Con Papel o cómo transformar la paciencia en pequeñas obras de arte

Por Eva Gracia

El papel tiene mil vidas. Hay quienes lo emplean para escribir historias que nos transportan a mundos mágicos, quienes lo usan para dibujar paisajes en los que nos zambulliríamos sin pensarlo y quienes crean con él delicadas fantasías de colores brillantes y formas singulares.

con papel origami creativo

En este último grupo se encuentra Ana Fernández, una leonesa que ha hecho del plegado de papel su pasión y su trabajo. El origami conquistó su corazón cuando era apenas una niña y sus padres le regalaron el libro ‘Papiroflexia, el arte de realizar objetos doblando el papel’, como cuenta aquí.

Aquel volumen desplegó ante sus ojos un mundo de posibilidades que ella ha ido experimentando, puliendo y mejorando hasta ser capaz de transformar sencillos folios en sorprendentes y evocadoras figuras.

Todo comenzó, como buena parte de las mejores cosas de la vida, por casualidad. Ana había aprendido a dar forma a unas originales flores de papel y preparó con ellas un ramo para regalar a su suegra en su cumpleaños un objeto único, personal y hecho con cariño. Aquella fue la mecha que prendió todo: tras compartir esa creación en sus redes sociales, a Ana comenzaron a lloverle los encargos. La creatividad, como el humo, no se puede esconder. Y así nació Con Papel, su alter ego artístico.

Una oda a la paciencia y a los sentidos

La papiroflexia es una disciplina milenaria —nuestras mentes asocian inmediatamente la palabra origami a la tradición japonesa— que, en las hábiles manos de Ana, se torna en un arte actual y atento al mundo que le rodea. Un arte que dibuja en tres dimensiones las pulsiones, iconos y tendencias de su tiempo.

con papel origami creativo

¿O acaso no son muestras de contemporaneidad las composiciones de Con Papel que tienen al siempre sabio El Principito como protagonista o a la pizpireta Campanilla como elemento central?

Ana, además, no se deja encorsetar por los dogmas clásicos del origami y se rinde a la innovación y a la mezcla: combina figuras de papel con palabras escritas con una deliciosa caligrafía y con marcos y cristales que transforman sus diseños en pequeñas obras que contemplar desde esas sutiles vitrinas.

Pero, ante todo, el trabajo de Ana Fernández es una oda a la paciencia. A la constancia de repetir las directrices hasta dar con la pajarita perfecta y, una vez se ha conseguido, seguir haciendo dobleces para consolidar e interiorizar cada diseño. Igual que los maestros de Cervezas Alhambra repiten la receta hasta encontrar la Alhambra Reserva 1925 más pura y exquisita, esta artista del papel pliega sin cesar para crear la flor perfecta, la grulla más bonita, el dragón más fiero.

Con Papel es también un canto de amor a la precisión y la concentración. Porque aquí no caben los apremios, solo la máxima de crear/sin/prisa —filosofía por la que apuesta Cervezas Alhambra desde su plataforma de creación contemporánea— y de rendir pleitesía a los sentidos.

con papel origami creativo

A la vista, con las miradas detenidas en cada milímetro del papel para no errar en los movimientos con los que una hoja se convertirá en una estrella que deslumbrará con el brillo de la creación manual. Al tacto, con el roce de la piel y las esquinas del papel, que se doblan y redoblan en un ejercicio de contorsionismo artístico. E incluso al olfato, pues el reconocible olor del papel perfuma cada pequeño ser creado por esta maga de los pliegues.

Con Papel y la pasión de Ana por el trabajo minucioso, hecho con calma y mucho mimo son una muestra más de que la sencillez y la belleza caminan juntas cuando las unen las manos adecuadas.

Imágenes | Facebook de Con Papel

En Momentos Alhambra | El arte en miniatura de Mar Cerdà: la perfecta unión de ilustración y pasión por el detalle

En Momentos Alhambra | La precisión hiperrealista del arte de Juan Martín Villate

Comparte con nosotros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados
Los libros del Mercado de San Fernando o cuando la cultura se camufla entre frutas y verduras

Los libros del Mercado de San Fernando o cuando la cultura se camufla entre frutas y verduras

24 agosto, 2018
Unas escaleras que llevan al aroma más penetrante. Qué es sino el fulgor de unos tomates recogidos recientemente de alguna huerta madrileña que han sido plantados y transportados con mucho mimo. Naranjas del día; redondas, con relieve y olor a un verano que se respira en el campo. Suaves y seductoras cerezas que comulgan entre sí las unas con las otras, mezclándose con la madera de una caja que las sostiene.