 2018
Cuando uno queda seducido por un material, se aproxima a él con respeto, con admiración, con fascinación. Casi con devoción. Esa actitud es la que mantienen Martín Ruiz de la Prada y Miguel Cerezales cuando tratan la madera. Ambos componen Siete Formas, un dúo de artesanos que trabaja la materia vegetal con iguales dosis de esmero y pasión.
Amanda Moreno, el salto de la literatura convertida en arte plástico

Amanda Moreno, el salto de la literatura convertida en arte plástico

6 noviembre, 2017
El discurso que recorre la obra de Amanda Moreno es una senda absolutamente transversal y transfiguradora. Su trabajo es la representación de que el entorno que se nos muestra puede dar mucho más de sí:  es una invitación constante al cuestionamiento, una puerta abierta a replantearnos la realidad que nos alcanza. Descúbrelo.
II Premio Cervezas Alhambra de Arte Emergente: el talento inspirado en Granada

II Premio Cervezas Alhambra de Arte Emergente: el talento inspirado en Granada

14 febrero, 2018
Cuenta la sabiduría popular, esa que tanto guarda para enseñarnos sobre la vida, que las musas, cuando lleguen, deben encontrarnos trabajando. Pero también dice el saber del pueblo que la inspiración puede hallarse en cualquier parte y en cualquier momento: en un poema escrito a mano en un cuaderno abandonado al sol, en una historia contada a susurros en una noche en vela o en un paseo en primavera a la orilla del río.