Lidiettes, pequeñas ventanas a un mundo secreto

Por Nerea Campos Godoy

Cuando viajamos, nos gusta guardar constancia de todo lo que hemos visto, vivido y experimentado. Los edificios que hemos visitado, los paisajes que se graban en la retina, la comida nueva que hemos probado. Hay personas que documentan sus viajes y su vida mediante la fotografía, de una manera más instantánea. Y hay otras que prefieren hacerlo dando rienda suelta a toda su creatividad, sin importar el tiempo que les lleve.

Ese es el caso de Lidiettes, una ilustradora granadina afincada en Sevilla que documenta sus viajes y periplos con lápices de colores. Ella, sin ningún tipo de duda, pertenece al segundo grupo de personas. Su capacidad de creación le permite crear mundos a partir de aquellos que ha tenido la oportunidad de conocer.

Lidiettes ha llegado a casi tantos lugares como Cervezas Alhambra. Una pulsión de descubrimiento de lo insólito en lo cotidiano, donde siempre hay algo que nos sorprende. Bien sea un nuevo matiz en una cerveza que creíamos que conocíamos de sobra y que, de repente, reivindica con su sabor una chispa que nos pellizca como si fuese la primera vez, bien esa balconada tallada que nos atrapa la mirada por primera vez, aunque pasamos día tras día bajo ella de camino al trabajo.

Lidia, con su Instagram y su página de Etsy, donde pone a la venta las lidiettes, guarda en pequeños trozos de papel ese relámpago que sobresalta a lo corriente. Para llegar a ese estado, es necesario quitarse las gafas de la costumbre y Parar más. Sentir más, para poder ver con nuevos ojos y con una actitud de descubrimiento que nace y prospera cuando vivimos en calma. Darnos tiempo para la contemplación y protagonismo a los sentidos. Dejar que sean ellos quienes hablen.

“Los ojos pueden desvelar lo que está escondido”, como dice una de las consignas de Cervezas Alhambra; si tenemos dos de ellos, “usémoslos más”.

Lidiettes, un proceso de creación documentado

Los creadores disfrutan del desarrollo de su obra, pues, como diría Jorge Drexler, se ama “más la trama que el desenlace”. Ese espacio de tiempo en el que todavía muy pocos (o nadie) conocen las pinceladas que va dando la mente de cada autor, que plasman poco a poco.

Sin embargo, a veces surge la necesidad de compartir ese proceso de elaboración, ya sean ilustradores o maestros de la cerveza. Cervezas Alhambra comparte ese estímulo por revelar sus distintas técnicas de preparación, por hacer que otros se sientan parte de ese desarrollo creativo.

El aroma de una cerveza como la Alhambra Roja Reserva es el fruto lleno de matices que conquista a los paladares más delicados, pero todo lo que esconde procede de un tratamiento único de su materia prima que tratan de descubrirnos cada vez que se abre una de sus botellas.

Como le pasa a Lidia también: algunos artistas desean hacernos partícipes de ese proceso. La música folk o las melodías alegres son parte de su banda sonora de trabajo.

En su estudio no pueden faltar las flores, las plantas, los libros y las tazas de té que la acompañan cada día a ella y a sus pinturas; así, tanto en su blog como en su Instagram, nos hace partícipes de cada fase de sus lidiettes. Así conseguimos asomarnos al microcosmos de cada artista, averiguar los hilos que van engarzando las características de su propio arte.

Guías de viaje ilustradas para los amantes del arte

A través de su blog, Lidia ha llevado a cabo unas guías de viaje ilustradas, documentadas con fotografías y con sus lápices que dan pistas de los mejores sitios que visitar en cada ciudad en la que ha puesto pie.

Pero sus guías, como las que ha ilustrado recientemente sobre San Francisco o Nueva York, también se han convertido en una manera de contarse y abrirse a otros con los que se pueden tener afinidades. Compartir las inquietudes, los detalles que nos gustaron y los que no y los matices que llegamos a apreciar. Abrazar la diferencia y las peculiaridades para conocernos mejor a nosotros mismos y a quien decida acercarse.

Esa necesidad de destaparse y descubrir qué nos hace ser lo que somos. Confesar el espíritu que habita. Lidia, con sus pinturas e ilustraciones de viajes, invita a descubrir y a buscar nuevos lugares, incluso en las ciudades que ya conocemos. La misma invitación que nos hace Cervezas Alhambra, siempre con esa propuesta de detenernos a percibir cada experiencia con todos los sentidos, a no perdernos esos pequeños placeres que se esconden tímidamente en cada día, en cada instante único e irrepetible.

Imágenes | Facebook de Lidiettes

En Momentos Alhambra | Cómo surgió el arte contemporáneo: una historia de vanguardia

En Momentos Alhambra | Trazos para degustar

 

Comparte con nosotros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados
Para.Mira.Toca. – Talleres

Para.Mira.Toca. – Talleres

5 junio, 2017
En Cervezas Alhambra creemos que las mejores cosas se consiguen cuando vamos sin prisa y experimentamos  con los cinco sentidos, el tiempo así se convierte en un sentido más que multiplica al resto. Te invitamos a parar, mirar, tocar de la mano de los mejores artesanos en nuestros talleres únicos.
Entre hilos, fotografías y performance: el arte de María Gimeno

Entre hilos, fotografías y performance: el arte de María Gimeno

12 marzo, 2018
Cada artista procura conquistar el espacio con su obra. Retar a las paredes, a los ojos que observan y a los que trataron de desafiarlos antes que ellos. Hay un arte que intenta hacerlo mediante la pintura o la escultura, pero el arte de verdad es el que se atreve a ir más lejos, aquel en el que se prueba y, aun manteniendo presente la trayectoria de la genealogía, da con una forma de creación fruto de esa búsqueda.
Cariño, respeto y artesanía: las claves del cuero de Miolos Design

Cariño, respeto y artesanía: las claves del cuero de Miolos Design

26 septiembre, 2017
Cerca de lo que durante siglos se consideró el fin del mundo, en Mourente, Pontevedra, un pueblo de apenas 2.000 habitantes donde los minutos parecen pasar más lentos y no resuenan los ecos de la ciudad, se crió Javier Prieto. En una tradicional casa gallega, hórreo incluido, pasó su infancia este joven diseñador industrial que, en 2013, alumbró Miolos Design, su taller donde trata el cuero artesanal con pureza y cariño.