La nobleza de la madera, sensual protagonista de Omelette-ed

Por Eva Gracia

Cuando la modernidad abraza los procesos artesanales, la búsqueda de buenas materias primas como la madera y el mimo por cada objeto nacen maravillas como Omelette-ed. Esta firma, de origen valenciano y horizonte mundial, nació en 2010 al abrigo del estudio de diseño e interiorismo La Mamba con un claro objetivo: convertir la madera en la protagonista de su historia.

Desde que Raúl Durá, Ommar Uribe y Pedro Rivera, fundadores de la firma, decidieron dar un paso más en su trayectoria y crear sus propios muebles y objetos de decoración y hogar, los principios de simplicidad y honestidad —sus valores fundacionales— han imbuido cada uno de sus productos.

Su catálogo, de piezas exquisitas, cuenta con poco más de una docena de diseños. Pero a Omelette-ed no le hace falta más para dejar claro que el cuidado extremo por los materiales de trabajo es su principal razón de ser. Las maderas de haya, nogal, roble o fresno son las materias primas que, desde hace 7 años, y bajo la atenta mirada de los tres jóvenes creadores de la casa, van siendo talladas y pulidas con esmero para convertirse en preciosistas objetos de diseño.

Cada uno de esos productos —frutos del árbol de la constancia y el saber hacer— respira la noble personalidad de la madera de la que procede: hay relojes robustos, mesas surcadas por el paso del tiempo, lámparas contundentes y espejos que reflejan el contacto diario con los proveedores locales.

Pulcros acabados y líneas atemporales definen el estilo de esta firma, que tiene como mantra la frase “un buen diseño es aquel que resiste perfectamente el paso de los años”. El minimalismo, la batuta que guía cada diseño, se acompaña de formas orgánicas. Y se prende así la llama de una artesanía moderna que guiña un ojo a lo divertido y original. No hay más que ver sus saleros y pimenteros Branches, bautizados así en honor a las formas que reproducen: las ramas de los árboles.

Porque el caso de esta marca valenciana viene a demostrarnos, una vez más, que el diseño moderno está muy lejos de ser aburrido. Y que la artesanía contemporánea y la innovación caminan de la mano para crear sin prisa, tal y como busca transmitir e inspirar Cervezas Alhambra, un mundo que mira al detalle y que entiende que las cosas que merecen la pena llevan su tiempo.

El pasado mes de abril, sin ir más lejos, Omelette-ed acudió, junto a un grupo de diseñadores españoles, al prestigioso Salón del Mueble de Milán. Allí presentó —también de forma conjunta al resto de empresas nacionales— una rompedora técnica de impresión digital sobre madera.

Siguiendo este modo de trabajo, los diseños gráficos se plasman sobre la madera y la tinta impregna cada astilla como lo hace con cada gramo de papel. En la ciudad italiana, los chicos de Omelette-ed mostraron al mundo una mesa en la que habían trabajado con el estudio vasco Iratzoki Lizaso y en cuya superficie convivían láminas de cerezo, haya y roble. Pero todo aquello era un trampantojo: las vetas de estos tipos de madera no eran sino tinta que simulaba esas texturas.

De la trinidad de mentes creativas que conforman Omelette-ed y velan por que mantenga su poso artesanal han surgido también brillantes objetos como Mamut. Se trata de un frutero que cada comprador puede montar en su propio hogar y que cambia de tamaño con solo girar su cruda bola de madera sobre la base geométrica y ajustar el panel que ejerce de recipiente.

Con echar un vistazo a la galería de esta empresa valenciana es fácil determinar que su mayor influencia es el estilo nórdico. Las formas sencillas y geométricas con encanto, los espacios minimalistas, la decoración vegetal en pequeñas dosis, la pureza de los materiales… Todos esos valores son los que definen a Omelette, un sobresaliente ejemplo del diseño actual que ha pasado de mirar al mundo escandinavo para inspirarse a aparecer en revistas de decoración nórdicas e inspirar a los norteños. Ellos sí que han sabido darle la vuelta a la tortilla.

Fotos | Facebook y Vimeo de Omelette-ed

En Parar más. Sentir más. | Nanimarquina: alfombras artesanas para un mundo de diseño
En Parar más. Sentir más. | De Versalles al siglo XXI: los artesanos españoles resucitan la marquetería

Comparte con nosotros

Artículos Relacionados
Siete planes sencillos para disfrutar sin prisa del regreso a la rutina

Siete planes sencillos para disfrutar sin prisa del regreso a la rutina

11 septiembre, 2018
Rutina. Dícese de aquella costumbre o hábito adquirido de hacer las cosas por mera práctica y sin razonarlas. Así, volver a las rutinas diarias bien podría significar perder la libertad de elección; vivir de pasada, sin sentir. Pero no vivimos sin pensar ni elegir. Podemos decidir encontrar un espacio en esa rutina para pequeños instantes de disfrute.