Momentos | Alhambra Patios

El secreto, el corazón de Córdoba, vive entre los azulejos y las plantas de los patios que pueblan la ciudad, llenos de rincones ocultos de olor afrutado y silencios. Cervezas Alhambra abre los portones de los patios y te invita a descubrir el tacto, el sabor, la luz de una ciudad con casi dos mil años de historia. Acércate, siente, vive un lugar que, desvelado con calma, se puebla poco a poco de voces y ecos.

Durante el mes de junio de 2017, Cervezas Alhambra nos ha invitado, en un único entorno cordobés, a reinterpretar los elementos más clásicos de la tradición desde una perspectiva contemporánea, a experimentar de primera mano los secretos de la creación y la artesanía.

Artículos Relacionados
Pablo Morales, el luthier que esculpe el sonido

Pablo Morales, el luthier que esculpe el sonido

En el valle del Ebro, en Aragón, el cierzo sopla con fuerza y silba en los oídos de los habitantes de esta región una suerte de melodía que se adentra en sus tímpanos y que hace las veces de banda sonora de sus vidas. El viento, más pausado, más domesticado, más delicado, es también el protagonista del trabajo de Pablo Morales, un luthier que no solo da forma a la madera con la que crea sus gaitas, tarotas y dulzainas, sino que la escucha, la mira y la siente.
Favorito Studio, cerámica contemporánea con esencia minimalista

Favorito Studio, cerámica contemporánea con esencia minimalista

Hay una clara influencia de la naturaleza y de todos sus seres, ya sean plantas o animales, en las manos que elaboran la cerámica de la manera más natural. Son las de Susana García, la creadora de Favorito Studio, un taller de cerámica artesanal en el que cada taza, plato o jarrón que se elabora es único porque se realiza uno a uno.
Las artistas del bordado en Instagram: artesanas en la era de las redes sociales

Las artistas del bordado en Instagram: artesanas en la era de las redes sociales

“La abuela me enseñó a coser. / Fue una de las mejores herencias. / Y, antes de marcharse, me dejó prendido / un dedal en el pecho. / Es brillante, eterno”. La poeta cordobesa Ana Castro recuerda en estos versos una de las experiencias que más paz y tranquilidad traía a nuestras abuelas cuando no existían ni aparatos de televisión ni dispositivos móviles omnipresentes, mientras se creaban lazos entre sus hijas, nietas y otras mujeres.