La artesanía del mueble que mejor respeta su materia prima: Wood Feelings

Por Marieta Zubeldia

Entre las firmes paredes de piedra de las casas del pequeño municipio coruñés de Cambre se cuelan finas hebras de aire con fresco olor a mirto y musgo. Envueltos en estos aromas y en el verdor del paisaje nacen las creaciones en madera maciza de Wood Feelings: una nueva firma de diseño de muebles especial por su mixtura de artesanía en madera y diseño contemporáneo. 

“Somos diseño, somos estudio, somos observación, somos la prueba y el ajuste, somos el resultado, el proceso necesario para conseguir un producto final único”, declaran Adriana Pardo y Yago Méndez, la pareja de jóvenes gallegos al frente de esta propuesta. A ambos les une el cuidado por el detalle, el amor por la materia prima y la atención a la vida que hay en ella.

Precisamente, del “movimiento propio” de la madera parte todo su trabajo. Para ellos es fundamental “entender y respetar” las direcciones que traman los filamentos al recorrer el duramen del tronco. Su técnica es infalible: aceptar los caminos que la propia vida del árbol ofrece y seguirlos.  Así es como obtienen de ellos, de los robles, de los castaños, los nogales y los cerezos, piezas bellas de la más alta calidad y que, además, perduran en el tiempo.

Artesanía madera

La historia de Wood Feelings

Como ellos mismos explican en una entrevista en Besteiro, todo comienza desde una “gestión forestal responsable”. A partir de ahí, estudian e investigan a fondo la especie de árbol con la que van a tratar. Una vez la conocen lo máximo posible, el diseño comienza a cobrar vida en bocetos en papel y en digital. El proceso sigue dando forma al producto en maquetas y “prototipos en madera de pino a tamaño real” para finalmente resultar en el objeto deseado con la madera original que se concibió.

En sus técnicas artesanales de fabricación también intervienen elementos completamente naturales, como la cera ecológica de carnaúba y abeja, que aplican cuidadosamente sobre las superficies  de los muebles para evitar que el polvo se acumule fácilmente sobre ellos. Además, ofrecen otros acabados a gusto del cliente. La conciencia por el mueble y su procedencia es absoluta. Por ello  también colaboran con entidades locales que ayudan a la preservación del territorio y la biodiversidad, como Fraguas do Mandeo.

En su colección, hay dos estrellas que brillan sobre las demás: su consola Kabu y la mesa Sanbe acaban de ser nominadas a los A’Design Awards & Competition, uno de los premios de diseño más prestigiosos a lo largo y ancho del globo, en el que participan propuestas de más de 150 países. Sendas piezas completan la colección junto a la consola Bimyo y el aparador Bansho que, dichos así, pareciera que habláramos de los miembros de una simpática familia que solo gusta de disfrutar de los pequeños placeres de la vida.

Wood Feelings

El estilo de de todas las piezas conjuga elementos del diseño nórdico de los años 50 y elementos de guía fundamentales en el arte japonés, como la simplicidad o el equilibrio. Existe una nube de palabras que compone el universo de Wood Feelings y flota suspendida sobre su concepto y su estética, siempre presente y al servicio de los diseñadores. En ella escuchamos despacio las sílabas de delicadeza, elegancia, fluidez, espacio, fuerza, estabilidad o armonía. Si paramos y cerramos los ojos, casi podemos sentirlas.

Cada pieza de Wood Feelings es diferente a las demás. No es posible encontrar dos consolas Kabu iguales. Y acaso por eso es tan interesante la propuesta de Pardo y Méndez, porque en una época, ahora, en la que todo el mundo trata de diferenciarse, ellos lo consiguen a base de algo que el momento tiende a quitarnos: el tiempo, una de las claves que comparten con ‘crear/sin/prisa‘, la iniciativa de Cervezas Alhambra para la que han contado con artesanos contemporáneos de la talla de Martín Azúa, Raquel Rodrigo y Álvaro Catalán de Ocón. Como ello, Wood Feelings rescatan el respeto por el tiempo y acogen la idea de que no se hace en dos días aquello que queramos para siempre y que, al final, será lo que nos distinga.

Imágenes | Facebook de Wood Feelings

En Momentos Alhambra | La nobleza de la madera, sensual protagonista de Omelette-ed

En Momentos Alhambra | Complementos artesanales en madera, de la mano del taller de Eriste

Comparte con nosotros

Artículos Relacionados
El artesano de las letras que pinta en Malasaña: la historia de Tom Graham

El artesano de las letras que pinta en Malasaña: la historia de Tom Graham

18 septiembre, 2018
Llegó de su Inglaterra natal a Madrid por amor. Y por amor –o vocación, como se quiera llamar- empezó a pintar carteles en los bares irlandeses de la ciudad. El recorrido de Tom Graham es similar al de muchas historias que siguen repitiéndose del que se traslada después de enamorarse, la singularidad de esta es que en ese cambio también encontró la vía para desarrollar un oficio que ha impregnado un barrio entero.