La Fábrica, un espacio mágico referente del mundo del arte, la artesanía y la cultura

Por Eva Gracia

¿Qué es una fábrica? Un lugar donde se crean cosas. Así, grosso modo, podemos definir ese espacio en el que las materias primas se convierten en objetos, en el que las manos expertas de los trabajadores dan forma a mucho más que piezas de un engranaje, en el que los artesanos de la producción dejan su impronta en cada elemento que manufacturan.

la fabrica libro espana a mano

Y algo así, pero dotada de un alma especialmente sensible a la creatividad y las artes, es La Fábrica. Este espacio de gestión cultural con más dos décadas de vida se mantiene inasequible al desaliento en lo que a producción de cultura contemporánea se refiere y continúa, con la vitalidad de sus 20 años, lanzando al mercado singulares propuestas que captan la atención de los amantes de aquello que se hace con mimo, cariño e implicación total.

El último ejemplo es ‘España a mano’, un libro editado en colaboración con Cervezas Alhambra que es toda una guía de talleres artesanos del país, y que puedes encontrar ya disponible en FNAC, Casa del Libro, la web de La Fábrica, Amazon, El Corte Inglés, La Central, Laie y muchas más.

Convertido en un atlas para recorrer España saltando de maestros del vidrio soplado en maestros del trabajo del mimbre, nace con una vocación muy clara: la de acercar la artesanía al público general y lograr que este se prende de ella.

El volumen, de esmerada edición —el sello de La Fábrica queda patente en cada página— ofrece una visión de la artesanía 100% libre de tópicos y demuestra, con especiales y valiosos ejemplos, que la tradición y esos procesos artesanales que requieren tiempo y dedicación son, hoy, pura inspiración para los creadores contemporáneos. Ellos, los artesanos del siglo XXI, además, encuentran en este volumen una plataforma para mostrar su potencial, un ventanal para enseñarle al mundo lo mucho que son capaces de hacer.

Diseño y artesanía, dos caras de una moneda

Con una propuesta como esta, Cervezas Alhambra pretende divulgar que lo artesano no es algo añejo, sino la modernidad bien entendida, que pasa, indiscutiblemente, por echar la vista atrás para poder otear el horizonte del futuro. Y en esta aventura llamada ‘España a mano’, La Fábrica es la compañera ideal, pues sabe y mucho de proyectos literarios, divulgación y reivindicación del pasado en clave de presente.

la fabrica libro espana a mano

Porque La Fábrica es la responsable de haber puesto en marcha proyectos con tanto calado en el tejido cultural español como PhotoEspaña o el Festival Eñe y recintos como La Térmica de Málaga o La Casa Encendida de Madrid. Pero La Fábrica es, además, una editorial de referencia con un gusto exquisito y una elegancia que traslada a cada página.

Sus volúmenes —preciosistas libros-objeto que enamoran desde la tapa al lomo— revisan las obras de maestros de la fotografía, cuentan historias nunca puestas en negro sobre blanco de los escritores que marcaron el pasado siglo y respaldan a los nuevos talentos que empiezan a brillar en las más variadas disciplinas.

También en el diseño y la artesanía, hilos conductores de ‘España sin prisa’, uno de esos libros que hay que saborear con calma, con una Alhambra Reserva Roja al lado para redondear el genial pasatiempo de descubrir nuestra historia y tradición a través del trabajo manual y minucioso.

Este volumen nos muestra que lo artesano, pasado por el tamiz del diseño, se revitaliza y da como resultado la creación contemporánea, la que huye de la producción en serie, la que articula un movimiento que aboga por apreciar cada instante del proceso de trabajo. La que apuesta por crear sin prisa.

Las sinergias artísticas entre tradición y modernidad

“Parar para ver con ojos curiosos las cosas buenas que nos rodean”. Esa es la filosofía de trabajo de Martín Azúa, uno de los artistas con presencia en el libro ‘España a mano’ y uno de artesanos del diseño que se ha sumado a la iniciativa crear/sin/prisa, la invitación de Cervezas Alhambra a que el público general conozca el tremendo potencial de las sinergias entre tradición y contemporaneidad.

la fabrica libro espana a mano

Martín Azúa, dentro su colaboración con crear/sin/prisa, eligió como elemento central la palabra ‘parar’, verbo tan sonoro como inspirador y necesario, pues solo al frenar y detenernos somos capaces de apreciar cada detalle, de saborear cada matiz de la vida.

Nacho Carbonell, con su obra ‘El Patio’, que reinterpretó el elemento más popular de La Alhambra de Granada con el paciente trabajo de modelar botellas de Cervezas Alhambra para crear unas peculiares vidrieras, es otro de los artistas (y artesanos del diseño) que ha compartido su trabajo con crear/sin/prisa.

Y, como ellos dos, Álvaro Catalán de Ocón, con su colorista cerámica artesanal, y Raquel Rodrigo, que tejió el mantra ‘Hay cosas que necesitan tiempo’ en una instalación de varios metros, han formado parte de esta plataforma que reivindica la creación calmada, la que pasa por disfrutar no solo del resultado final, sino de cada paso del camino.

España a mano’, una sinergia, a su vez, entre Cervezas Alhambra y La Fábrica, es el catalizador de todo eso: lenguajes comunes que dicen sí a la pausa y nuevas reglas que pasan por, en un mundo de producción en serie, retornar a la magia del trabajo manual. Una filosofía engarzada en el corazón de los artesanos de este libro editado junto a La Fábrica, pero, también, en el de cada una de las referencias de Cervezas Alhambra, que saben a tradición, a modernidad y a pasión por la creación sin prisa.

Imágenes | Cervezas Alhambra

En Momentos Alhambra | Cinco libros para parar, sentir y explorar

En Momentos Alhambra | Siete lugares donde perderte entre libros y delicatessens

Comparte con nosotros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados
La Alcaicería: un rincón mágico de la artesanía granadina

La Alcaicería: un rincón mágico de la artesanía granadina

31 agosto, 2017
En Granada, entre la Catedral, la Capilla Real y la plaza Bib-Rambla, asoma bulliciosa, angosta y rebosante de vida La Alcaicería. Esta zona de la ciudad es, desde hace más de seis siglos, el corazón comercial de la ciudad. Es el zoco que en el siglo XIV comenzó a vender seda y, con este producto como principal atractivo, llegó a sumar más de 200 puestos en la Granada medieval.