II Premio de Cervezas Alhambra de Arte Emergente: los proyectos seleccionados

Por Eva Gracia

Un punto de partida es, sencillamente, eso: un punto de partida. Desde una misma línea de salida hay tantos caminos por recorrer como sueños que cumplir, pulsiones artísticas que expresar o maneras de ver la vida para llegar a la meta. Sea la que sea.

Esto lo han demostrado empíricamente los artistas que han participado en el II Premio de Cervezas Alhambra de Arte Emergente. Un mismo punto de arranque, la belleza de la Alhambra y de Granada, ha fructificado en distintos proyectos, en miradas artísticas que nada tienen que ver entre sí, pero que, a la vez, se complementan mágicamente para encarnar lo poliédrica que es la capacidad de inspirar de la ciudad andaluza.

Estos cinco proyectos fueron los elegidos para estar expuestos en ARCOmadrid 2018 del 21 al 25 de febrero y todos comparten, además, una misma columna vertebral: la querencia por la artesanía.

‘La historia detrás’, de Guillermo Mora

premio cervezas alhambra arte emergente

El encanto de lo prohibido, de la contradicción y de la dualidad de la vida. Guillermo, por difícil que suene, ha logrado hacer de todo eso algo tangible. Y, lo que es más, lo ha hecho partiendo de un detalle, de algo desconocido y apasionante como son los dibujos nazaríes ocultos en los artesonados de la Alhambra.

Los artesanos del siglo XIV trazaron motivos geométricos en la cara visible de estas piezas de madera. Pero, en su reverso, dibujaron plantas e incluso seres humanos, algo alejado de los preceptos artísticos islámicos. ¿Cuál es la cara buena: la ortodoxa o la prohibida? Guillermo se hizo esa pregunta, sí, pero pensó que por qué había que elegir si, al final, la visión más completa sería la que aunara las dos caras de la misma moneda.

Y, partiendo de ese pretexto, ideó su obra, una instalación que, en una especie de gigantesco libro de hojas de seda, muestra todos los motivos nazaríes —los geométricos y los antropomorfos— en un solo conjunto. Porque en la oscuridad y en la luz hay matices y grises. Y él los ha captado para que podamos ver ‘La historia detrás’ de cada uno.

‘Aire’, de Marta Fernández

La respiración y la artesanía se unen en esta obra de arte que toma el aire de Granada no solo como elemento inspirador, sino también como agente, motor de cambio y evolución del proyecto. La interesante propuesta de esta artista une performance y exposición empleando como engranaje una técnica artesanal: la del soplado de vidrio.

La respiración que llena los pulmones en Sierra Nevada, el aliento calmado y tranquilo que precede a una buena sesión de cante en el Sacromonte, el aire que nos da fuerzas para subir la cuesta que nos guía hasta la Alhambra. Esos tres instantes, con sus distintos ritmos e intensidades, son los que Marta empleará para dar forma a tres figuras que serán, más que eso, continentes en forma y fondo del inconfundible aire de Granada.

premios cervezas alhambra de arte emergemte

‘El holandés errante’ de Kiko Pérez

La belleza del alicatado nazarí, inalterable al paso de los siglos, alentó a Kiko a hacer de las baldosas hidráulicas el ingrediente principal de su obra. Con sus formas geométricas, sus colores vivos y sus acabados brillantes, los azulejos de hace más de diez siglos que revisten las paredes de la Alhambra y los contemporáneos no difieren tanto entre sí.

Por eso, Kiko articuló su obra en torno a esas baldosas que, con sus imperfecciones, sus pequeñas grietas y las marcas de las pinceladas aún presentes, nos teletransportan —con la artesanía como pasaporte— a la Granada más espectacular.

Su proyecto, ‘El holandés errante’, apuesta por la creación a mano y con mucho cuidado y sosiego de una serie de baldosas hidráulicas que, por separado, muestren su propia personalidad y, aunadas en un conjunto, no solo se fundan como la arcilla en los dedos de quien maneja el torno sino que también conformen un todo perfecto plagado de imperfecciones.

‘Deep Hamra’, de Carlos Monleón

premio cervezas alhambra de arte emergente

Las hordas de turistas que fotografían la siempre imponente silueta de la Alhambra son la principal inspiración de Carlos Monleón, que, con su obra ‘Deep Hamra’, plantea una forma distinta de observar y comprender lo que quienes llegan de lejos retratan del monumento más emblemático de Granada.

Es un ejercicio magistral que muestra que los principios de la filosofía de crear sin prisa también se pueden aplicar al arte digital. 

En él, Carlos propone —con ayuda de la inteligencia artificial y de los algoritmos que se crean al tomar una fotografía— extraer cuáles son los elementos, estancias y detalles que más llaman la atención de los visitantes y plasmarlos en un tapiz confeccionado a mano de manera artesanal. Una manera de tejer pasado, presente y tradición en una pieza artística única.

‘Yesería. Puerta de las nieves’, Gloria Martín

La Alhambra fue en el siglo XIX algo así como un laboratorio donde se probaron las corrientes de restauración de la época. Y el científico que lo lideraba fue el maestro Rafael Contreras quien, además de restaurar el edificio, creó un taller de yesería donde realizó reproducciones del monumento granadino para que todos los visitantes pudieran llevarse a casa un recuerdo del edificio que les había robado el corazón.

Gloria Martín se inspira en esas miniaturas que viajaron por todo el mundo para crear una escultura en yeso —empleando las técnicas tradicionales que acompañan a este material— que homenajee la grandeza y notoriedad de la sempiterna Alhambra de Granada.

En Momentos Alhambra | II Premio Cervezas Alhambra de Arte Emergente: el talento inspirado en Granada

En Momentos Alhambra | ARCOmadrid 2018: bienvenidos al futuro del arte contemporáneo

Comparte con nosotros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados
De Versalles al siglo XXI: los artesanos españoles resucitan la marquetería

De Versalles al siglo XXI: los artesanos españoles resucitan la marquetería

30 agosto, 2017
Si hay una época en la que el esplendor, el lujo y la delicadeza más opulenta fueron las pinceladas que la dibujaron, es la de la Francia renacentista. Una opulencia que se tradujo en el uso de materiales nobles como el pan de oro, el cristal o la madera, una protagonista especial dentro de una de las artes que más proliferaron en aquellos años: la marquetería.
Micomoler, diseño contemporáneo a base de saber hacer tradicional

Micomoler, diseño contemporáneo a base de saber hacer tradicional

29 noviembre, 2017
Los días tranquilos y la sensación de bienestar que conllevan plantan una semilla de comodidad muy necesaria en las atmósferas de intimidad. El hogar perfecto, ese en el que reposar con calma después de la jornada laboral o en el que remolonear durante los fines de semana, embriaga de dicha si lo atendemos con afecto.