Oitenta, donde se funden la pasión por la madera y el diseño vanguardista

Por Eva Gracia

Necesitamos menos cosas, pero más especiales”. Rotundo, con mucho poso y cargado de compromiso, ese mantra es la filosofía que mueve el trabajo de Oitenta, un estudio de diseño con sede en A Coruña fundado por Rafael Fernández.

oitenta taller muebles artesanales

Él, de niño, pasaba las horas rodeado de tijeras, pegamento y herramientas. Y ahora, de adulto, sigue dando rienda suelta a su creatividad y a su pasión por trabajar con las manos ideando y produciendo objetos especiales, de esos que significan mucho para quien los hace, pero también para quien les hace un hueco en su hogar.

El equipo de Oitenta elabora, desde el corazón de Galicia y con el corazón en cada paso, piezas de mobiliario y decoración que lanzan su flecha a los amantes del diseño y a los que apuestan por que cada objeto del que se rodeen respete sus valores y su forma de entender el mundo.

¿Y cuál es la manera por la que apuesta Oitenta? La artesanía, sin lugar a dudas. Las cosas que salen de su taller nos hablan de producción manual, de consumo responsable y de un perfecto enlace entre diseño contemporáneo y procesos de trabajo artesanales.

Una oda a la madera y a su flexibilidad

El catálogo de este taller artesanal se compone de piezas minimalistas, de líneas puras, muy funcionales y con un twist de personalidad, como sus reconocibles perchas-estantería. Y dando un repaso a su abanico de propuestas se adivina cuál es la debilidad de Oitenta: la madera.

oitenta taller muebles artesanales

Las vetas que quedan a la vista en muchos de sus objetos, la suavidad de las superficies que trasluce un cuidado proceso de lijado, las evidentes pinceladas de barniz empleadas para dar un aire clásico al diseño de vanguardia… Todas estas características, presentes de manera más o menos sutil en todos los productos de la casa, alcanzan su cénit en Eira.

Esta colección, compuesta por tres piezas (un banco, una mesa baja de centro y una silla) es una familia de muebles desarrollada por Oitenta en un trabajo mano a mano —literalmente— con Jorge Carril, artesano local con amplios conocimientos en el curvado de la madera.

Esa puede ser la primera pregunta que nos hagamos al mirar este mobiliario: ¿cómo es posible que luzca unas formas tan orgánicas y suavemente curvas si está compuesto por grandes láminas de eucalipto?

Porque, para diseñarla y crearla, se ha sacado el máximo partido de una de las singularidades de la madera como material: su flexibilidad. Trabajándola con cariño y respetando los tiempos y los procesos de cada fase de la producción manual, el equipo de Oitenta consigue que no haga falta mucho más que unos sencillos ensamblajes para convertir unas ásperas planchas de madera en un confortable asiento: la silla Eira, su primogénita.

oitenta taller muebles artesanales

Y su nombre —en Oitenta todo tiene un porqué— no está escogido al azar. Eira, en gallego, hace referencia a la tierra que rodea el hogar, esa tierra a la que retornó Rafael hace un par de años.

Por aquel entonces decidió volver a sus orígenes —como hace ahora Cervezas Alhambra con su iniciativa Volver, que le lleva a homenajear a la ciudad que la vio nacer a través de la reedición de una especial botella de 1964—, centrarse en su proyecto y apostar hasta el final por la carta de lo que él entiende como “buen diseño”.

Siempre he entendido que el buen diseño es aquel que combina funcionalidad con estética y emoción”, afirma en su página web. De esa receta, tan sencilla de describir y tan difícil de ejecutar, nacen sus creaciones, objetos que son mucho más que cosas y que, como frutos del árbol de la artesanía, son imperfectos y únicos.

Imágenes | Facebook de Oitenta

En Momentos Alhambra | La taracea granadina o cómo elevar la madera a la categoría de arte

En Momentos Alhambra | Complementos artesanales en madera, de la mano del taller de Eriste

Comparte con nosotros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados
Vidrio Sorribes: casi un siglo dedicado al bello arte del cristal

Vidrio Sorribes: casi un siglo dedicado al bello arte del cristal

27 diciembre, 2018
Sara Sorribes solo tenía 21 años cuando entró a trabajar en Vidrio J. Sorribes, la empresa fundada por su abuelo en 1920. Le bastó un mes entre tubos y sopletes para entender que, como él, y como su padre, tenía “vidrio en lugar de sangre” en las venas. Quería dedicar su vida a jugar con los elementos, a dar forma a su creatividad a base de cristal y fuego. Y empezó desde abajo, manteniendo esa filosofía de que una empresa debe ser siempre como una gran familia.
Bois et Fer: cuando transformar la madera la llena de arte

Bois et Fer: cuando transformar la madera la llena de arte

16 septiembre, 2019
La suavidad de una mano que se desliza por una mesa de madera. El sonido que hace un vaso de cristal al posarse sobre ella. Contundencia y ternura. Estar abiertos a sensaciones tan comunes y diarias como estas no es difícil, solo hay que dejar que los sentidos fluyan y así permitirnos escuchar a través de ellos. Si bien es cierto que para llegar a ese estado de calmada alerta, a veces es importante que estemos bien rodeados. Y ese ambiente puede surgir tanto con una buena canción en casa, como con muebles diseñados con paciencia. Cuidar el espacio en el que se desarrolla la vida.
El cartel de Sara Fratini para C.A.L.L.E: una oda a la autenticidad de Lavapiés

El cartel de Sara Fratini para C.A.L.L.E: una oda a la autenticidad de Lavapiés

25 marzo, 2019
Madrid bulle a diario, en cada uno de sus rincones. Pasear por sus calles es conocer mil ciudades, mil mundos, mil matices y mil vidas. Y todo eso se acentúa si el foco se cierra en Lavapiés. El céntrico barrio, cargado de personalidad, autenticidad y diversidad, es el colorido escenario de C.A.L.L.E, el festival de arte urbano que convierte las paredes del barrio en gigantes lienzos de la mano de artistas contemporáneos.