Origen

Origen

En 1925 dos experimentados empresarios del mundo cervecero, llegan a Granada con la ilusión de abrir allí una fábrica de cervezas, los granadinos acogen la idea con entusiasmo y un año más tarde se inaugura la fábrica Cervezas Alhambra S.A.

La vinculación a la ciudad de Granada es profunda desde el principio y por eso toma el nombre del monumento más representativo de la ciudad, La Alhambra, con sus jardines, celosías, olores, colores, luces, sombras, historias y secretos.

Pero la vinculación va más allá del nombre, y también se comparten con ella valores como la destreza adquirida por la experiencia, el poder de seducción, la esencia, el misterio, la tradición, la creatividad o el arte.

Estos valores se mantienen hasta nuestros días y se materializan en nuestras cervezas, elaboradas con la misma maestría, esmero y dedicación que en 1925. De esta forma de hacer resulta una marca que crea experiencias que van más allá del sabor. Experiencias que embarcan a los cinco sentidos en un mismo viaje, al que hay que ir con tiempo.

Tiempo para pararse a saborear. Tiempo para pararse a mirar. Tiempo para pararse a tocar. Tiempo para pararse a oler. En definitiva tiempo para pararse a disfrutar más. A sentir más.