Krasznai Ceramics, la abstracción del arte contemporáneo hecha cerámica

Por Eva Gracia

Rígida y frágil. Áspera y delicada. Dura y moldeable. Rústica y moderna. Así es la cerámica, el material por el que Roger Coll, el hombre detrás de Krasznai Cosmetics, dejó su trabajo en un estudio de arquitectura y decidió —con una beca de formación en Finlandia de por medio— volcarse en sus verdaderas vocaciones: la artesanía y la escultura.

De aquello hace ya casi una década y la firma artística que Roger fundó, con un taller en Badalona como centro de operaciones, ha crecido con él.

Y cada torno por el que han pasado sus manos, cada minuto de cocción que ha marcado su reloj y cada vasija que se ha roto en su camino han construido lo que hoy es Krasznai Ceramics: un precioso ser con cuerpo de cerámica y alma de arte contemporáneo.

Moldear la evolución

Navegar por su tienda es zambullirse en una corriente de surrealismo y de abstracción. Es remar por un río de arte y de diseño. Porque Roger Coll ha logrado moldear un catálogo donde cualquier amante de las creaciones hechas con tino y detalle encuentra su lugar. Una exquisita compilación de piezas donde se materializan las cien caras del artista.

Con ‘Arms and crafts’, la primera de sus colecciones, horneó un pequeño ejército de botellas, tazas, vasijas y cuencos tocados por la varita de la originalidad. Recipientes que alzaban sus brazos —literalmente— al cielo y que hacían sonreír a quien los miraba.

Objetos cotidianos y de poso tradicional se convirtieron, gracias a los hábiles dedos de Coll y su creativa mente, en modernos utensilios, adorables compañeros de desayuno y simpáticos invitados a la comida que lograban que lo funcional y lo artístico se dieran la mano.

El paso del tiempo y el modo en que las horas dejan su huella en la dimensión física fue el punto de partida para su siguiente colección, ‘Talqual Vases’. Para crear esta serie de cántaros, Roger tomó los desgastados moldes que había empleado en ‘Arms and crafts’.

Estaban deteriorados por el uso, pero eso le ayudó, precisamente, a mostrar cómo las imperfecciones pueden enamorarnos, cómo el desgaste diario también forja y cómo la belleza, tantas veces, reside en mostrar las muescas que el día a día nos va dejando.

La segunda piel

Con ‘Void’, el alma máter de Krasznai Ceramics fue capaz de condensar en una sola obra el espíritu del trabajo artesano y manual. Frecuente comprador de vasijas antiguas, se dio cuenta de que el interior de estos recipientes nunca estaba pulido: en esa cara de la pieza se podían palpar las huellas del artesano que la había manufacturado, las hendiduras de sus dedos, los surcos del torneado.

vasija ceramica krasznai ceramics

Y supo sacar todo eso a la superficie. Lo hizo rellenando de yeso, con paciencia y poco a poco, la vasija. Con el material seco, tuvo que quebrar el cántaro original para ver lo que quería: el alma de ese recipiente, la impronta que un maestro había dejado allí al darle forma.

Lo conceptual de la obra de Roger, que ya se avista en colecciones como ‘Void’, leva anclas con su proyecto más personal: su serie de esculturas cerámicas. Nudos, figuras serpenteantes, tubos, contorsiones. Cada espectador ve en esas piezas —algunas de color blanco nuclear, otras de tonos vivos; algunas de texturas rugosas, otras de tacto aterciopelado— lo que su mente le sugiera.

Y esa capacidad de sugerir —qué es, si no, el arte, sino una sugerencia que cada ojo y cada mente interpreta en base a su propio sentir y experimentar— es lo que llevará al fundador de Krasznai Ceramics a exponer, en 2018, en la Central Sant Martins de Londres, una de las escuelas más prestigiosas de diseño del mundo. ¿Alguna duda sobre la capacidad de la cerámica de convertirse en un preciado objeto de deseo?

Imágenes | Sitio oficial, Facebook de Krasznai Ceramics

En Momentos Alhambra | Favorito Studio, cerámica contemporánea con esencia minimalista

En Momentos Alhambra | Los secretos del taller artesanal de cerámica creativa de Guille García Hoz

Comparte con nosotros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados
Festival Flora, cuando el arte floral roza las estrellas

Festival Flora, cuando el arte floral roza las estrellas

25 octubre, 2018
Percibir el roce delicado de un pétalo. Percibirlo de forma individual con la yema de los dedos, mientras la vista se extiende  mirando a los miles del conjunto que forman  una figura que explota en los ojos. Y con ellos la nariz se deleita, ese aroma que las flores emanan para conectarnos con esa raíz de naturaleza de la que venimos, de donde somos.
El arte de cortar y pegar: el collage del siglo XXI se firma en femenino

El arte de cortar y pegar: el collage del siglo XXI se firma en femenino

11 julio, 2018
A menudo los sueños proyectan imágenes imposibles e inverosímiles: colores, formas y figuras que no tendrían cabida en otro espacio que no fuera el onírico. Una intensa sensación que se traduce en una imagen carnosa, que se puede tocar. La reinterpretación de la misma, para sacarla del mundo de los sueños y plasmarla en este, se hace con el arte del collage, un heredero directo de las ensoñaciones. La imaginación traspasando los niveles de lo tangible.
El arte de dar forma al hierro: la forja contemporánea

El arte de dar forma al hierro: la forja contemporánea

30 agosto, 2017
Deposita con cuidado la pieza, todavía enrojecida, sobre el yunque. El hierro, incandescente, rudo, casi salvaje, parece palpitar al compás del calor. Y martillea delicadamente cada esquina, dándole forma. Y el percutir de la herramienta sobre el metal acapara cada rincón de la estancia, llenándola de nostalgia.