Cerámica contemporánea o cuando la tradición da forma al diseño

Por Eva Gracia

La cerámica es un arte tan antiguo como la propia civilización humana. Su propio nombre hace referencia al barrio de los alfareros de la Atenas de la Antigua Grecia y no nos resulta extraño cuando una investigación arqueológica saca a la luz vasijas milenarias. La cerámica contemporánea es la traslación al presente de ese arte con siglos de vida; ese arte tan práctico y útil como bello y atemporal.

Una disciplina que se adapta a las tendencias de cada época y a los usos cotidianos que marcan cada década. Hace unos lustros, habría sido complejo dar con ceramistas contemporáneos que elaborasen cuencos muy profundos, perfectos para servir recetas asiáticas como el ramen. Hoy, esos recipientes son comunes, útiles y ansiados por los amantes de la cocina asiática y la experimentación en los fogones.

cerámica contemporánea

La cerámica contemporánea no solo se adapta a los tiempos que vive e incorpora nuevas técnicas y tecnologías, como la impresión en tres dimensiones, sino que mantiene siempre consigo viva la llama de la tradición. Por muchos años que pasan, las técnicas básicas de fabricación de sus piezas siguen vigentes. Los acabados permanecen. Y su fragilidad perdura.

Porque esa es otra característica inseparable de la palabra cerámica: la fragilidad. Cuencos que podrían quebrarse con una caída inesperada. Jarrones que se resquebrajan al roce potente de una flor indomable. Tazas que, tras un millar de desayunos, se dividen en mil pedazos como un corazón que se rompe tras un desamor. Eso es la cerámica. Quien la probó lo sabe.

Proceso de elaboración de la cerámica contemporánea

Lo sencillo no cambia, lo sencillo permanece y cruza las fronteras de los siglos y los milenios. Eso es lo que le ha sucedido al bello oficio de la cerámica: ha mantenido sus bases, sus pilares de fabricación, hasta en el siglo XXI, la época sumida en la novedad tecnológica y la pantalla omnipresente.

cerámica contemporánea

Y, en medio de ese clima, emerge la cerámica contemporánea como una vía de desconexión y reconexión. Un modo de tornar al origen, de dedicar tiempo a lo manual, a la belleza de crear con los dedos, a Parar más, Sentir más, como nos invita a hacer Cervezas Alhambra.

Los ceramistas actuales continúan siguiendo el mismo proceso que se seguía en los albores de la civilización. La arcilla, blanda, casi líquida, se modela, se trabaja y se le da forma; se coloca en un molde —cuando el alfarero que la trabaja quiere lograr un trabajo uniforme, seriado—, se deja secar y se introduce en el horno.

El calor hace su trabajo y los 2000 grados centígrados cuecen y transforman la blanda y débil arcilla en un recipiente duro, resistente, preparado para mil batallas. La magia está hecha. Y deja espacio a la creatividad.

Tipos de modelado y utensilios de cerámica

cerámica contemporánea

La palabra cerámica es un amplio paraguas que cobija un buen puñado de técnicas, tipologías y modos de trabajo. Entre ellos destacan, especialmente, los tipos de modelado que los artistas de la cerámica actuales siguen empleando para dar forma a sus ideas y su saber hacer.

Modelado simple, con el solo trabajo de las manos; modelado compuesto, con la unión de dos piezas en un matrimonio eterno con la bendición del alfarero; modelado por bandas, con una serie de piezas componiendo el conjunto, que se baña con una última capa de arcilla. La tríada fundamental de técnicas cerámicas, esas que pasan de artesano en artesano de una manera intuitiva, familiar, que se narran, como las mejores cosas, casi únicamente con la mirada de cuatro ojos cómplices.

