El oficio de amar el cuero

Aguja

16 OCTUBRE, 2018 | CULTURA | #ARTESANÍA EN CUERO, #TALLERES ARTESANALES

por Lorena Papí Rodes

“Cada trozo de cuero tiene una historia que contar capturada en sus texturas, marcas y cicatrices”. Es una de las razones por las que David Iglesias y Melina Carranza crearon Oficio Studio, su taller de creaciones en cuero artesanal. Y uno de los muchos motivos por los que les apasiona este material.

Oficio Studio

recorrieron caminos distintos para llegar a materializar un proyecto en común. Compartir esa pasión por el cuero fue decisiva para abrir Oficio Studio y dedicar su vida a este noble material. El resultado: una colección de complementos que no entienden de moda, porque son atemporales. Únicos, por lo especial de la materia prima —cuero artesanal de curtición vegetal— por su complejo proceso creativo y por su forma de cautivar a la vista, al tacto y al olfato. Es esa particularidad de sus creaciones, su capacidad para evocar sensaciones, lo que hace tan similar el trabajo de los artesanos de Oficio Studio al de los maestros cerveceros de Cervezas Alhambra.

David

David ha heredado la pasión por el cuero de su familia. Conocía el negocio pero le faltaba el contacto directo con la materia prima; llegar hasta el alma del cuero y aprender a domarlo. Por eso dice disfrutar mucho con la parte de los acabados. El remate final que da ese aspecto de calidad sublime a sus piezas.

Activa el sonido del siguiente video para una experiencia completa:


Para Melina, amante del patronaje y el diseño, era el material perfecto en el que volcar todo lo aprendido durante su formación en Artes Aplicadas. Para convertir en algo tangible sus proyectos de diseño y su afición por los patrones. Lo haría creando bolsos atemporales y funcionales. Que no necesiten someterse a los dictados de la moda porque siempre serán apreciados.


Patronaje, diseño, artes aplicadas

Para Melina, amante del patronaje y el diseño, era el material perfecto en el que volcar todo lo aprendido durante su formación en Artes Aplicadas. Para convertir en algo tangible sus proyectos de diseño y su afición por los patrones. Lo haría creando bolsos atemporales y funcionales. Que no necesiten someterse a los dictados de la moda porque siempre serán apreciados.

Solo con tiempo se obtienen los mejores resultados

Como lo son esas creaciones en las que merece la pena detenerse. Esas elaboraciones que se lo deben todo a la dedicación y al saber hacer de sus creadores. Como ese equilibrio en el sabor de una Alhambra Reserva 1925, fruto de la sabia combinación de lúpulos y la paciencia.

La historia de esta cerveza, como la de los bolsos de Oficio Studio, es una historia de singularidad. Para elaborarla se emplea el lúpulo Saaz, uno de los más apreciados del mundo y el responsable de su amargor ligero, su intenso aroma y sus notas terrosas, florales y especiadas. Alhambra Reserva 1925 es una reinterpretación de las cervezas Pilsen Bohemia y, como ellas, además del distinguido lúpulo, tiene otro ingrediente principal: el tiempo, que se conjuga con la dedicación.

Alhambra Reserva 1925

Se trata de una cerveza perfecta para acompañar esos aperitivos entre amigos que inauguran tardes de charlas infinitas. Una cerveza que se lleva a las mil maravillas con tentempiés ligeros como unas almendras o un queso suave elaborado artesanalmente. Y una cerveza que despierta nuestra atención en cada sorbo sin distraernos de lo esencial: disfrutar de ese tiempo distendido con quienes alegran nuestras semanas.

Herramientas

Son esas cosas bien hechas las que atrapan a todos nuestros sentidos. A la vista, cuando los ojos dejan de mirar para empezar a ver y descubren. Descubren el esmero que esconde cada detalle. Captan la esencia de lo artesanal. Sienten la dedicación tras cada puntada, en cada corte y remate de las piezas de Oficio Studio del mismo modo que la experimentan al observar los diferentes matices y reflejos de las variedades de Cervezas Alhambra.

Porque hay cervezas que no se pueden explicar, hay que sentirlas.

