Porque el arte no tiene límites (y estos artistas jamás se los pondrán)

Por Nerea Campos Godoy

Decía la poeta polaca Wislawa Szymborska lo siguiente: «Tengo muchísimos defectos, pero una virtud: la curiosidad por todo. Ese es mi motor. (…) La vida es tan rica…Todo está lleno de variedad». Es precisamente esa curiosidad lo que nos lleva a movernos por otros territorios que no hubiésemos transitado de no ser por esa chispa que, a veces, se despierta en mitad del pecho.

Szymborska, como poeta y creadora, sabía que el arte no solo se alimenta de una disciplina, sino que fluye entre todos sus ámbitos. Y, al igual que ella, hay numerosos artistas en el panorama español actual que navegan entre dos o más aguas para sacar el máximo significado de lo que el arte puede decirnos.

Pero, para escuchar bien de qué nos habla la intuición o qué camino es el que nos pide transitar, es necesario Parar más, Sentir más.  Como dice Cervezas Alhambra, hay que poner la pausa, cerrar los ojos y preguntarnos qué es lo que queremos sentir, cuál es la emoción que perseguimos. ¿Qué es lo que nos habita y de qué manera queremos expresarlo? Preguntas que no solo nos hacemos a diario mientras tomamos una Alhambra Reserva 1925 en buena compañía, sino que también han poblado las inquietudes de muchos artistas multidisciplinares, que han ido contestándose a sí mismos.

Los encontramos leyendo al poeta Ángelo Néstore, que trenza los hilos de su inspiración tanto en teatro como en poesía;  escuchando a las actrices y cantantes Leonor Watling y Najwa Nimri; oyendo con atención las letras de Rozalén; y a través de las artes plásticas y la poesía de Rogelio López Cuenca.

Ángelo Néstore: cómo unir la poesía a los escenarios

Ángelo Néstore (Lecce, 1986 / Málaga) es un poeta de origen italiano, afincado en Málaga desde los 21 años. Aunque con tan solo 18 años consiguió el Premio a la Mejor Interpretación Masculina en el Concurso Nacional de Teatro Vittorio Gassman de Roma, tanto la poesía como el teatro han aflorado en su vida desde el principio.

Ha publicado dos libros de poesía: Adán o nada (de Bandaàparte Editores) y Actos Impuros (Ediciones Hiperión), consiguiendo con este último el XXXII Premio de Poesía Hiperión.

Una de sus últimas piezas de teatro en solitario, Lo inhabitable, es la obra en la que trata de unir la poesía con el teatro, mediante la palabra que brota de su garganta. No lo interpreta como un recital, ni como teatro. Tampoco como una confesión, sino como una mutación del cuerpo, donde huye de la masculinidad heredada y aborda temas muy presentes en su obra poética, como lo queer o la maternidad.

El micro y las cámaras

En nuestro país tenemos varios ejemplos de grandes actrices que también han abordado varias artes en su carrera artísticas con gran éxito. Tanto Leonor Watling (Cádiz, 1975) como Najwa Nimri (Pamplona, 1972), conocidas por películas como Mi vida sin mí o Abre los ojos, respectivamente, sacaron a otro tipo de escenarios su música.

Con el proyecto Marlango, Watling ha puesto la voz a las canciones de más de 8 discos desde el año 2005. Su Pequeño vals se iba de gira mientras combinaba los conciertos con la actuación. Al igual que Najwa Nimri, quien, con el grupo Najwajean, lleva desde el año 1998 delante del micrófono y también en solitario.

La actuación es un mundo más solitario, pero la música permite estar en sintonía con la gente: tanto aquella que está entre el público, como las personas con las que se comparte escenario. Una manera de vibrar en conjunto, así es como se disfruta del momento y siempre se saborea mucho más junto a una Alhambra Reserva 1925, una banda sonora sensorial, líquida, que pone la nota de fondo a esos momentos en buena compañía, que parecen surgir de la nada pero que crean esos recuerdos imborrables en nuestra retina.

Rozalén: poemas con música

Rozalén es una de esas cantautoras que transforma en poesía todo lo que toca. Ya sea en música, con la liviandad de las palabras que se lleva el viento, como en las páginas de su libro, en el que plasma todas las emociones que estos últimos años de éxitos le han traído.

María de los Ángeles Rozalén (Albacete, 1986) consigue aunar esa manera de contar que sale por los poros y se transforma tanto en canciones como en poemas. Cerrando puntos suspensivos es su proyecto recopilatorio, donde reúne toda su obra musical.

Además, es el nombre que ha dado a su libro, un lugar-refugio en el que contarse es lo importante. Cuando contamos nuestra historia estamos diciéndole al mundo que importamos, que han ocurrido cosas y que, sobre todo, hemos vivido y disfrutado.

Poemas llenos de color: Rogelio López Cuenca

Rogelio López Cuenca (Nerja, 1959) lleva desde los años 80 trabajando en la manera de asociar las artes plásticas con la poesía. Quizá por eso, las palabras han ido pasando de los libros a los lienzos, mientras que él ha ido creando su característica poesía visual.

Su interés por las ciencias sociales y la capacidad de altavoz que tiene el arte han conseguido que ponga de relevo numerosas cuestiones que atañen a la actualidad del país, algo que también le ha llevado a reflexionar sobre la cultura de masas. Actualmente, se encuentra en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía una retrospectiva sobre su obra, llamada Yendo leyendo, dando lugar.

El arte pasa por numerosos ámbitos y basta tener la mente abierta y tomarse un momento para que fluyan de nuevo las ideas. De la misma manera que navegan los matices por Cervezas Alhambra: ese instante en el que lo importante sale a flote.

En Momentos Alhambra | Un universo de acuarela y color: la sugerente obra de Misterpiro en el Festival C.A.L.L.E.

En Momentos Alhambra | Las residencias del Matadero de Madrid: arte esperando ser descubierto

Imágenes | Pexels (1), Facebook de Fundación Centro de Poesía José Hierro, Pixabay (1)

Comparte con nosotros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados
Las residencias del Matadero de Madrid: arte esperando ser descubierto

Las residencias del Matadero de Madrid: arte esperando ser descubierto

20 mayo, 2019
Las residencias de arte del Matadero de Madrid dan la oportunidad a jóvenes artistas para desarrollar su obra. Durante unos más o menos breves periodos de tiempo, pueden experimentar con su propia manera de entender el arte y el espacio que ofrece el Matadero de Madrid para llevarlo a la realidad. Hacemos un avance de las propuestas más sensoriales, de la mano de proyectos en los que también ha colaborado Cervezas Alhambra, como El Patio de Nacho Carbonell.
La Térmica

La Térmica

18 mayo, 2018
Cervezas Alhambra y La Térmica de Málaga se unen para la promoción de la cultura. En sus cinco años de existencia, La Térmica, se ha convertido en el espacio de referencia cultural de Málaga; un centro de creación, producción y formación cultural contemporánea basado en un planteamiento moderno, abierto y plural que busca, a través de la cultura y la iniciativa personal ciudadana, desarrollar una nueva mirada sobre la realidad.