Buriles, cortadores, tornos y hornos son los elementos indispensables en el taller de un ceramista actual. Utensilios que sirven para dar forma a unos sueños de barro que se visten con técnicas del presente. Porque muchos de los artistas contemporáneos que trabajan con la cerámica como soporte incluyen el diseño digital y los simuladores en tres dimensiones en su día a día. Cuando la tradición da forma al diseño: en la cerámica contemporánea abundan los ejemplos.

Ceramistas contemporáneos: modelando el futuro de este arte

Si bien la cerámica nunca ha desaparecido de nuestras vidas y sociedades, lo cierto es que en los últimos años ha experimentado un retorno a la superficie del océano artístico. Al calor de la era de internet y de las redes sociales, nombres de artistas y marcas emergentes que apuestan por dar un aire nuevo a la cerámica contemporánea han comenzado a rondar por el panorama creativo.

Pasear por redes como Instagram en busca de nuevos ceramistas que llenen de color la clásica porcelana blanca y den una forma nueva a los moldes de siempre es todo un pasatiempo. Así, indagando, buceando en el mar de usuarios y perfiles, se llega a dar con el arte de Tánata y sus bellas creaciones para la cotidianidad. Con las imperfectas y por eso perfectas piezas de Somos Bonjour. O con las surrealistas propuestas de La Cueva Studio.

Y no son los únicos talleres de cerámica que trabajan este material con el toque vanguardista del siglo XXI. La lista sigue. Con sugerentes ejemplos como estos.

Romina Gris

cerámica contemporánea

Gris es el apellido de esta ceramista contemporánea, pero sus piezas son una apuesta por todo lo contrario: puro color, pura energía, pura vitalidad. Todo su catálogo está revestido de un aire art-decó, ese movimiento que tanta fuerza ganó en la arquitectura de los años 50 y que tiene a las tonalidades pastel como tonos protagonistas.

Y todas sus piezas, también, son un ejemplo de cómo la cerámica actual tiende a las formas geométricas y a las líneas rectas combinadas con las curvas.

Una buena muestra de ello es la serie Cad de Romina Gris, con guiños al Autocad, el programa de diseño tan empleado por arquitectos e ingenieros. Vanguardia y tecnología conceptualizadas en piezas de cerámica.

Aitor Saraiba

Aitor Saraiba es un artista multidisciplinar. Un alma creativa que dibuja bellos personajes y que les da vida en tres dimensiones transformándolos en poéticas piezas de cerámica. Aitor nació en Talavera de la Reina, donde se encuentra uno de los centros de elaboración de cerámica más conocidos y prestigiosos del país. Aitor, por tanto, lleva esta disciplina prácticamente en el ADN.

cerámica contemporánea

En colaboración con el Centro Cerámico de Talavera crea sus piezas, objetos de edición limitada pintados a mano que, en su suave y delicada piel, cuentan hermosas historias en forma de poemas. Un corazón, un cráneo y un unicornio son sus propuestas más originales, que conviven con otras más funcionales, como jarrones y tarros decorados con sus oníricas ilustraciones.

Dora Good

cerámica contemporánea

Dora reside en el bello pueblo de Deia, en Mallorca, y la suya es una historia de esas que resultan tan inspiradores, de esas que nos hacen soñar con dejarlo todo para dedicarnos a nuestra pasión. Ella creció rodeada de arcilla y de cerámica, pues a este arte se dedicaba su familia. Pero no fue hasta hace unos cuatro años cuando se decidió a aparcarlo todo para entregarse a la cerámica contemporánea.

Desde entonces, esta artesana se ha dedicado a dar forman, con sus manos y su torno, a hermosas vasijas inspiradas por la naturaleza y el entorno mallorquín.

Dora trabaja en todo el proceso con sus manos, de principio a fin. Con calma, apostando por esa filosofía de crear/sin/prisa que tan suya ha hecho Cervezas Alhambra con su plataforma de creación contemporánea, Dora transforma la tierra en objetos funcionales, decorativos y plagados de belleza.

