Los azulejos artesanales y con aire modernista de Artelux

Lo más bonito de un cuaderno o de un lienzo en blanco es que hay espacio de sobra en ellos para los sueños. Ese blanco impoluto es una llamada a la libertad; una puerta que puede conducir a múltiples mundos. ¿Cuántas historias, cuántas creaciones podrían llenarlas? Un azulejo en blanco es también como ese lienzo, como esa hoja vacía. Esperando a que el artista se refleje en él. En Artelux sólo necesitan dos herramientas para inmortalizar sus obras de arte: azulejos y pinceles.