Amanda Moreno, el salto de la literatura convertida en arte plástico

Por Marieta Zubeldia

El discurso que recorre la obra de Amanda Moreno es una senda absolutamente transversal y transfiguradora. Su trabajo es la representación de que el entorno que se nos muestra puede dar mucho más de sí:  es una invitación constante al cuestionamiento, una puerta abierta a replantearnos la realidad que nos alcanza.

Esto significa que, para acceder a los resortes de su pensamiento y sus representaciones, la única actitud posible que cabe tener es la de estar dispuesto a descubrir planteamientos que nunca hubiéramos imaginado de la ciencia, la tecnología y el arte en sí mismo.

Amanda Moreno artista instalación

La inspiración de esta artista valenciana, nacida en 1982, bebe de grandes nombres de la literatura y el pensamiento filosófico del siglo XX: Marguerite Duras, James Joyce, Michel Foucault, Gilles Deleuze y Félix Guattari son solo algunas de las prominentes figuras que orbitan en torno a las representaciones plásticas de Moreno. Y es que, mediante su trabajo y sus materiales visuales, esta creadora genera un acceso alternativo a una selección de piezas y textos relevantes para el paisaje social.

Moreno es, además, una artista con conciencia, del tipo de otros nombres como Esther Ferrer, de quien hemos hablado también en Momentos Alhambra. En una de sus últimas obras, My body thinks wrong, my body thinks right, que pudimos ver en la exposición colectiva «Distopía General», la artista alude directamente al cuerpo y expone de manera poética su existencia como elemento receptor de todas influencias exteriores. En la pieza la artista emplea conjuntos lingüísticos directos como un gancho de izquierda como «Dissapearence, organic putrefaction» o «Utopia. No! Copia is a dystopia».

Amanda Moreno artista escultura

La obra de Moreno, que recientemente se ha incorporado al catálogo de los galeristas valencianos de Espai Tactel —cuyos residentes, Tactelgraphics, han sido esencia y fundamento de la vertiente más artística de los Talleres de Degustación en Espacios Singulares de Cervezas Alhambra— podría resultar difícil de catalogar para un amateur del mundo del arte, especialmente del arte conceptual. Sin embargo, sí es perfectamente distinguible y fácil de apreciar y valorar el lirismo con que la artista trata conceptos imbricados del lenguaje científico-técnico; un tratamiento igual de bello que el que ha aplicado a filosofías y literaturas que han calado para siempre en los diferentes paisajes sociales que el tiempo ha visto pasar.

La artista y el lenguaje

Así, tras los trabajos de la valenciana nimban palabras y conceptos como «conflicto», «voluntad del intelecto», «digresiones emocionales» o «conocimiento emancipado». En su combinación se adivinan una puesta en valor de los lenguajes abstractos. Estos códigos, tal y como resumen en el espacio que recoge sus últimas obras «estos subrayan la relación dual de accesibilidad/inaccesibilidad del sujeto con el saber y su empoderamiento como agente creativo».

Amanda Moreno artista collage

Los trabajos plásticos en que refleja estos análisis son variados y conforman una muestra sensible del desarrollo al que la artista somete toda cuestión que le mueve. Una fotografía intervenida con un chicle masticado sobre la imagen de una rugosidad nanométrica en la superficie del silicio sirva como ejemplo.

Como lo hace también una instalación metálica como Sleepwalker Chronobiology, «inspirada en una representación virtual y tridimensional que traduce el registro cromático de los ritmos biológicos de un ciclo».

Quienes puedan sentirse atraídos por este modesto prólogo del trabajo de Moreno y deseen continuar la expedición con la atención que solo la pausa permite, harán bien en adentrarse en el Tumblr de la artista.

En él podrán encontrar todo el conjunto de la poética visual y textual (Moreno también escribe) ordenado cronológicamente, de modo que se comprende mucho mejor la evolución que han experimentado, no solo los temas que trata la artista, sino la manera en que ha elegido representarlos. Pasen, vean, descubran y disfruten.

Imágenes | Amanda Moreno (1), (2), (3), (4)

En Momentos Alhambra | Desi Civera, un mundo más allá del retrato
En Momentos Alhambra | Los espacios del arte que impulsan a los nuevos artistas contemporáneos

Comparte con nosotros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados
Alpargatas de hace 700 años para pies actuales

Alpargatas de hace 700 años para pies actuales

31 agosto, 2017
Si miramos un cuadro de Mondrian sin conocer al autor ni la intención que tenía cuando lo pintó, observaremos unos cuantos cuadrados y rectángulos de colores primarios separados por algunos espacios en blanco y unas líneas negras de mayor o menor grosor.
Micomoler, diseño contemporáneo a base de saber hacer tradicional

Micomoler, diseño contemporáneo a base de saber hacer tradicional

29 noviembre, 2017
Los días tranquilos y la sensación de bienestar que conllevan plantan una semilla de comodidad muy necesaria en las atmósferas de intimidad. El hogar perfecto, ese en el que reposar con calma después de la jornada laboral o en el que remolonear durante los fines de semana, embriaga de dicha si lo atendemos con afecto.