Line

En Oficio Studio, todo empieza con la selección del cuero adecuado. Gracias a esa sabiduría aprehendida a base de tacto David y Melina podrán decidir cuál es el material más idóneo para llevar a cabo cada proyecto. Su capacidad para ver más les dirá cuál es la tonalidad exacta de marrón —ese que le dan al cuero los tintes naturales a base de anilinas— adecuada para cada creación. Porque sus ojos hacen mucho más que mirar; sienten, ven más allá del cuero. Entienden el origen que evoca cada color.

Las manos también saben cuándo están ante algo especial. Y cuando algo despierta su interés, no lo olvidan jamás. Basta tocar un bolso de cuero artesanal, curtido con aceites vegetales, como el de oliva —siguiendo una técnica centenaria, que solo el 10% de los curtidores aplica—  y comparar su tacto con el de un material sintético. Puedes sentir la vida bullendo en él, como sienten David y Melina al acariciar una pieza de cuero.

El cuero es un material noble de tacto cálido que invita a tocarlo y a apreciar todas sus pequeñas imperfecciones que le dan carácter y garantizan su autenticidad”, afirman las almas creativas de Oficio Studio. Sus manos han aprendido a hablar al tocar el cuero. Y ellos, a escucharlas.



El cuero es un material noble de tacto cálido que invita a tocarlo y a apreciar todas sus pequeñas imperfecciones que le dan carácter y garantizan su autenticidad”, afirman las almas creativas de Oficio Studio. Sus manos han aprendido a hablar al tocar el cuero. Y ellos, a escucharlas.



Mano cuero

Pero para crear algo auténtico, como para disfrutarlo, hay que saber vivir sin prisa. Solo con tiempo se obtienen los mejores resultados. Solo prestando atención a cada aspecto, procedimiento o fase se consigue un complemento de belleza imperecedera como los que salen de su taller. O una cerveza intensa que potencia todos nuestros sentidos, como Alhambra Reserva Roja, y que nos invita en cada sorbo a Parar Más para Sentir Más.

Cuero Artesano

Con tiempo se llega, también, a alcanzar la sabiduría. Por eso, cuando se domina la técnica como lo hacen David y Melina, el resultado es casi perfecto. Es ese acabado tan cuidado que tienen las piezas en cuero artesanal de Oficio Studio el que revela la experiencia y la habilidad de sus creadores para modelar el cuero a su voluntad, gracias a su preciso manejo de las herramientas en cada fase del proceso.

Proceso delantal
Proceso delantal

Cada acción es relevante. Cada procedimiento —corte, troquelado, ensamblado, encolado, cosido— es parte de esa magia que consigue modelar el cuero y transformarlo en cualquier cosa. Porque la pieza recortada pasará por muchas fases en el camino a su transformación en cartera, bolso o delantal.  Y a cada una de ellos le corresponde una herramienta, una espera, un esfuerzo.

Es en los pequeños detalles en los que reside la magia, el encanto de una pieza artesanal. Es con trabajos tan delicados como el rebaje de los cantos de la pieza sobre la que van a trabajar —con filete, aplicando calor— con lo que consiguen dar un aspecto a sus piezas que se desmarca totalmente del que caracteriza a aquello que es producido en masa.

Se ha de trabajar con la misma importancia cada parte, pensando en el conjunto final. Porque para que un bolso, un monedero o un cinturón empiece a revelar su auténtica forma, aún ha de pasar por numerosas etapas tras el corte y el rebaje de los cantos. Con el ensamble de las piezas y el encolado, David y Melina resuelven el puzle. Dan forma al cuero y vida al objeto.






Las piezas se afianzan después, aguja en mano, para aportar durabilidad a la pieza. El cosido a mano es otro de los aspectos que revelan el amor de David y Melina por las formas de hacer tradicionales. Es una muestra del cariño con el que homenajean a tantos otros maestros del cuero que solo se servían de sus manos para crear y con el que muestran su respeto por ese oficio, entre heredado y aprendido.