Maria de Haan

cerámica contemporánea

Mitad española y mitad inglesa, Maria de Haan reside desde 2015, igual que Dora Good, en Deia, Mallorca. Ella descubrió su pasión por la cerámica en 2005 y desde entonces ha ido elaborando sus colecciones y perfilando su estilo propio a la hora de adentrarse en la cerámica actual.

Influenciada por la estética japonesa y su filosofía wabi sabi, esa que apuesta por hacer que los objetos perduren y arreglar aquello que se ha roto para darle una segunda oportunidad en el mundo, Maria crea vasijas, pero también útiles para una mesa tan única como cuidada. Cuencos, tazas y ensaladeras conviven en su portfolio con jarrones marcados por su sello de identidad: un aire ahumado, con tonos grisáceos y terrosos que se intercalan de forma orgánica y natural. Nebulosas de creatividad impregnando la cerámica contemporánea.

Gloria García-Lorca

Gloria nació en Nueva York, cuando su familia estaba exiliada. Ya adulta, y con formación artística en su currículum, regresó a España, el país donde anidaban sus raíces. Ella es artista, centrada especialmente en la escultura y la pintura, pero en los últimos años ha decidido caminar, paralelamente, por otra senda: la de la cerámica contemporánea.

Sus piezas, repletas de rugosidades y de perfectas imperfecciones, beben de su formación y trabajo artístico, y dan de comer a la más hermosa de las despensas: platos, boles y recipientes de todo tipo llevan el sello de Gloria García-Lorca a las mesas más distinguidas.

cerámica contemporánea

Antonio Portela

Un clásico moderno. Un imprescindible en la lista de nombres de la cerámica contemporánea. Antonio Portela, oriundo de Talavera de la Reina, lleva más de treinta años enfrascado en el mundo de la cerámica. Dominando la técnica tradicional a la perfección. Dotando a la cerámica más clásica de un aire nuevo, con propuestas como la transferencia fotográfica, con la que impregna de imágenes sugerentes sus ya por sí interesantes piezas de barro.

Portela, cuyo primer trabajo fue el de pastelero, amasa con cariño y el saber hacer de un maestro la arcilla. Y dota a cada una de sus piezas de un aire personal, único y especial.

cerámica contemporánea

Como los otros artistas actuales de la cerámica, ha sabido encontrar su sello y hacerse un hueco en el panorama moderno de esta disciplina. Un arte que, pese a las modas y con ellas, sobrevive en nuestras despensas y se reinventa en nuestras estanterías.

Porque la cerámica contemporánea, además de mantener su cariz artesanal, se adapta a las tendencias. Se llena de toques iridiscentes, para hacer brillar a las almas que buscan destellos de innovación; adopta nuevos volúmenes, para enamorar a los que persiguen la originalidad; cambia su brillo característico por un acabado mate, para enganchar a aquellos amantes de la discreción; se viste de flores o de aires nórdicos, para adentrarse en todos los hogares.

Y se convierte en la protagonista de cualquier espacio. Ella, que lleva consigo su esencia sin importar los años que transcurran, siempre nos será contemporánea.

Imágenes | Facebook de Maria de Haan, Romina Gris, Aitor Saraiba | Dora Ceramics, Gloria García-Lorca | Unsplash – Tom Crew, Alex Jones, Tom Crew II

En Momentos Alhambra | Eugenia Boscá o las otras vidas de la cerámica

En Momentos Alhambra | Pedrusco o las joyas con las que lucir el encanto de la cerámica artesana

Comparte con nosotros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados
La Térmica

La Térmica

18 mayo, 2018
Cervezas Alhambra y La Térmica de Málaga se unen para la promoción de la cultura. En sus cinco años de existencia, La Térmica, se ha convertido en el espacio de referencia cultural de Málaga; un centro de creación, producción y formación cultural contemporánea basado en un planteamiento moderno, abierto y plural que busca, a través de la cultura y la iniciativa personal ciudadana, desarrollar una nueva mirada sobre la realidad.