Alblanc, el atelier donde las flores cobran vida

Por Eva Gracia

Observar las flores es observar la vida; entenderlas, comprender el ciclo de la naturaleza. Y rodearse de ellas, un cable a tierra para hacer el día a día más sencillo. Porque estar entre flores es sinónimo de color, buen aroma, suavidad y delicadeza. Y eso bien lo saben el Alblanc, un taller de Barcelona donde las flores son las protagonistas absolutas.

Y lo son de un modo discreto, tranquilo, pausado y sencillo, pues la filosofía de Alblanc es un tren que no transita por la vía del ruido y la estridencia, sino por la de la belleza más pura y simple, la más blanca y natural.

Alblanc, taller de flores en Barcelona

Las flores son el elemento indispensable de este taller, el eje sobre el que todo gira. Pero Alblanc es mucho más que un taller floral: es un lugar con personalidad, de creatividad; una ventana a la naturaleza más selecta, aquella que se materializa a través de exquisitas flores, como también nos mostró el Festival Flora, esa cita con el arte floral celebrada en Córdoba y que cuenta con el apoyo de Cervezas Alhambra, fiel respaldo de la creatividad contemporánea.

Alblanc, un espacio para la creatividad

Alblanc, taller de flores en Barcelona

Alblanc tiene muchas facetas, pero empecemos por la más visible: la física. Ubicado en la capital catalana, es un espacio de 130 metros cuadrados tan versátil como sorprendente. Sus salas pueden convertirse en estudios de fotografía o de presentaciones culturales, pero también en una cocina llena de vida en la que celebrar como mejor sabemos: en torno a un plato, rodeados de nuestra gente, y brindando con una Alhambra Reserva Roja.

Y en este diáfano espacio, que tantas posibilidades ofrece a quienes lo alquilan, hay un rincón que destaca sobre los demás: un patio en el que siempre se cuela la luz natural, y que hace las veces de invernadero.

El atelier de Alblanc es, en sí mismo, un homenaje. Un homenaje no solo a la sencillez, sino también a las masías catalanas, con sus techos altos, sus ventanales, sus paredes imperfectas y sus plantas llenándolo todo de vida.

Alblanc, más allá de lo físico, es “un proyecto de sensibilidad floral”, como reza su página web. Un lugar donde los sentidos —tan importantes para Cervezas Alhambra, que nos invita a despertarlos, a que sean nuestra guía para descubrir lo que aún no conocemos y redescubrir lo especial que tiene nuestra cotidianidad— se desperezan y agudizan. Un enclave en el que tratar de “evocar lo esencial” a través de las flores, sus ritmos, sus matices y sus sutiles movimientos; un espacio en el que aprender a mirar más para descubrir aquello que no se ve.

Las mil vidas de las flores

En este atelier, además, son especialistas en mostrar las mil vidas y caras que pueden tener las flores. Porque trabajar con ellas es su especialidad: las mentes creativas que trabajan para Alblanc idean preciosistas decoraciones para bodas y celebraciones, dotando a cualquier encuentro de un halo de naturaleza y magia a través de las plantas. Momentos especiales en los que una Alhambra Reserva Roja acompaña como banda sonora gustativa, uno de esos matices que contribuyen a crear el recuerdo y que nos evocan todo lo que hemos vivido cada vez que nos hemos llevado a los labios su cristal rojizo.

Alblanc, taller de flores en Barcelona

Las flores, también, son un vehículo para aprender. Ellas pueden enseñarnos a ser pacientes; a apreciar los detalles más pequeños, aquellos que solo se conocen cuando se degusta la vida desde el prisma de la atención; a trabajar con mimo; a descubrir nuevos colores y a un amplísimo etcétera.

Todo esto también lo ponen en práctica en Alblanc, con sus talleres dedicados a las más diversas disciplinas florales: desde crear ramos con proteas hasta crear coronas que sirvan para adornas los cabellos en la primavera que pronto asomará por el horizonte.

Pero este taller es, por encima de todo, un proyecto que respeta la naturaleza porque la ama. En él se trabaja con productores locales y con flores de temporada, las que dictan el ritmo de las estaciones y nos señalan el paso del tiempo. Alblanc es un rincón dedicado a la artesanía que trabaja con las flores como materia prima y una apuesta por mantener vivo un oficio, el de florista, que continúa perenne como las hojas de las plantas de este atelier.

Imágenes | Facebook de Alblanc

En Momentos Alhambra | La dedicación y creatividad tras los talleres florales artesanales

En Momentos Alhambra | Córdoba en Azahar, un universo de sensaciones en torno a la flor

Comparte con nosotros

1 comentario

  • Undefined offset: 180