Las piezas se afianzan después, aguja en mano, para aportar durabilidad a la pieza. El cosido a mano es otro de los aspectos que revelan el amor de David y Melina por las formas de hacer tradicionales. Es una muestra del cariño con el que homenajean a tantos otros maestros del cuero que solo se servían de sus manos para crear y con el que muestran su respeto por ese oficio, entre heredado y aprendido.

Pero en Oficio Studio, el diseño con Autocad también es parte del proceso. El que más implica a Melina, por su formación en Diseño y Artes Aplicadas. En cualquier caso, la única tecnología que interviene en su trabajo. El resto —el prototipo y el modelo final— es todo trabajo artesanal, siguiendo la tradición. La calidad en el resultado final, como la que imprime Cervezas Alhambra a sus creaciones, requiere tiempo. Y el tiempo, paciencia. Dedicación.

Es ese toque tan personal, esa relación tan estrecha de David y Melina con sus piezas las que las convierte en objetos tan bellos, en complementos eternos y al mismo tiempo contemporáneos. Cada bolso está hecho con un gran entusiasmo, como si fuera el primero. Porque es el proceso lo que les enamora. Por eso se preparan cada día para crear sus piezas  con la ilusión de algo nuevo que empieza y pensando en cada objeto como algo único. Incluso adaptan y personalizan cada elaboración, todo gracias a una curiosa y antigua imprenta manual.



Cerveza cartera

Es ese toque tan personal, esa relación tan estrecha de David y Melina con sus piezas las que las convierte en objetos tan bellos, en complementos eternos y al mismo tiempo contemporáneos. Cada bolso está hecho con un gran entusiasmo, como si fuera el primero. Porque es el proceso lo que les enamora. Por eso se preparan cada día para crear sus piezas  con la ilusión de algo nuevo que empieza y pensando en cada objeto como algo único. Incluso adaptan y personalizan cada elaboración, todo gracias a una curiosa y antigua imprenta manual.

“Creemos que todo proceso de crear algo nuevo con tus propias manos es sumamente estimulante, aún tenemos esa sensación placentera al ver el bolso o producto terminado no importa cuántas veces lo hayamos hecho anteriormente”, cuentan sobre la parte creativa de su trabajo.

Line

Se sienten cómodos con el cuero artesanal, por ser un material “durable, versátil y, sobre todo, natural”. Al estar curtido con productos naturales, como taninos de cortezas de acacia y mimosa, y engrasado con aceite de oliva, se asegura un buen envejecimiento de la pieza. Esta va oscureciéndose de manera natural. Mostrando que es, casi, un objeto orgánico.

Trabajar con cuero de curtición vegetal es parte de su sello; su seña más característica. Como lo es el respeto por las técnicas y las herramientas tradicionales. Un proceso que combina diferentes habilidades: “lo que hacemos”, afirman los responsables de Oficio Studio, “es una mezcla de dos oficios, la marroquinería por el producto que hacemos y la guarnicionería por el material que utilizamos”.

Cuero artesanal

Poner en valor la tradición pero con una mirada renovadora. Su forma de entender el oficio conforma un todo con el propio espacio en el que lo desarrollan: un piso histórico de finales del siglo XIX, concebido para que un pintor y escultor se inspirara, gracias a esa luz que alegra el espacio. Una casa-taller diáfana, que evoca libertad, que huele “a cuero y madera”. Que se convierte en un refugio tranquilo y creativo, el lugar idóneo para Parar Más para Sentir Más.

Un espacio con la tranquilidad necesaria para crear. Pero también para disfrutar de otras creaciones únicas, como una Alhambra Reserva Roja y una Alhambra Reserva 1925. O para que sus bolsos luzcan como auténticas obras de arte. 

Casa taller

Pese a haberlo adecuado a su proyecto personal, el lugar sigue mostrando ese espíritu artístico con el que fue proyectado. Ahora son David y Melina quienes lo habitan y se expresan en él. Ahora esa bonita casa-taller es la musa de Oficio Studio. Un rincón desde el que enamorarse cada día un poco más del tacto y el aroma del cuero y desde el que trabajar un oficio tan artesanal como contemporáneo.

Oficio Studio, donde la artesanía se cose con el diseño contemporáneo:

Haz click en las imágenes para verlas a pantalla completa.