Cinco librerías de Madrid para escapar del calor del verano

Por Nerea Campos Godoy

Si algo gusta a los bibliófilos es poder recorrer un edificio que se sabe lleno de libros: esa sacudida incomparable de tocar las palabras en uno de los lugares que mejor las cobija. Hay un imán que se vuelve irresistible cuando se intuye —se huele, porque la presencia de los libros llega en primer lugar por el sentido del olfato— que un edificio alberga estos pequeños tesoros.

Una ciudad dice mucho de sí misma por las librerías que la integran. La sensación de pasar las manos por los libros en un día caluroso del verano de Madrid, refugiarse de la muchedumbre entre gente inmersa en las páginas y disfrutar de las portadas más novedosas del verano parece un plan solo equiparable a llevarse uno de esos volúmenes y disfrutarlo junto a una Alhambra Reserva 1925 que nos refresca las ideas a su paso por nuestra garganta.

Lejos de los espacios comerciales en los que el ruido impide disfrutar del placer de rodearse de miles de libros, estas librerías proponen entre sus estanterías un recorrido tranquilo, preparado para el goce de cada obra: un entorno ideal para esos días que el calor atiza y la mente pide algo más.

Quizá haya pocas cosas más terapéuticas que un buen paseo por las librerías de Madrid más auténticas, lugares en los que los libreros y las libreras se preocupan por sus lectores y les ofrecen las palabras que necesitan en un determinado momento.

Bucear entre páginas se convierte en uno de los mejores planes del verano, uno de esos para parar más y sentir más, como reza la filosofía de Cervezas Alhambra, y disfrutar del estío con los cinco sentidos y la vista puesta en las letras que nos hacen viajar sin movernos de Madrid.

librerias de madrid

Traficantes de Sueños

Una librería con más de veinte años de historia podría haber diluido su actividad con el paso del tiempo, pero no es el caso de Traficantes de Sueños. En el año 1995 nació en la calle Duque de Alba un espacio esencial entre el barrio de la Latina y el de Lavapiés que llegó a ser la bandera de la acción colectiva de la zona entre presentaciones, talleres y muchas más actividades.

Sus libros son toda una propuesta de resistencia desde la política, la filosofía o el feminismo, pero también tienen un lugar para los mejores volúmenes de la literatura española e internacional. Además, han creado una editorial propia basada en la licencia Creative Commons —contenidos libres de derechos—, mediante la que sus libros pueden llegar a mucha más gente.

Cervantes y Compañía

Lo que se puede esperar de una librería con tal nombre es mucha literatura española de calidad. Y, efectivamente, eso es lo que encontrarán los amantes de los libros que paseen por la calle Pez, en pleno centro de Malasaña. Desde el año 2012 es característico su ladrillo abovedado en el interior y los balcones llaman a los lectores más románticos a entrar y encontrarse en una librería tan acogedora como esta.

Además de un buen fondo de literatura, están atentos para traer las mejores novedades editoriales a sus lectores, entre las que figuran cómic, poesía, ensayo y mucha literatura independiente.  Los melómanos también tienen un rincón dedicado a ellos con una pequeña pero coqueta colección de vinilos ideal para detenerse, sin prisa, y escuchar los sonidos que emanan de la aguja puesta sobre el tocadiscos.

La Fugitiva

La calle Santa Isabel tiene sus propios escritores adeptos: los poemas de Luis García Montero sacan a relucir sus noches y sus farolas de tarde en tarde. Pero también cuenta con su particular librería: La Fugitiva, ese lugar perfecto de amplios ventanales en el que se pueden saborear los libros al mismo tiempo que se observa la cara más calmada de Madrid.

Porque aquí se puede leer en silencio, con la tranquilidad de una calle por la que apenas pasan coches y que dedica sus días a la cultura. Y, también, se pueden probar las berenjenas que preparan para acompañar las tertulias y las presentaciones o, simplemente, echar un ojo a su fondo dedicado a los clásicos.

Tipos Infames

De vuelta en Malasaña, en la calle San Joaquín, se muestra entre dos amplios ventanales un refugio de los lectores más apasionados por la narrativa y el consejo de unos libreros experimentados.

Es la combinación perfecta para perderse entre las estanterías, hablar con otros amantes de las letras y con los propios libreros, quienes se prestan encantados a compartir, en un ambiente agradable, sus mejores sugerencias. Esas recomendaciones que han sido elaboradas con tiempo, el compañero esencial para que podamos disfrutar plenamente de todos los matices que las palabras guardan para nosotros.

Mujeres & Compañía

En el corazón de la capital late una librería muy especial. Al lado de Ópera, en la calle de la Unión, unas libreras comprometidas llevan años recuperando la voz de las mujeres y todos los libros escritos por ellas.

Su fondo clásico es fundamental entre aquellos lectores que desean ahondar en el feminismo y en su historia, pero no se quedan atrás en temas de novedades editoriales y títulos que sorprenden y zarandean al lector. El cuidado de sus libros y de sus lectoras es indispensable.

Imágenes | Pixabay, Unsplash – Jessica Ruscello, Glen Noble, Facebook de Mujeres & Compañía

En Momentos Alhambra | Cinco libros para perder el sentido del tiempo a la orilla del mar

En Momentos Alhambra | El arte del lettering, la caligrafía contemporánea

Comparte con nosotros

Artículos Relacionados
Krasznai Ceramics, la abstracción del arte contemporáneo hecha cerámica

Krasznai Ceramics, la abstracción del arte contemporáneo hecha cerámica

2 enero, 2018
Rígida y frágil. Áspera y delicada. Dura y moldeable. Rústica y moderna. Así es la cerámica, el material por el que Roger Coll, el hombre detrás de Krasznai Cosmetics, dejó su trabajo en un estudio de arquitectura y decidió —con una beca de formación en Finlandia de por medio— volcarse en sus verdaderas vocaciones: la artesanía y la escultura.
Los artistas de ARCOmadrid 2018: quién es quién

Los artistas de ARCOmadrid 2018: quién es quién

23 enero, 2018
“El futuro no es lo que va a pasar, sino lo que vamos a hacer” es el lema que encabeza la 37ª edición de ARCOmadrid 2018, en la que el arte más innovador se pensará a sí mismo y se expondrá en IFEMA durante los días 21 y 25 de febrero. Con el emblema del futuro bajo el brazo se presenta la premisa de que el futuro del arte ya llega y se construye entre todos.