Lavs Jewels, pura geometría hecha joya

Por Nerea Campos Godoy

Las joyas son esa manera que tiene la elegancia de definir a una persona. Entre el pelo se adivina brillo sideral, que capta la atención hasta del ojo menos acostumbrado al detalle. Un movimiento suave, casi acuático e intempestivo, se hace notar a través del cabello y las manos, cuando lo entrelazan detrás de la oreja, al fin muestran el origen del esplendor. Un pendiente puede mostrar las ganas de hablar de una persona, de soñar con tiempos remotos y de descubrir quién se esconde tras ellos. También los colgantes y los anillos aportan personalidad al cuello o a las manos, respectivamente.

Para llegar a ese tipo de objeto con personalidad propia, que se ajusta a la de quien la porta, hay talleres artesanales como el de Laura Sabatés, quien ha encontrado en la geometría y en la naturaleza sus propias fuentes de inspiraciónLavs Jewels es su proyecto de joyería hecha a mano, pues Sabatés crea todas sus piezas de una manera artesanal y manual en todos y cada uno de los pasos precisos. Ese proceso de creatividad en el que las manos tienen una presencia vital, a la par que responden a las ideas previamente concebidas. La experiencia, como bien refleja el espíritu de Cervezas Alhambra en la creación de productos únicos, es un grado, pero también tiene su parte de aventura.

Al final, gracias a esa implicación y la atención al detalle de los creadores, el resultado llega a dar piezas y objetos totalmente originales y auténticos.

La historia de un proyecto artesanal

Lavs Jewels es uno de esos proyectos mágicos que se atreven a unir distintos tipos de inspiraciones. Detrás de él se encuentra Laura Sabatés, una joven artesana cuyo taller se encuentra ubicado en Barcelona desde el año 2013.

Uno de sus objetivos es el de trenzar la manera de hacer artesanal en el terreno de las joyas de diseño propio con la modernidad y la simplicidad. Todo ello dando como resultado una línea de objetos geométricos, adaptados al presente mediante líneas minimalistas.

Desde ese punto, Sabatés reinventa los procedimientos artesanales heredados y aporta ese toque único de su propia intuición. De hecho, es ella misma quien se sumerge de lleno en el proceso desde el primer paso de origen de la pieza hasta su creación final. Pero guarda una estrecha relación con la filosofía de Cervezas Alhambra sobre crear/sin/prisa: una forma de mantener el proceso creativo de la tradición que nos ha llegado a nuestros días, aunándolo con una visión contemporánea y un respeto al tiempo, al ritmo de cada material, al de la propia intuición creadora. Laura es uno de esos jóvenes talentos que, como los que componen la plataforma crear/sin/prisa de Cervezas Alhambra, se enraíza en el pasado con la vista puesta en el futuro, completa la fidelidad a la técnica con la pasión por la innovación, y deja que sean sus propias manos las que den voz a cuanta idea bulle en su cabeza.

Cada colección de joyas de Lavs Jewels tiene su propio universo detrás, una historia, un discurso íntimo, guardando el secreto de la inspiración de la autora y reflejando los conceptos que vienen a la mente durante el proceso de creación.

La belleza de cada pieza única

La magia del taller artesanal de Sabatés es que cada pieza que consigue que salga a la luz sea única. La historia que guarda detrás es el fiel reflejo del hacer a mano, pues la artista se encarga desde la selección del material hasta el diseño de la pieza en cada una de las colecciones.

Gracias a su formación en la Escuela Industrial de Barcelona, su manejo de las diferentes técnicas necesarias para llevar a cabo las piezas ha adquirido un alto grado de profesionalización. Desde la técnica de corte por láser, hasta el manejo de todo tipo de materiales, entre los que se encuentran la cerámica y los metales.

Sin dejar de lado el papel protagonista de las manos, el mismo que tienen en la plataforma crear/sin/prisa de Cervezas Alhambra: son ellas quienes se encargan de hacer los primeros bocetos. Las que se unen a la idea que surge en la mente y la plasman en la hoja en blanco. Y, después, poco a poco y siguiendo con el proceso manual, van aplicando cada detalle a la pieza hasta convertirla en una joya de Lavs Jewels.

Pendientes, colgantes y anillos geométricos

La geometría es una de las principales fuentes de inspiración de Laura Sabatés en Lavs Jewels, junto a la naturaleza y sus formas y colores. Partiendo de sus signos, los diseños de la autora adquieren ese cariz personal de quien tiene claro cómo va a ser cada colección.

Así podemos encontrar la colección dedicada a las formas piramidales: pendientes de colores cuya textura marmórea se puede apreciar en los mundos sutiles que reflejan.  También cuenta con anillos y colgantes a juego para crear una imagen de conjunto original y bella. Colores que combinan perfectamente con los tonos de la colección Porcelain: rosas y grises sutiles para un día a día de elegancia.

La colección carey de Lavs Jewels también guarda similitudes con lo piramidal, pero sus colores son más otoñales, relacionándose con las diversas tonalidades de las hojas en esta época del año. Mientras que la colección Pyramid contrasta con sus colores azul oscuro casi negro y una forma que acaba en punta, tanto en anillos, como colgantes.

En Momentos Alhambra | Lola Verona, unos pendientes de diseño vanguardista para todos los estilos

En Momentos Alhambra | La joyería mediterránea de Enric Majoral: una oda a la orfebrería

Imágenes | Pixabay (1), Facebook de Lavs Jewels

 

 

Comparte con nosotros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados
La cerámica de Tánata, artesanía de colores para el día a día

La cerámica de Tánata, artesanía de colores para el día a día

5 junio, 2018
Casi siempre, alegrarnos la vida pasa por las cosas más sencillas. Como tomar una Alhambra Reserva 1925 a la orilla del mar mientras las olas nos bañan los pies, parar para escuchar con calma ese nuevo disco que nos acaban de regalar y sentir cada canción o llenar nuestro día a día con pequeños objetos que nos recuerden que, con un filtro de colores y una chispa de creatividad, todo adquiere un cariz más optimista y agradable.